Serie Escépticos

‘Escépticos’ recibe una mención especial en los premios de divulgación de Tecnalia

De izquierda a derecha y de arriba abajo, Fernando Goitia, Guillermo Roa, Rosa Martín, Luis Alfonso Gámez, Irene Vaquerizo, Cristina Moreno, Eva Caballero y Jose A. Pérez.

El episodio de la serie de televisión Escépticos dedicado a los transgénicos ha recibido una mención especial en la sexta edición del Premio de Periodismo Tecnalia a la Divulgación de la Investigación e Innovación Tecnológica. El jurado considera que “este trabajo cumple con el requisito de acercar estos temas a un público no interesado, a priori, por la ciencia y la tecnología por medio de un lenguaje audiovisual dinámico y colorista, muy adecuado para el formato televisivo e Internet”. Hace tres meses, el episodio “¿Fuimos a la Luna?” mereció el premio Prisma Casa de las Ciencias a la Divulgación 2012 “por la presentación del tema en un formato original e innovador, que logra involucrar a un público amplio en el interés por la ciencia, fomentando el uso del espíritu crítico y el uso del método científico”.

Tales reconocimientos expresos al hecho de que Escépticos acerca la ciencia a la gente de la calle nos llenan de satisfacción a todos los implicados en la serie de ETB, porque ése es el objetivo que nos marcamos Jose A. Pérez y yo desde el inicio del proyecto en el verano de 2010 y, posteriormente, todos y cada uno de los miembros del equipo. En “¿Modificación genética?”, el jurado los premios Tecnalia considera que “se explica, de forma clara y sencilla, qué es y cómo se lleva a cabo la modificación genética, eliminando de la mente del espectador los prejuicios que pudiese tener respecto a la ingeniería genética”.

Así que Jose y yo estábamos hoy muy contentos durante el acto de entrega de los galardones en San Sebastián, donde hemos tenido oportunidad de felicitar a los ganadores en las distintas categorías: Fernando Goitia, por su reportaje “¿Exportar I+D?, sí podemos”, publicado en el XL Semanal; Eva Caballero, directora y presentadora del programa “La Mecánica del Caracol”, en Radio Euskadi; Irene Vaquerizo, Cristina Moreno, Fernando Rodríguez, Santiago Aguilar, Ildefonso Urban, March Folch, Javier Mula y Miguel Ortiz, por su reportaje “Smart city: ciudades del futuro”, emitido en Informe Semanal de La 1; Guillermo Roa, por su reportaje “La esperanza bioartificial”, publicado en euskera en Internet; y Rosa M. Tristán, por el reportaje “La ciencia, agente solidario de las hambrunas”, publicado en El Mundo y merecedor de la otra mención especial.

‘Escépticos’, premio Prisma Casa de las Ciencias a la Divulgación 2012

Fue en Sevilla. Era lo lógico. Hacia las 14 horas del sábado, José Antonio Pérez recibió una llamada de los Museos Científicos Coruñeses en la que le comunicaban que “¿Fuimos a la Luna?”, el episodio piloto de Escépticos, había ganado el Prisma Casa de las Ciencias a la Divulgación 2012, en la modalidad de trabajos audiovisuales. El jurado ha concedido el galardón a ese documental “por la presentación del tema en un formato original e innovador, que logra involucrar a un público amplio en el interés por la ciencia, fomentando el uso del espíritu crítico y el uso del método científico”, según reza en el fallo.

Me alegró mucho recibir la noticia en Sevilla en el marco del EBE, congreso en el que Jose y yo nos conocimos hace cuatro años y en el que hemos vuelto a coincidir el pasado fin de semana. Y me alegró poder compatir el primer brindis con gente tan estupenda como Chiqui de la Fuente, Toni Garrido, Carmen Guri, Esti León, Javier Pedreira, Wicho, y, por supuesto, Jose, creador y director de Escépticos. Gracias a todos los que hicieron posible la serie, a los que la han apoyado y a los que la han visto. Y, en especial, gracias a Euskal Telebista: ojalá otros grandes medios apostaran por la divulgación científica tan decididamente. ¡Ah!, y felicidades al resto de los premiados.

