Exclusiva de ‘El Mundo’: el color verde controla la tensión sanguínea y el violeta “purifica la sangre”

Catálogo de muebles cromoterapéuticos.El color verde sirve para “moderar la excitación sexual y la tensión sanguínea”, y el rojo “estimula la circulación y mejora la bronquitis, la impotencia y el reumatismo”, según explica Ángel Martín, director comercial de la firma soriana Almazán Mueble Artesano, hoy en El Mundo. Según este directivo del sector del mueble, “dependiendo de la longitud de onda del color el cuerpo reacciona de una u otra manera. Por sus propiedades algunos ayudan a que el cuerpo contrarreste mejor ciertas enfermedades”.

El objetivo de Martín es vender muebles equipados con leds que pueden “generar 16 millones de colores con distinta intensidad” para crear diferentes ambientes lumínicos, según el estado de ánimo o de salud del propietario. “Nunca antes se podía cambiar de color en segundos cualquier estancia de su casa, porque es la primera vez que los muebles incorporan estas luces, que ayudan a adaptar el ambiente a las necesidades del usuario”, explica antes de desgranar por qué es tan importante eso de cambiar la luz ambiental.Este empresario argumenta, por ejemplo, que el naranja combate la depresión, el violeta “purifica la sangre” y es bueno contra la demencia y la histeria. En el folleto informativo de la compañía, se destaca que la cromoterapia fue usada por persas, egipcios, chinos y culturas precolombinas, y que “nuestro equilibrio energético depende de la capacidad para absorber todos los colores del arco iris, y no sólo a través de la vista percibimos éstos, de ahí la importancia del color, razón que nos ha motivado a su integración en nuestros muebles”. ¡Para que luego vengan algunos diciendo que las empresas españolas no innovan!

Martín no presenta ninguna prueba de las propiedades mágicas de sus muebles porque no puede. La cromoterapia es una pseudociencia equiparable a la cirugía psíquica o las propiedades de las pulseritas del equilibrio; aunque en El Mundo nos intenten convencer de que ha nacido “el mueble con propiedades terapéuticas a través de luces de colores”. ¿Habrá algún color contra la estupidez?