James Randi

El documental biográfico de James Randi se estrenará en abril en el Festival de Tribeca

Yana Zeltser y Justin Weinstein graban a James Randi delante del Museo Guggenheim de Bilbao. Foto: L.A. Gámez.An honest liar (Un honesto mentiroso), el documental biográfico de James Randi, se estrenará en abril en el Festival de Cine de Tribeca (Nueva York). “Hemos trabajado casi tres años en la película, una producción más grande que la mayoría de los documentales. Randi tiene ahora 85 años y ha pasado casi toda su vida en el ojo público, así que había una gran cantidad de material que cribar para encontrar la mejor manera de contar su historia”, me ha explicado Justin Weinstein, codirector de la cinta junto con Tyler Measom. No ha sido una tarea fácil. “Además de filmar cientos de horas con Randi y Deyvi [Pena, su pareja] y entrevistar a docenas de personas, hemos tenido que examinar cientos de horas de vídeo y miles de artículos de revistas y periódicos y libros, así como programas de radio y fotos”.

El resultado es una película de una vida en la cual participan, como invitados de excepción, Adam Savage, Penn & Teller, Bill Nye, Alice Cooper, Neil deGrasse Tyson y otros. Weinstein recuerda que se lo pasó especialmente bien durante el viaje que hizo con Randi por España e Italia en la primavera de 2012. “La recepción en España fue excepcional -hay un movimiento escéptico activo y vital-, y sus charlas de Madrid y Bilbao fueron sendos llenos. La sesión de Escépticos en el Pub de Madrid fue una gran oportunidad para la conversación y tomar algo, y la comunidad de Bilbao fue increíblemente acogedora. Fue emocionante poder hacer una visita privada al Museo Guggenheim con Randi, ¡pero la mayor diversión fue la fantástica comida y bebida con nuestros anfitriones!”.

James Randi, en el centro, y D.J. Grothe, a la derecha, tras la cena en la que fueron nombrados socios de honor del Círculo Escéptico, en Bilbao. Foto: Justin Weinstein.Bilbao acogió, por iniciativa del Círculo Escéptico, la principal conferencia de la gira española del veterano mago, un acto que congregó a más de 300 personas y que otras 600 siguieron por streaming. Durante los más de dos días que Randi permaneció en la capital vizcaína, mantuvo, además, una reunión de trabajo con el grupo de la Helena Matute, directora del Laboratorio de Psicología Experimental (Labpsico) de la Universidad de Deusto. Su equipo investiga los mecanismos mentales del pensamiento mágico y cuenta entre sus colaboradores con el ilusionista David Blanco.

Los actos celebrados en España tienen su hueco en An honest liar, porque, según Weinstein, “ofrecen la oportunidad de enseñar cómo Randi sigue viajando por el mundo en su misión por la verdad. Por eso, al final de la película hemos incluido unas cuantas fotos y fragmentos de audio de Escépticos en el Pub y de la conferencia de Randi en la Universidad de Deusto, así como imágenes de él en Madrid posando para fotos y firmando libros a los fans. Es la manera perfecta de demostrar que Randi tiene un gran número de seguidores en todo el mundo”.

Les dejo, como aperitivo hasta la llegada de An honest liar, con la charla que dio Randi en Bilbao, titulada “La ciencia y lo paranormal: un mago en el laboratorio” y que fue posible gracias al Círculo Escéptico, la Universidad de Deusto, i2basqueEl Correo y otras instituciones.

La ‘Baraja Asombrosa’

James Randi es el comodín; el rey de picas, Harry Houdini; el de corazones, Carl Sagan; el de tréboles, Martin Gardner; y el de diamantes, Isaac Asimov. Es la Baraja Asombrosa, un mazo de cartas de póquer en el que las figuras son doce personas a las que ama y admira el mago que desenmascaró a Uri Geller. ¿Quiénes? Además de los citados, Harriet Hall, Angela Easton -hermana del ilusionista-, Margaret Hamilton y Marie Curie son las reinas; y las sotas, Deyvi Peña -la pareja de Randi-, Harry Blackstone Sr., Penn & Teller y Johnny Thompson. Estaba previsto que también estuviera Johnny Carson, a quien Randi reconoce que le debe parte de su éxito y que siempre le apoyó, pero los herederos del periodista no han dado permiso para el uso de su imagen. “Mi vida ha sido mejor gracias a esta realeza que me ha rodeado”, dice el mago.

