Nace en España la primera asociación de farmacéuticos contra las pseudoterapias

FarmaCiencia.El colectivo FarmaCiencia se convirtió el pasado miércoles en una asociación cuyo principal objetivo es “erradicar de la profesión (farmacéutica) cualquier terapia que no haya demostrado su eficacia”. “Nuestra prioridad es que la legislación deje de considerar los preparados homeopátícos medicamentos, porque con los colegios de farmacéuticos vemos que no hay nada que hacer. Pero lo más importante es dar a conocer al usuario que la homeopatía y otras prácticas llamadas alternativas son terapias fantasiosas y ridículas, que no curan ni han curado a nadie de nada desde que se inventaron. Porque será finalmente el usuario el que destierre estos engaños, como pasó con las pulseras del equilibrio”, explica el farmacéutico madrileño Suso Fernández, impulsor de la iniciativa y presidente de la recién fundada asociación.

Seis meses después de su nacimiento como grupo informal y tras haber conseguido que las tres sociedades científicas farmacéuticas españolas rechacen la homeopatía, FarmaCiencia ha dado el paso de constituirse en asociación porque la ausencia de “sostén legal” suponía ya un freno a su empuje, enorme en las redes sociales, pero no tanto fuera precisamente por esa razón. “Debido a nuestro carácter de movimiento espontáneo e informal que operaba principalmente a través de las redes sociales, nos veíamos muy limitados a la hora de ejercer nuestra actividad y emprender nuevas acciones. Se ha rechazado nuestra presencia en mesas de debate y no hemos podido presentar formalmente algunas iniciativas debido a que no estabas constituidos como asociación”, indica en su web.

No tengo conocimiento de que haya en el mundo otra asociación similar. “No sabemos de organizaciones como la nuestra fuera de España -coincide Fernández-. Indagaremos y, si no existen, intentaremos ser el núcleo de algo importante a nivel internacional. Lo que sucede es que en países como Reino Unido estas iniciativas salen de organismos oficiales como el Real Colegio de Farmacéuticos”. En España ocurre todo lo contrario. “Los colegios oficiales siguen en su búnker, apoyando a los homeópatas con sus cursos, sus vocales de homeopatía y su presencia en muchas actividades de defensa de esta práctica. Seguimos sin entender cómo el Consejo General de Colegios Farmacéuticos acoge esta pseudoterapia a pesar de que las tres sociedades científicas farmacéuticas se han posicionado claramente en contra. Si ni siquiera el 3% de los médicos la prescribe, ¿cómo la vende el 99,9% de las farmacias?”, se pregunta el presidente de FarmaCiencia.

“No nos une nada más que el deseo de mejorar nuestra profesión y ganar valor frente al paciente. Tanto órganos colegiales como asociaciones científicas, algunas facultades y la mayoría de los titulares de oficinas de farmacia defienden esta mancia. Están contaminados por las empresas de homeopatía, que son las que dictan lo que tienen que hacer y no la ciencia, como debería ser”, me explicaba en septiembre Fernández. Ahora, la nueva asociación tiene que hacer músculo, reunir a todos aquellos licenciados y profesionales de farmacia que apuestan por la ciencia frente a la superchería, por los medicamentos testados científicamente frente al agua con azúcar milagrosa. Si usted es uno de ellos, puede ponerse en contacto con FarmaCiencia a través de Twitteer, su página de Facebooksu web o su correo electrónico, o escribirme a través de la página de contacto de este blog y yo les remitiré su mensaje.