Plutón no es un planeta: los astrólogos contra las cuerdas

Plutón y su luna Caronte, vistos por el telescopio espacial 'Hubble'. Foto: NASA-ESA.

Plutón ha dejado de ser un planeta. Se trata de una mera cuestión taxonómica, como me comentaba ayer el planetólogo vasco Agustín Sánchez Lavega, pero la decisión de la Unión Astronómica Internacional (IAU) pone a los astrólogos una vez más en su sitio. Daba igual lo que decidiera hoy la IAU, los estafadores de las estrellas iban a quedar en ridículo. Ya comenté aquí hace unos días las posibles consecuencias astrológicas de la ampliación de la familia planetaria del Sol a Caronte, Ceres, 2003 UB313 -popularmente conocido como Xena- y otros muchos mundos que quedan por descubrir en el Cinturón de Kuiper. Recordaba entonces que ningún astrólogo había detectado la influencia de esos objetos en la personalidad de sus clientes antes de que los vieran los astrónomos, como no lo habían hecho con Plutón antes de su descubrimiento por Clyde Tombaugh en 1930.
Ahora, tras la degradación oficial de Plutón, ¿qué van a hacer los astrólogos con el no-planeta incluido en sus vaticinios desde 1930 hasta hoy?, ¿lo dejarán por costumbre? Veamos las consecuencias. Si lo quitan, ellos mismos admitirán la falsedad de las cartas astrales de los últimos 76 años. Si lo dejan, más les vale incluir a Xena, que es más grande que Plutón, lo que también invalidaría todas las cartas astrales anteriores a 2003 y les obligaría a ir añadiendo los cuerpos más grandes del Cinturón de Kuiper según vayan siendo descubiertos por los astrónomos en lo próximos años. A fin de cuentas, Xena es tan no-planeta como Plutón. En conclusión, gracias Plutón por haber puesto en tu corta vida oficial a los engañabobos en su sitio varias veces. Ténganlo presente: la astrología es un cuento chino; los astros lo demuestran.