Astrónomos de la Universidad de Hawai fotografían Apofis, el asteroide del falso fin del mundo de 2029

Apofis, marcado con un círculo verde, fotografiado por el otelescopio de Mauna Kea. Foto: D. Tholen, M. Micheli, G. Elliott.

Astrónomos de la Universidad de Hawai tomaron el 31 de enero, con el telescopio de 2,2 metros de Mauna Kea, las primeras fotos en tres años del asteroide Apofis, descubierto en 2004 y famoso porque entonces se dijo que había 1 probabilidad entre 37 de que chocara contra nuestro planeta en 2029. Dados sus cerca de 270 metros de diámetro, el impacto provocaría una catástrofe. Al final, ese riesgo se vio considerablemente rebajado. Ahora, la posibilidad de que Apofis choque con la Tierra el 13 de abril de 2029 es nula, aunque pasará a menos de 36.000 kilómetros, lo que permitirá observarlo a simple vista cruzando el cielo.

Los astrónomos hawaianos apuntan a la posibilidad de que ese paso haga que varíe su órbita hasta el punto de que pueda chocar con la Tierra a finales de siglo. Por el momento, no obstante, no hay por qué preocuparse. Según el Programa de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, si su trayectoria no varía, las probabilidades de que Apofis impacte contra nuestro planeta a cien años vista son prácticamente nulas: 1 entre 233.000 (0,00043%) en abril de 2036; 1 entre 10.000.000 (0,00001%) en abril de 2056; 1 entre 400.000 (0,00025%) en abril de 2068; 1 entre 4.545.000 (0,000022%) en abril de 2076; y 1 entre 7.692.000 (0,000013%) en abril de 2103.

En contra de lo que algunos autores sensacionalistas han dicho en ocasiones, Apofis no representa, de momento, ningún riesgo para la Humanidad, si bien los astrónomos siguen vigilándolo por si alguna vez llega a serlo. ¿Se les ocurre una excusa mejor para invertir en investigación astronómica y en la industria espacial que garantizar la superviviencia de nuestra especie mediante un programa de seguimiento y defensa de objetos cercanos a la Tierra como Apofis?

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.