No se han descubierto 140 planetas parecidos a la Tierra: fue un error de un científico en una conferencia

El observatorio Kepler de la NASA no ha descubierto ningún planeta «similar a la Tierra», en contra de lo que han publicado numerosos medios de comunicación españoles y extranjeros, y multitud de webs. La noticia se basaba en una conferencia TED dada por Dimitar Sasselov el 16 de julio en Oxford, en la que el investigador del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian dijo que la misión había descubierto 140 planetas como el nuestro en una pequeña región de la constelación del Cisne cuando estaba hablando, en realidad, de posibles mundos de tamaño terrestre.

Gráfico presentado por Dimitar Sasselov en su conferencia TED sobre el tipo de planetas extrasolares conocidos a partir de los primeros datos de Kepler.

«Más de 140 de los nuevos planetas son rocosos y similares a la Tierra, con tierras emergidas y agua, condiciones que permitirían el desarrollo de formas de vida simples», informaba The Times of India el 26 de julio. Numerosos medios contaron cosas parecidas basándose en lo revelado por el astrofísico y el gráfico de su exposición que incluyo aquí, según el cual se conocen ya 140 planetas extrasolares de tamaño terrestre. Cuenta Dennis Overbye, en The New York Times, que Sasselov estuvo la semana pasada intentando enmendar su error porque donde dijo «planetas similares a la Tierra» tenía que haber dicho «candidatos a planetas del tamaño de la Tierra». De hecho, colgó el 27 de julio una nota en la página de la misión, de la que, al parecer, no se han enterado quienes han dado la noticia después. La nota dice:

Del tamaño de la Tierra no es similar a la Tierra:
la conferencia TED de Dimitar Sasselov

Hace dos semanas, di una charla en el TED Global 2010, que fue muy bien recibida, pero causó confusión. Hablé acerca de planetas similares a la Tierra, lo que mucha gente interpretó como del tamaño de la Tierra y habitables.

Del tamaño de la Tierra y similar a la Tierra no es el mismo. Tomemos el ejemplo de Venus, un planeta de tamaño terrestre en cuya superficie se derrite el plomo. Entiendo que la expresión similares a la Tierra fue malinterpretada por la mayoría de los medios de comunicación. La misión Kepler está diseñada para descubrir planetas del tamaño de la Tierra, pero aún no ha descubierto ninguno; en este momento, sólo tenemos candidatos a planetas.

Los datos de Kepler publicados en junio con 306 candidatos [a planetas] son un primer paso alentador en el camino hacia los objetivos últimos de Kepler y, en concreto, hacia el de determinar la frecuencia de planetas del tamaño de la Tierra en y cerca de la zona habitable [de estrellas]. Sin embargo, son sólo candidatos; no se ha verificado que sean planetas reales. Necesitaremos más años de trabajo duro para llegar a nuestro objetivo, pero podemos hacerlo.

Al día siguiente, Sasselov escribía en un blog de la NASA que «la expresión parecido a la Tierra crea confusión», que él la usa como sinónimo de planeta rocoso, pero «la mayoría de la gente considera que parecido a la Tierra significa que el planeta tiene una atmósfera, agua líquida en la superficie y una temperatura favorable para la vida. En otras palabras, parecido a la Tierra se utiliza a menudo como sinónimo de habitable«. Los responsables científicos de la misión colgaron anteayer otra nota en la que confirman que todo ha sido una falsa alarma:

Estatus científico de la misión Kepler:
declaración enviada al director del Centro Ames

El Consejo Científico de la Misión Kepler ha enviado el 2 de agosto la siguiente declaración a S. Pete Worden, director del Centro de Investigación Ames de la NASA.

«Recientemente ha habido informaciones en el sentido de que Kepler ha descubierto muchos planetas similares a la Tierra. No es el caso. El análisis de los datos actuales de Kepler no es compatible con la afirmación de que ha encontrado planetas similares a la Tierra.

Kepler está produciendo excelentes resultados [científicos] y está en el buen camino para alcanzar todos los obsjetivos de su misión y determinar la la frecuencia de planetas del tamaño de la Tierra, especialmente en las zonas habitables [alrededor de estrellas]. Anunciaremos los resultados cuando estén disponibles y confirmados.»

Firmado,

Edward W. Dunham, director científico del proyecto Kepler.

Thomas N. Gautier, científico del proyecto Kepler.

William J. Borucki, investigador principal del proyecto Kepler.

Sasselov se refirió en su conferencia a los candidatos a planetas de tamaño terrestre -con menos de tres veces el diámetro de la Tierra- detectados por Kepler como «los marcados como la Tierra» en el gráfico. «El resultado estadístico es alto y claro. Y el resultado estadístico es que los planetas como nuestra propia Tierra están ahí fuera. Nuestra propia Vía Láctea es rica en este tipo de planetas», dijo antes de cuantificar su cantidad en la galaxia en unos 100 millones. Estaba hablando de tamaño -de «planetas pequeños», como apunta justo antes-; pero, al decir que todos esos mundos son como la Tierra, encendió la mecha para que algunos periodistas llenaran esos nuevos mundos de agua, árboles y todo tipo de bichos, cuando lo cierto es que Kepler, lanzado en marzo de 2009, no está equipado para detectar nada parecido, ya que su misión es buscar planetas extrasolares del tamaño del nuestro. Una vez encendida la mecha, «los rumores en astrofísica se difunden a la velocidad de la luz», como titula Overbye su reportaje. Y la falsa noticia eclipsó el indudable logro que supone que Kepler haya detactado ya más de un centenar de candidatos a ser planetas de tamaño terrestre, un paso clave para la búsqueda de vida extraterrestre.