“Las explicaciones de la homeopatía por la física cuántica no tienen nada que ver con la física cuántica”, dice Cirac

Juan Ignacio Cirac, en su despacho. Foto: Instituto Max Planck.Juan Ignacio Cirac (Manresa, 1965) lo tiene claro: los vendedores de terapias y remedios milagrosos no saben nada de física cuántica. “Las explicaciones que he visto que dan de la homeopatía a través de la física cuántica no tienen, desde luego, nada que ver con la física cuántica que los físicos cuánticos hacemos”, me ha dicho esta mañana en un descanso de ImagineNano 2015, congreso que ha reunido en Barakaldo a 1.100 expertos en nanociencia. Después de hacerle una entrevista sobre su campo de investigación para el diario El Correo, le he pedido al director de la División Teórica del Instituto Max-Planck de Óptica Cuántica (Garching, Alemania) su opinión sobre el uso de lo cuántico que hacen pseudocientíficos y timadores varios.

-Hace tres años, un médico que trabaja para la multinacional homeopática Boiron me dijo que los mecanismos de la homeopatía se encuentran en la física cuántica.

-(Se queda con cara de asombro.) Creo que mi cara lo dice todo, ¿no? No soy ningún experto, pero las explicaciones que he visto que dan de la homeopatía a través de la física cuántica no tienen, desde luego, nada que ver con la física cuántica que los físicos cuánticos hacemos.

-¿El abuso al que someten algunos el adjetivo cuántico es similar al que padece la palabra energía?

-Sí, es lo mismo. Es una palabra que suena a misteriosa, a ciencia… La gente sabe que es algo fiable -que se usa, por ejemplo, en la resonancia magnética nuclear y el GPS-, y entonces parece que cualquier cosa que quieras vender como fiable tiene que ir revestida de física cuántica. Hay gente que me ha dicho: “¿Puede ser esto física cuántica?”. La verdad es que no, que la mayoría de las cosas que se anuncian como cuánticas no tienen nada que ver con la física cuántica. En algunos casos, esa relación se hace por desconocimiento, pero otras veces no.

-Simplemente para vender, como las células madre y los genes en los cosméticos.

-Sí. Hay detergentes que tienen quantum… El problema es cuando algo puede provocar daños.

-Sin hacer una búsqueda exhaustiva, he encontrado en Internet dietas cuánticas, curación cuántica, elixires cuánticos, salud cuántica, medicina cuántica integral, energía cuántica… ¿Sabe qué es algo de esto?

-No lo sé. La verdad es que no lo sé. Alguna vez, en alguna entrevista radiofónica que me han hecho, ha participado alguien que representa a alguna de estas medicinas cuánticas y yo no entendía de qué hablaba. Desde luego, no hablaba de física cuántica. Cuando empiezan a hablar de energía positiva y negativa, que entra y sale… Eso no es física cuántica.

-¿Qué le aconsejaría a la gente ante los anuncios de productos y terapias cuánticas?

-Que tenga mucho cuidado porque le pueden estar intentando engañar. No descarto que en algún momento alguien cree un sensor que utilice la física cuántica y lo llame sensor cuántico para conseguir más publicidad. Lo que pasa es que, en los casos que conozco, cuando dicen que utiliza la física cuántica realmente no tiene nada que ver con ella o no saben explicarlo. Cuando uno pide explicaciones a esas personas, queda claro que no saben nada de física cuántica.

-Hablan de una física cuántica que no es la física cuántica.

-Sí, que la llamen terapia trascendental, por ejemplo, pero no cuántica.