El Gobierno español recurre a ‘Gran Hermano’ para pedir el ‘sí’ a la Constitución europea

El Gobierno español utilizará el concurso de televisión Gran Hermano para pedir el en el referéndum sobre la Constitución europea que se celebrará el 20 de febrero de 2005. La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega -abanderada de la supresión de la telebasura en el horario infantil-, ha dado ya el visto bueno a la iniciativa, dijo ayer Mercedes Milá en el acto de apertura del Máster de Periodismo de El Correo y la Universidad del País Vasco (UPV). La periodista catalana, que ha presentado varias ediciones del concurso de Tele 5, aseguró que la idea partió de la oficina de Fernández de la Vega, que está impresionada por que 11.000 personas hayan dejado de fumar a raíz de la campaña contra el tabaco llevada a cabo en Gran Hermano, y que se va a poner en marcha inmediatamente. “Vale la pena usar un programa de televisión para dar mensajes así”, indicó ayer Milá, orgullosa de la “labor social” del espacio producido por Zeppelin Televisión.

Ludger Mees, vicerrector de Euskera de la UPV, destacó al final del acto académico la necesidad que tiene “una sociedad civil democrática de buenos periodistas capaces de informar y de contribuir a la opinión crítica pública”. Una verdad como un templo, a la que parecen ajenos en La Moncloa. ¿Cómo se puede fomentar una opinión fundada y crítica sobre un asunto de interés nacional a través de un programa protagonizado por descerebrados? ¿Piensa Fernández de la Vega que hay una telebasura buena y otra mala, según a qué intereses sirva y el público al que vaya dirigida? ¿El fin justifica los medios? ¿Se presentará en 2008 José Luis Rodríguez Zapatero a la reelección a través de Gran Hermano? ¿Nos va a costar algo a los españoles la ocurrencia de la vicepresidenta primera? ¿Por qué el Gobierno no emprende una auténtica campaña informativa sobre la Constitución europea y se deja de manipulaciones televisivas?