¡Peligro!: una profesora promueve la telepatía en un colegio de Cádiz

El físico Eugenio Manuel Fernández, profesor del Colegio Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Rota (Cádiz), dirigió hace un mes a sus alumnos en un experimento de telepatía con las cartas Zener cuyos resultados fueron los previsibles: no hubo más aciertos que los esperados por azar. Fernández publicó toda la información del experimento en la bitácora del centro escolar el 20 de abril y, una semana después, Carmen Manzano, profesora de Ciencias Sociales, firmaba en el mismo sitio una réplica en defensa de la telepatía.
Manzano sostenía en su texto que la comunicación mental es algo habitual que “se ha ridiculizado sin fundamento alguno” y arremetía con dureza contra Fernández, a quien acusaba de recurrir a una metodología experimental errónea, cuando cualquiera puede comprobar que no ha sido así. Además, la docente argumentaba falazmente, entre otras cosas, que la palabra azar “alude a la ignoracia que tenemos del funcionamiento de muchas cosas (sea que te toque la lotería o que te llamen para un trabajo), y que absolutamente todo se explica por la causalidad, no por la casualidad”. Impresionante, ¿no?
Pues más lo es la salomónica decisión del colegio de borrar de su bitácora tanto la anotación original de Eugenio Manuel Fernández como la réplica de Carmen Manzano, que he recuperado para ustedes en sendos archivos. Esa equidistancia de un centro educativo respecto a la ciencia y la pseudociencia resulta preocupante. Porque, las cosas como son, Manzano sólo demuestra en su texto su ignorancia tanto acerca del método científico y de la ciencia en general como sobre la historia de la telepatía. Su argumentación está plagada de tópicos de la fe parapsicológica y revela su analfabetismo científico.
El trabajo de Fernández es una prueba de lo mucho que puede hacerse en la escuela para fomentar el pensamiento crítico entre el alumnado, y la réplica de su indignada colega demuestra las carencias que en ese sentido presenta parte del profesorado. Hay otros educadores que están haciendo en Asturias y en el País Vasco lo mismo que el autor de Ciencia en el XXI en Cádiz. Lo sé porque tanto Mauricio-José Schwarz como yo estamos dando gratuitamente en centros escolares de nuestras comunidades autónomas charlas en las cuales abogamos por una aproximación crítica a los denominados misterios paranormales.