La irracionalidad, y no la democracia, vence en Los Villares

Un vecino de Los Villares vota en el referéndum para autorizar la instalación de una antena de telefonía. Foto: Efe.Los vecinos de la pedanía granadina de Los Villares votan hoy por iniciativa del Ayuntamiento de La Peza, al que pertenecen, si se coloca o no en la aldea una antena de telefonía móvil. No es un triunfo de la democracia, como algunos lo han querido presentar. La mera celebración del referéndum, al margen de quién gane, es ya una victoria de la irracionalidad, de las ondas de histeria que inundan la geografía española. Que quede claro: no hay ninguna prueba de que las antenas de telefonía afecten a la salud humana. Pueden comprobarlo en los sitios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Después de lo que he visto y oído en los informativos, me da cada vez más miedo que se sometan al dictamen del pueblo llano decisiones para las que hay que tener un mínimo de instrucción, me da miedo que mi posible bienestar y progreso estén en manos de ignorantes.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.