‘Magonia’ echa la persiana

Portada de la revista 'Magonia'.“Resulta deprimente echar una mirada a las webs y blogs sobre ovnis y ver que asuntos que uno creía cerrados hace años –Roswell, Rendlesham, Socorro, Berwyn- se discuten todavía como si los investigadores se aproximaran a ellos por primera vez”, escribe John Rimmer, director de la revista Magonia, en el último número de Fortean Times. Por eso, ha decidido practicar la eutanasia a su veterana publicación, cuyo último número será el 99 desde que se llama Magonia y el 144 desde su nacimiento en 1965 como el Merseyside Ufo Bulletin.

Magonia era una de esas pocas publicaciones ufológicas con sentido común, con una visión más próxima al escepticismo que a ese mundo invadido por extraterrestres de todos los orígenes tan del gusto de las revistas de quiosco. De ahí que no me extrañe el hartazgo de Rimmer ante el continuo reciclaje de las mismas viejas anécdotas, práctica de las revistas y programas esotéricos desde hace décadas, y el nulo avance de la ufología. Acertadamente, compara esta práctica con la filatelia, que permite aprender de ciencia si se quiere, aunque no por eso sea una ciencia.

“Mucha gente estudia la ufología seriamente y mucha gente seria estudia la ufología -no son necesariamente la misma cosa-, pero esto no significa que la ufología sea un asunto serio”, sentencia Rimmer, quien lamenta que la disciplina no ha sido capaz de crear en 60 años un núcleo de principios y que cada ufólogo se aproxima al tema desde cero. «Es como si cada zoólogo tuviera que redescubrir la Teoría de la Evolución y cada físico tuviera que formular la Primera Ley de la Termodinámica». Rimmer rebautizó su revista como Magonia como un guiño al libro Pasaporte a Magonia, de Jacques Vallée, algo que yo hice también cuando decidí abrir este blog por considerar ese país imaginario el hogar de «las personas dotadas de poderes extraordinarios y las entidades de otros mundos, sean extraterrestres o espíritus».

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.