Gracias a todos, por ‘Escépticos’

Ha sido un lujo. Lo vuelvo a decir, y no me cansaré de repetirlo: participar en Escépticos, cuyo último episodio se estrenó ayer Internet y emitirá ETB 2 en la noche del jueves al viernes, ha sido un privilegio. El producto está ahí y seguirá ahí para que lo vea quien quiera y cuando quiera. Y, próximamente, la serie saltará a un canal nacional, pero no sabemos nada de una posible segunda temporada, así que pueden ahorrarse las preguntas en ese sentido. Lo que sí sabemos es que hay material, del bueno, no para una ni para dos, sino para varias temporadas más de Escépticos. Pero que se hagan realidad no depende de nosotros, sino de que una cadena apueste por el proyecto, como lo ha hecho ETB.

Jose A. Pérez, Aitor Gutiérrez y Jon D. Domínguez, director de fotografía, preparando la grabación de mis escenas al volante de mi viejo Ford Fiesta. Foto: Laura Esteban.Pero hoy no es día de hablar de posibles futuros, sino del pasado. El jueves, hará un año que empezamos a grabar el episodio piloto de Escépticos en la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco. Iba de la conspiración lunar. Treinta y tantas jornadas de trabajo y seis meses más tarde, me subía con Xabier Elkorobarrutia, Txabi, y su cámara en un globo para la última escena del episodio dedicado al cambio climático, el último de la serie. Desde tierra, nos seguían José A. Pérez, Aitor Gutiérrez y Germán Valledor, director, realizador y productor de la serie, respectivamente. Aquel día no nos acompañaban ni Nerea Bilbao, ayudante de producción; ni Jon D. Domínguez, director de fotografía; ni Carlos Padilla, operador de cámara; ni Jokin Ramos, jefe de sonido; ni Juanma Franco, ni Xabier Agirre, ni Urtzi Arrieta, ayudantes de sonido. Y en la redacción ya no estaban ni Beatriz Manzanares, ni Iratxe del Palacio, ni Jon Santamaría, quienes habían hecho lo imposible durante meses por concertar citas y cuadrar horarios en una pizarra que a mí me parecía indescifrable cada vez que me asomaba a ella. A finales de junio, en los estudios de K 2000, todavía quedaba trabajo. Allí tenía que montarlo todo Eneko Zalduondo; trastear con la música Israel Santamaría; con el vídeo, Juan Antonio Sáez; con el audio, Gorka Lara; y con los grafismos, Mikel Ramírez. Todos, coordinados por Kike Blázquez.

El producto final ya lo han visto. Para mí, ha sido increíble participar en algo así y sé a quiénes tengo que agradecérselo: a Jose A. Pérez, creador de la serie; a Blanca Baena, productora ejecutiva de K 2000; y a Jose Luis Blanco, director de Programación de ETB. Ellos tres creyeron que, además de estar detrás de las cámaras, debía ponerme delante. Y yo, inconsciente, dije que sí. Lo hice por la misma razón por la que he hecho otras locuras y que espero seguir haciéndolas: porque los retos están para enfrentarse a ellos. Estoy profundamente agradecido a ellos tres, como lo estoy a mis compañeros de grabación por su paciencia y cariño, y a todos y cada uno de los científicos y amigos que han accedido a salir ante las cámaras y revisar guiones. La lista es larga, muy larga y, por eso, no citaré a ninguno porque no me gustaría dejarme a ninguno. Ellos saben quiénes son y que sin su colaboración, sin su buena disposición a hablar de todo tipo de creencias e ideas con un lenguaje sencillo, Escépticos no sería lo que es. Tener a investigadores, pensadores y divulgadores de primera línea hablando de ovnis, astrología, supersticiones, productos milagro, ciencias ocultas, homeopatíatransgénicos, antenas y salud, y medicinas alternativas no es algo precisamente común en la televisión española. Mención especial merece Juan Ignacio Pérez, titular de la cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco y que ha estado en el ajo desde el principio hasta el final. Gracias a todos por vuestro ejemplo y confianza. Espero no haber defraudado a ninguno.

Para acabar, quiero dar las gracias a todos los colegas, blogueros y críticos que nos recibieron tan bien hace un año y nos han tratado con tanto cariño durante estos meses. Y, por supuesto, a toda esa gente que no conozco, que ha visto la serie y la ha disfrutado. O que la va a ver… Escépticos ya es historia.