Una vidente le predice que irá a prisión y le condenan a 22 años por atacarla y matar a dos testigos

Creer en los brujos es perjudicial. El último en demostrarlo ha sido Gennady Osipovich, un vecino de la ciudad rusa de Kemerovo al que han condenado a 22 años de reclusión en un centro de máxima seguridad por atacar a una vidente que le vaticinó que iba a ir a prisión y matar a dos testigos del asalto, según informa The Moscow Times.Los hechos, de los que me he enterado gracias a Barcepundit, ocurrieron el 8 de octubre pasado cuando el hombre acudió a una gitana a que le predijera el porvenir. Cuando la pitonisa le anunció que iba a ir a prisión, el condenado intentó matarla para que ese futuro no se cumpliera, sacó un cuchillo y la apuñaló, pero la víctima consiguió escapar, según la nota de prensa de la Comisión de Investigación de la Fiscalía de Kemerovo. Peor suerte tuvieron, sin embargo, dos testigos del asalto a los que Osipovich apuñaló repetidamente hasta matarlos. Habrá quien diga que la bruja acertó y es verdad; pero ni conocemos las pintas y modales del sujeto ni si era ya un tipo conflictivo conocido de la adivina. Además, la bruja fue incapaz de prever que su crédulo cliente iba a atacarla.