El fenómeno ovni, en ‘El País Semanal’

‘Los extraterrestres ya no nos quieren’ es el revelador título del reportaje que firma el periodista científico Pablo Francescutti en el último número El País Semanal. El autor, que hace una muy buena síntesis de lo que han sido los 60 años de historia del fenómeno ovni, se pregunta por qué parecen haber desaparecido las míticas naves extraterrestres de nuestros cielos. Una incógnita a la que seguramente acabarán dando cumplida respuesta psicólogos, sociólogos y antropólogos, mientras que los ufólogos se dedican desde hace tiempo a otra cosa porque ya no tienen casos que contar.
Si no, miren lo que ha pasado en España, donde las jóvenes promesas de la ufología de los años 90 ahora se dedican a inventarse conspiraciones, explotar la crónica negra, escribir novelas al estilo de Dan Brown y firmar, con pseudónimo, obras de pseudoperiodismo de pseudoinvestigación. Y es que, como dice Francescutti, después de seis décadas «todo lo que resta son unas fotografías más o menos borrosas, unos cuantos libros y una montaña de recortes de diarios y revistas, pues el papel jugado por los medios de comunicación en su difusión ha sido enorme (no parece un detalle secundario el hecho de que los platillos se dieron a conocer en verano, una temporada de sequía informativa)».
Hace tiempo que sostengo que el fenómeno ovni está en animación suspendida, después de que los ufólogos empezaran ampliamente el límite de lo creíble con los secuestros, los platillos accidentados, las conspiraciones gubernamentales… La larga agonía en la que creo que está inmersa esta creencia -que llegará a ser marginal- no impide, obviamente, que sigan publicándose libros, aunque a menor ritmo y con mucho menos impacto público que en otras épocas. Uno de los últimos que he incorporado a mi biblioteca es The day after Roswell, de Philip J. Corso y William J. Birnes. Fue editado originalmente en 1997 y entonces hubo una crítica, Sharon Chance, del Times Record News, que dijo que «podría ser el libro más importante desde la Biblia«. Según Corso, los microchips, la fibra óptica y el láser son inventos realizados a partir del examen de los restos del platillos volantes estrellado en Roswell. Para la mayoría de los mortales, sin embargo, este libro es hoy tan desconocido como otras presuntas obras clave de la ufología que iban a cambiar nuestra visión del mundo. Sobre el poder visionario de Chance, mejor no hablar.