Repugnante predicador evangelista

El predicador evangelista español Epi Limiñana es de esos individuos que me provocan un rechazo automático. Carece de los mínimos escrúpulos, como los espiritistas que se aprovechan del amor de la gente por sus familiares fallecidos para sacarles los cuartos. Lo suyo es la curación por la fe, una estafa que mueve una millonada en todo el mundo y que se ceba en las clases más modestas. El caso es que Espejo público, de Antena 3 TV, dedicó ayer un reportaje a este predicador español y que los presentadores de los informativos de la cadena no han dudado en calificarle de estafador. Limiñana recorre el mundo, y recauda dinero a baldes, curando supuestos cánceres, haciendo que presuntos paralíticos se levanten de sillas de ruedas, ¡que los bajos crezcan! y realizando otros falsos milagros al estilo de telepredicadores estadounidenses como Peter Popoff, desenmascarado por James Randi. No me digan que desaprensivos como Limiñana y Popoff no les dan asco.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Una respuesta a «Repugnante predicador evangelista»

  1. hola soy un creyente ase dos años que no conocia al evangelio la palabra de dios dios me sano cancer maligno en mi cabeza dios puede acer todo posibble con la oracion del epi limiñana yo era mas antes catolico idolatra aora conoci la palabra de dios renucie los virgenes yo solo sirvire adios todo es para el antena 3v ya con dios se arreglaran en el cielo ay tienpo para arepentirce mañana sera tarde

Los comentarios están cerrados.