La intuición femenina, ¿un cuento chino?

Un sencillo experimento, en el que han participado 15.000 personas, ha puesto en la picota la popular intuición femenina y revelado que las mujeres sobrestiman su sexto sentido. La prueba -en la que todavía se puede participar en Internet- se celebró a través de la Red y en vivo durante el Festival Internacional de la Ciencia de Edimburgo. Después de responder a seis preguntas que ayudarían a los científicos a sacar conclusiones, se pedía al participante que mirara diez pares de foto con rostros sonrientes: cada par estaba protagonizado por una persona, una de las sonrisas era simulada y la otra real, y el sujeto debía indicar cuál era la sincera.
«Hemos acumulado una gran cantidad de información y los primeros análisis -los definitivos se conocerán dentro de unos meses- ya han sacado a la luz algunos hallazgos fascinantes», afirma Richard Wiseman, psicólogo de la universidad británica de Hertfordshire. Especialista en psicología del autoengaño y de las creencias paranormales, este experto demostró en 2001 que, a la hora de jugar a la bolsa, es mejor hacer caso a una niña de cuatro años que a un analista bursátil o a un astrólogo, y en 2003 que los fantamas más famosos del Reino Unido se deben «a la respuesta de las personas a factores ambientales normales«, como la temperatura y la humedad.
Las preguntas previas al experimento revelan que las mujeres están convencidas de ser mucho más intuitivas que los hombres, ya que el 77% de ellas está convencido de su capacidad para juzgar con acierto a la gente al primer vistazo, frente al 58% de los varones. Los hechos, sin embargo, no les dan la razón. Mientras que los hombres detectan el 72% de las sonrisas auténticas, las mujeres se quedan en el 71%. Y también son peores cuando se trata de descubrir una sonrisa falsa en alguien del otro sexo. Los hombres aciertan en el 76% de los casos en los que una mujer simula sonreír; ellas sólo el 67% de las sonrisas falsas masculinas.
«Estos hallazgos ponen en tela de juicio la idea de que las mujeres son más intuitivas que los hombres», indica Wiseman, quien destaca el extraño caso de un juego de imágenes. «Curiosamente, uno de los pares de fotos fue juzgado de un modo muy diferente por hombres y mujeres, con el 82% de ellos detectando la sonrisa simulada frente a sólo el 64% de ellas: esperamos que análisis adicionales ayuden a descubrir qué es lo raro de esas imágenes».
La intuición de los participantes se va abajo, ha explicado el psicólogo, cuando se tapa la boca de la persona y se ha de juzgar la sonrisa a partir de los ojos. Entonces, cuando sólo ven la parte superior del rostro, los sujetos únicamente descubren el 38% de las falsas sonrisas. Respecto a los fotografiados -entre los que está Wiseman-, los hombres simulan mejor la sonrisa que las mujeres, como lo demuestra que sólo les descubran el 65% de las veces, frente al 75% que les sucede a ellas.
Publicado originalmente en el diario El Correo.