Hace dos días, me llegó un mazo de regalo autografiado. ¡Fue una gran sorpresa! Como muchos otros, hice en su día una humilde aportación al rodaje y producción de An honest liar (Un honesto mentiroso), el documental sobre la vida del cazacharlatanes que dirige Justin Weinstein, y no veo el momento en disfrutar de la película. Weinstein está en pleno montaje, con la esperanza de que se estrene a comienzos del próximo año. Espero con ganas de An honest liar porque sé que va a merecer la pena. Si, además, sale Bilbao, donde se rodaron varias escenas durante la visita de Randi a la ciudad en mayo de 2012, lo celebraré con los compañeros del Círculo Escéptico -¿a qué esperan para hacerse socios?- por todo lo alto.

¿Les gustaría tener una Baraja Asombrosa? Pues, es fácil. Pueden comprarla en la web oficial de la película, donde también está a la venta un posavasos con Pigasus, el cerdo volador, y pueden reservar su futura copia de An honest liar. Como saben quienes me conocen, este mazo de cartas tiene ya un lugar destacado en mi despacho, junto a reproducciones de monstruos y extraterrestres, algún que otro tarot, cucharas que se doblan solas, fotos con amigos escépticos, pósteres variados y una siempre creciente colección de libros y revistas sobre pseudociencia y pensamiento crítico, además de varias décadas de recortes de prensa y grabaciones de televisión.

Los reyes -Carl Sagan, Harry Houdini, Martin Gardner e Isaac Asimov- y el comodín -James Randi- de la 'Baraja Asombrosa'.

‘Fraudes paranormales’: ¡lea un clásico de James Randi en español!

Portada de 'Fraudes paranormales', de James Randi.¿Ha leído usted a James Randi? ¿Sabe que tiene un libro en español? Se titula Fraudes paranormales, es la versión española de Flim Flam! (1982) y lo publicó Tikal Ediciones en 1994. Aparecen en él Uri Geller y los poderes paranormales, los platillos volantes, el triángulo de las Bermudas y Charles Berlitz, las hadas de Cottingley y Arthur Conan Doyle, las piedras de Ica, Erich von Däniken… Se trata de una especie de introducción crítica al mundo de lo paranormal y a las aventuras e intereses del mago que cogió el testigo de Harry Houdini en el noble arte de cazar charlatanes.

“En cualquier otra época de la historia, nos sentiríamos agradecidos ante cualquier obstinado realista que decidiera desenmascarar a pícaros y bribones, y aplaudiríamos su valor. Cuánto más debemos expresar nuestra gratitud y admiración a alguien que lo hace ahora, en este punto crítico de la historia. James Randi es una persona que tiene la capacidad y el temperamento adecuados para la tarea; ¡no hay nadie mejor!”, escribe en el prólogo Isaac Asimov, compañero del ilusionista en el ahora llamado Comité para la Investigación Escéptica (CSI).

Muchos han conocido a Randi gracias Internet. Los más viejos supimos de su trabajo por sus artículos en The Skeptical Inquirer y libros como Flim Flam! y The Truth About Uri Geller (1982) antes de verle en acción en algún vídeo llegado del otro lado del Atlántico. Y, en cuanto salió en España Fraudes paranormales, nos lanzamos a las librerías, a pesar de haber leído el original. Búsquenlo en el mercado de segunda. Merece la pena y es una magnífica compra para celebrar el Día del Libro. ¡Disfruten de la lectura!

James Randi [1982]: Fraudes paranormales. Fenómenos ocultos, percepción extrasensorial y otros engaños [Flim-Flam! Psychics, ESP, unicorns, and other delusions]. Prologado por Isaac Asimov. Tikal Ediciones. Gerona 1994. xv + 348 páginas.

James Randi en Bilbao: el vídeo de la conferencia en la Universidad de Deusto y la trastienda de la visita

Hay cosas que, cuando te las proponen, decides hacerlas sin pararte a pensar ni un segundo. Es lo que me pasó cuando D.J. Grothe, presidente de la Fundación Educativa James Randi (JREF), me dijo que él y el famoso ilusionista pensaban visitar España en mayo y que, si quería, podían hacer un alto en Bilbao. Respondí inmeditamente que sí y que me gustaría organizar una conferencia abierta al público, además de un posible encuentro con los escépticos locales. Así empezó a gestarse la visita a la capital vizcaína del ilusionista que desenmascaró a Uri Geller, cuyo momento cumbre fue la charla “La ciencia y lo paranormal: un mago en el laboratorio”. Unas 300 personas en la sala y más de 600 por streaming asistieron en directo a la intervención de James Randi en la Universidad de Deusto el 14 de mayo.

