La máxima autoridad científica japonesa alerta de que urge frenar la expansión de la homeopatía en el país

El neurólogo japonés Ichiro Kanazawa.«La capacidad terapéutica de la homeopatía ha sido científica y concluyentemente refutada», dijo el martes el neurólogo Ichiro Kanazawa, presidente del Consejo Científico de Japón (SCJ), en una rueda de prensa, según informa The Mainichi Daily News y me ha contado el escéptico Toño del Barrio. Kanazawa hizo estas declaraciones en respuesta a la muerte, en octubre de 2009, de un recién nacido por una hemorragia causada por falta de vitamina K después de una partera le dio un remedio homeopático en vez de una inyección de vitamina K2. La madre del bebé ha demandado ahora al partera, y el máximo representante de la ciencia japonesa no ha dudado en pronunciarse sobre la inutilidad del tratamiento practicado al pequeño.

En un breve discurso, el presidente del SCJ ha explicado que la homeopatía fue inventada por Samuel Hahnemann a principios del siglo XIX y se basa en la dilución en agua de un principio activo hasta que no queda una sola molécula de él. «Sólo queda el agua», ha sentenciado Kanazawa, quien ha añadido que, por tanto, los remedios homeopáticos carecen de cualquier valor terapéutico más allá del efecto placebo. Ha recordado que los homeópatas sostienen que «el agua tiene memoria del material en ella disuelto», ha dicho que esa afirmación es absurda y carece de base científica, y ha hecho hincapié en la necesidad de frenar la propagación de la homeopatía en Japón para evitar que esta práctica anticientífica arraigue, como ha sucedido en Europa y Estados Unidos. El SCJ nació en 1949, representa a la comunidad científica japonesa, y tiene como objetivo asesorar al Gobierno nipón sobre asuntos científicos y promocionar de la ciencia.

El Gobierno británico decidió en julio dar la espalda a la ciencia, al hacer caso omiso del informe del Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes que urgió en febrero al Servicio Nacional de Salud (NHS) a que no financie la homeopatía por considerar que «no existe ninguna prueba de que funcione más allá del placebo». En España, los intereses corporativistas han llevado a la Organización Médica Colegial (OMC) a arropar esta práctica pseudocientífica, y las autoridades hacen la vista gorda a la venta de los inútiles productos homeopáticos en farmacias a pesar de que no hay ninguno que tenga la autorización correspondiente de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.