2008 iba a ser un año de «expansión económica moderada», según el astrólogo de la revista ‘Más Allá’

Artículo en el que el astrólogo de 'Más Allá' predice un 2008 de crecimiento económico.

«La crisis de las hipotecas subprime en EE UU, el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, la subida de los tipos de interés, la inflación y varias caídas consecutivas de los mercados de valores han hecho saltar las alarmas. ¿Se avecina una recesión económica? Los astros aseguran que no… al menos, de momento», escribía el astrólogo de la revista Más Allá (Nº 230), Julio Antonio López, en diciembre del año pasado. Y añadía que los planetas auguraban «un periodo de expansión moderada para 2008», lo que le llevaba a predecir que este año «podría atenuarse o llegar a resolverse esta incipiente crisis económica que tan de sorpresa ha llegado». Espero que este astrólogo tan capaz no haya asesorado enconómicamente a ningún incauto.

La actual crisis económica, evidente a finales de 2007 para cualquiera que tuviera dos dedos de frente, no fue percibida en su alcance actual por ningún brujo. Así, el adivino salvadoreño Mario Jiménez Castillo, el adivino y periodista esotérico peruano Raúl Dávila Herrera, y Antonio Vázquez Alba -el Brujo Mayor de México- no vieron nubarrones en el horizonte económico. Por cierto, la cantante Britney Spears tenía que haberse suicidado entre junio y julio de este año, según el último de los citados. Más habrá que esperar para que queden en evidencia las portadas que Más Allá y Enigmas han dedicado este año a advertirnos del fin del mundo previsto para 2012 por los mayas, los extraterrestres y «múltiples profecías». Lo importante ahora es que los videntes, todos, han sido incapaces de prever la crisis financiera que estalló a finales del verano. Desde que se empezó a hablar de recesión, sin embargo, López se ha hartado a hablar, mes tras mes en Más Allá, de la economía y ha metido la pata hasta el fondo por querer jugar a adivino.

De cara a septiembre, anunciaba una «mejora económica» porque «el trígono Júpiter-Saturno es una buena noticia para la economía», y a mediados de ese mes se hundió Lehman Brothers cuando en su predicción astrológica para octubre -entregada antes de la bancarrota del banco estadounidense- advertía sólo de «alguna mala noticia inesperada para la economía mundial». No hay que extrañarse. Este año ha anunciado también posibles atentados contra George W. Bush en marzo y mayo, además de ataques terroristas en Estados Unidos en enero, febrero, marzo y abril. Algún día acertará en algo de lo que repite, como sus colegas que llevan décadas matando a Fidel Castro. Todos ellos son, lamentablemente, incapaces de predecir ni un solo atentado ni una catástrofe natural, de hacer algo que redunde en beneficio de los demás. ¿Quién dijo adivinos?