Quienes primero supieron del proyecto fueron dos amigos del Círculo Escéptico, Ibon Basterretxea y César Higuero. Me dieron la mejor respuesta posible: estaban dispuestos a poner su propio dinero si la organización a la que pertenecemos no podía asumir los gastos. Consideraban, como yo, que se trataba de una oportunidad que no podíamos desperdiciar. En el peor de los casos, los tres tiraríamos de nuestras cuentas corrientes -engordadas por la CIA, las famacéuticas, las petroleras, las eléctricas, las operadoras de móviles y demás- para cubrir lo que considerábamos que era un presupuesto mínimo. Al final, no hizo falta porque la respuesta de aquéllos a quienes sondeé como posibles colaboradores institucionales fue extraordinaria, al igual que las facilidades de Randi y Grothe.

Desde el primer momento tuve claro que, si algún científico tenía que estar vinculado a la visita, era Helena Matute, directora del Laboratorio de Psicología Experimental (Labpsico) de la Universidad de Deusto. Su equipo investiga los mecanismos mentales del pensamiento mágico y cuenta entre sus colaboradores con un ilusionista, David Blanco. Ambos son, además, miembros del CE. Si Matute era la anfitriona ideal, Deusto era el mejor lugar para la conferencia. En cuanto le propuse ambas cosas, Matute empezó a hacer gestiones. Poco después, teníamos la confirmación de que mi antigua universidad se sumaba a la iniciativa con el auditorio y la traducción simultánea. i2basque y Josu Arambarri hicieron lo mismo, encargándose de la emisión de la conferencia por streaming y su grabación; El Correo, insertando anuncios durante tres días; el CE, costeando el viaje y la estancia; y otras instituciones, con aportaciones imprescindibles.

James Randi, en el centro, y D.J. Grothe, a la derecha, tras la cena en la que fueron nombrados socios de honor del Círculo Escéptico, en Bilbao. Foto: Justin Weinstein.

Dicho así parece que fue fácil y, en parte, es verdad. Pero las piezas tardaron semanas en encajar porque había que cuadrarlo todo y preparar también un programa interesante y, a su vez, no muy apretado para los visitantes. Marga Meoro y María Bidaurreta, del Guggenheim, facilitaron una visita privada de nuestros invitados al museo bilbaíno, con permiso incluido para que Justin Weinstein y Yana Zeltser grabaran imágenes para An honest liar (Un honesto mentiroso), el documental biográfico sobre Randi que llegará a los cines dentro de dos años. Marino Montero, del Grupo Iruña, cerró una parte del emblemático café bilbaíno del mismo nombre para el encuentro-cena con miembros del CE y de la Tertulia Bilbaína de Fantasía y Ciencia Ficción (Terbi). Y nada hubiera sido posible sin Saioa Palacios, secretaria de Labpsico, y Luis Miguel Ortega, del CE, que se encargaron de la logística, de que todo estuviera preparado en todo momento, algo que no se nota cuando las cosas salen bien, pero que exige muchísimo tiempo y trabajo.

James Randi y D.J. Grothe, nuevos socios de honor de Círculo Escéptico.Randi, Grothe, Weinstein y Zelster llegaron a Bilbao el sábado, 12 de febrero, a última hora de la tarde y se fueron el martes siguiente a primera hora. Fueron dos días y medio muy intensos para ellos y para nosotros. No sé cómo lo hicimos; pero hubo tiempo para todo y, desde el principio, quedó claro que, a sus 83 años, The Amazing Randi está en plena forma mental. Disfruté como un enano hablando -en mi penoso inglés- con él y con Grothe, pero también cuando acompañé a Justin y Yana a grabar vistas de Bilbao desde Artxanda, y, sobre todo, durante las dos cenas con escépticos y amigos. Ver a queridos viejos amigos junto a Randi, al que nunca habían soñado en conocer en persona, me hizo feliz. Como también me hizo feliz ver a nuevos amigos disfrutar de la estancia del mago en nuestra ciudad.

A todos los implicados, y en especial a Randi y Grothe, nuevos socios del Círculo Escéptico, gracias por su confianza. Espero que sigamos haciendo cosas juntos. Aunque arriba tienen la conferencia en español, si prefieren verla en versión original también es posible en el vídeo insertado al final de esta entrada. Lamentablemente, hay un fallo de grabación de ocho minutos en los que sólo existe audio en inglés, pero lo hemos subsanado entre Mauricio-José Schwarz y yo insertando subtítulos. La conferencia merece la pena. Por cierto, si quieren fomentar el pensamiento crítico, únanse al Círculo Escéptico. Como dijo Randi en Deusto, hay que enseñar a los niños a pensar críticamente desde que son muy pequeños, desde la escuela: “Necesitamos aprender a usar el pensamiento crítico. Lo necesitamos mucho. Y eso es algo por lo que el movimiento escéptico trabaja desde hace años. Queremos que la gente se una para juntos influir en políticos y educadores para convencerles de que el pensamiento crítico es muy importante”. ¿A qué esperan?