Martin Rees y el hallazgo o no de vida extraterrestre en diez años: la evolución periodística de un titular

Martin Rees.«El hombre podrá saber si está solo en el Universo en diez años». Cuando he leído ese titular en El País a primera hora de la tarde, me ha parecido increíble. ¿Quién era el osado que se atrevía a hacer semejante afirmación? En realidad, nadie. El despacho -procedente de Europa Press y titulado originalmente «El hombre podrá saber si está solo o no en el Universo en diez años, según la Real Sociedad de Astronomía británica»– citaba como fuente al cosmólogo Martin Rees, quien habría declarado eso a la BBC. Sin embargo, si uno leía la noticia, Rees, astrónomo y presidente de la Sociedad Real -a secas, sin de Astronomía-, no había dicho eso.

En el original en inglés -titulado «Astronomers hopeful of detecting extraterrestrial life» (Astrónomos, esperanzados en detectar vida extraterrestre)- no he conseguido encontrar ninguna referencia al plazo de diez años. Sí aparece en la versión española de la BBC -titulada «Vida extraterrestre, «más cerca que nunca»»-, donde puede leerse: «En los próximos diez años, pronosticó [Rees], tendremos una idea más clara de si estamos solos o no en el Universo». Esa frase es la que coge Europa Press para el arranque del teletipo publicado por El País: «El presidente de la Real Sociedad de Astronomía de Reino Unido, Martin Rees, sostiene que la tecnología «ha avanzado tanto» que en los próximos diez años el hombre tendrá una idea más clara de si está solo o no en el Universo». Coincidirán conmigo en que eso no es lo mismo que decir que «el hombre podrá saber si está solo en el Universo en diez años».

La noticia tiene su origen en la conferencia sobre vida extraterrestre que se celebra hoy y mañana en Londres dentro de los actos del 350 aniversario de la Sociedad Real, en la que Rees ha dicho que, gracias a los próximos telescopios espaciales, «seremos capaces de descubrir si esos planetas [que giran alrededor de otras estrellas] tienen continentes y océanos, y conocer qué tipo de atmósfera tienen», y que, «si encontramos vida, incluso en su forma más sencilla, en otra parte [del Universo], sería claramente uno de los grandes descubrimientos del siglo XXI». El astrónomo real británico cree que «ahí fuera puede haber vida e inteligencia en formas que ni siquiera podemos concebir», pero no que vayamos a encontrarla o descartar su existencia en los próximos diez años, como ya ha quedado claro, sino que en el futuro próximo se va a avanzar en una busqueda que comenzó hace 50 años.

¿Por qué he dudado desde el principio de que Rees hubiera afirmado algo como lo que dice el titular de la agencia española? Es muy sencillo. Los astrónomos suelen decir que hay en nuestra galaxia un mínimo de unos 100.000 millones de estrellas y que hay unos 100.000 millones de galaxias. ¿Cómo iba a decir un astrónomo que en los próximos diez años vamos a saber si estamos o no solos en esa inmensidad? Es imposible. Así que sólo quedaba ver de dónde salía esa idea, cómo se ha pasado de «Astrónomos, esperanzados en detectar vida extraterrestre» a «El hombre podrá saber si está solo en el Universo en diez años». Parece claro que la mutación ha ocurrido en la agencia Europa Press y se ha consolidado en El País y en Diario Directo porque, indudablemente, el segundo titular es mucho más llamativo que el primero, aunque sea falso.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.