Aprender ciencia con lo paranormal

'Las mentiras de lo paranormal', de Jorge Alcalde.«Una de las mejores maneras de aprender algo sobre cualquier rama de la ciencia es descubrir en qué se equivocan sus chiflados», dice Martin Gardner en Extravagancias y disparates [1992]. Jorge Alcalde, periodista científico y director de la revista Quo, recoge el testigo del veterano pensador estadounidense en Las mentiras de lo paranormal. Lo que se aprende de ciencia investigando los misterios de la ‘zona oscura’, obra que me acaba de llegar y sólo he tenido tiempo de hojear, pero cuya lectura no dudo en recomendar. El autor utiliza lo oculto como pretexto para explicar cómo funciona la ciencia, lo que sabemos del Cosmos y de nosotros mismos.
«Sólo el escepticismo impide a la ciencia renunciar al misterio, a la magia y a la fascinación. Sólo en un cerebro realmente escéptico cabe la posibilidad de pensar que una señal de radiotelescopio cronométricamente precisa puede ser un mensaje extraterrestre. Y sólo el escepticismo permite que la misma persona, días después, demuestre que no lo es», escribe Alcalde, para quien, obviamente, palabras como misterio y magia no tienen el mismo significado que para los traficantes de lo paranormal. No en vano, cree que, aunque su libro «no es un alegato iracundo contra la astrología, contra la ufología, contra la parapsicología», el lector «hallará [en él] razones para considerar estúpido creer en ellas».
Jorge Alcalde [2009]: Las mentiras de lo paranormal. Lo que se aprende de ciencia investigando los misterios de la ‘zona oscura’. Libros Libres. Madrid. 204 páginas.