Una financiera letona acepta el alma como garantía crediticia

Es para no creérselo. Una financiera letona de nombre Kontora, con sede en Riga, concede préstamos de entre 50 y 500 lats (de 70 y 700 euros) con la única garantía del alma. El contrato establece que el solicitante no tiene que presentar ninguna documentación y que basta con que garantice que «su esencia inmaterial, es decir, su alma inmortal», no está comprometida en otro préstamo. Si uno no paga al cabo de 90 días, la compañía se queda con su alma. No he encontrado en la web de la compañía, cuyo eslogan es «dinero en libertad condicional», ninguna referencia a que el préstamo se limite a nativos, aunque en algunos sitios sostienen que es así. Una pena porque estaría bien que todos los ateos del mundo solicitaran dinero a esta financiera para costear actividades en pro del pensamiento crítico ¡y no lo devolvieran, claro! «El negocio es el negocio. Damos a la gente dinero contante y sonante. Si un hombre valora su alma, devolverá el dinero del crédito. Es todo legal. Cada uno puede decidir por sí mismo qué es más importante para él”, ha declarado un representante de la firma al diario letón Vesti Segodnya, según Russia Today. A ver si alguna compañía española se anima y nos da una alegría, aunque lo de Kontora suena más a campaña publicitaria que a iniciativa real. Aquí tienen una traducción, vía Google, de parte del contrato para vender el alma a esta financiera:

El peculiar contrato de la financiera letona que acepta el alma como garantía crediticia.