Muere Arthur C. Clarke, autor de ciencia ficción, divulgador científico y humanista

Arthur C. Clarke, sonriente a las afueras de su casa de Colombo hace ocho años. Foto: AP.El escritor Arthur C. Clarke falleció ayer a los 90 años en su casa de Sri Lanka tras sufrir problemas respiratorios, informó uno de sus ayudantes a la agencia Associated Press. El autor inglés, nacido en 1917, era el último de los tres grandes de la ciencia ficción con vida: Robert Heinlein murió en 1988 e Isaac Asimov falleció de sida en 1992.

Clarke firmó más de un centenar de obras, imaginó el satélite de telecomunicaciones y describió su funcionamiento en un artículo en 1945, y gestó con Stanley Kubrick la película 2001: una odisea del espacio, basada en su cuento El centinela. Fue un consumado submarinista, deporte que, junto con su fascinación por la cultura india, le llevó en 1956 a trasladar su residencia a Sri Lanka. Entre sus novelas fundamentales, destacan El fin de la infancia (1954), 2001: una odisea espacial (1968) y Cita con Rama (1973).

Divulgador científico, dedicó una serie de televisión, El mundo misterioso de Arthur C. Clarke, al análisis de supuestos misterios. Humanista confeso, era muy crítico con la religión: “Hay muchas religiones diferentes, cada una convencida de poseer la verdad, cada una diciendo que sus verdades son claramente superiores a las de las otras. ¿Cómo puede alguien tomarse en serio una de ellas? Creo que es una locura”.