‘The Lancet’ se retracta del estudio de 1998 que vinculaba la triple vírica con el autismo

Aquí tienen, en español y con enlaces a los textos originales, la nota con la que la revista The Lancet ha anunciado hoy la retirada de su archivo del artículo de Andrew Wakefield de 1998 que vinculaba la triple vírica -vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola- con el autismo, estudio que está en el origen del movimiento antivacunas.

Retractación: «Hiperplasia ileolinfoide, colitis no especificada y trastornos generalizados del desarrollo en niños»

Tras la sentencia del Consejo General Médico (GMC) de Reino Unido del 28 de enero de 2010, ha quedado claro que varios elementos del artículo de 1998 de Wakefield y otros (1) son incorrectos, en contra de los resultados de una investigación anterior.

(2) En particular, las afirmaciones del documento original de que los niños fueron «enviados a consulta repetidamente» y de que las investigaciones habían sido «aprobadas» por el comité local de ética han demostrado ser falsas. Por lo tanto, retiramos ese artículo del archivo.

Los editores de la revista The Lancet.

The Lancet, London NW1 7BY, UK.

(1) Wakefield A.J., Murch S.H., Anthony A., et al: «Ileal-lymphoid-nodular hyperplasia, non-specific colitis, and pervasive developmental disorder in children». The Lancet 1998; 351: 637-641.

(2) Hodgson H.: «A statement by The Royal Free and University College Medical School and The Royal Free Hampstead NHS Trust». The Lancet 2004; 363: 824.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

Una respuesta a «‘The Lancet’ se retracta del estudio de 1998 que vinculaba la triple vírica con el autismo»

  1. Yo creo que ésto es lo más importante. Lo demás es aire. Los fraudes científicos se destapan con más Ciencia y no con especulaciones: «Estudios posteriores han descartado cualquier conexión entre la triple vírica y el autismo, y, el año pasado, una investigación del periodista Brian Deer reveló que Wakefield había falsificado los datos del trabajo original para que apuntaran en esa dirección.»

Los comentarios están cerrados.