Ya no habrá que marcar el ‘número de la Bestia’ para llamar a Reeves

Reeves, un pueblo de Louisiana (EE UU) de sólo 209 habitantes, se despedirá el martes del 666, su prefijo telefónico desde hace 40 años. El nuevo será el 749. El cambio es consecuencia de la presión de los vecinos cristianos molestos porque los tres primeros dígitos de sus teléfonos correspondan al bíblico número de la Bestia, identificada por ellos con Satanás. El alcalde de Reeves, Scott Walker, ha dicho que el cambio revela que su pueblo es «una comunidad muy, muy religiosa». Más acertado hubiera sido decir que se trata de un pueblo muy, muy supersticioso y muy, muy analfabeto. Porque, además de que creer en números malditos es algo bastante tonto, el 666 bíblico no se refiere al Diablo. «¡Aquí está la sabiduría! Que el inteligente calcule la cifra de la Bestia; pues es la cifra de un hombre. Su cifra es 666», dice el versículo 18 del capítulo 13 del Apocalipsis. Según los estudiosos de la Biblia, el autor quiso con el triple 666 que sus lectores identificaran al enemigo, pero que éste no se diera cuenta y no tomara represalias porque era el emperador romano Domiciano.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.