Exopolítica

La exopolítica, el Proyecto Libro Azul y los marcianos: algunos periodistas se lo tragan todo

La supuesta noticia sobre Richard French y sus extraterrestres.Va un tipo, dice que ha visto hadas y algunos periodistas se tragan el cuento y presentan el testimonio como una prueba de la existencia de esos seres. Básicamente, es lo que ha ocurrido a raíz de un encuentro de la ufología más chiflada celebrado en el Club Nacional de Prensa de Washington entre el 29 de abril y el 3 de mayo. Así, en los últimos días nos hemos enterado de que un exmilitar que participó en uno de los programas secretos de investigación ovni de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos se encontró, cara a cara, con visitantes de otros mundos. “Eran de unos 60 a 90 centímetros de altura, de color gris claro, muy delgados, con brazos largos, con dos o tres dedos. La parte superior de la cabeza era mucho más amplia que la línea de la mandíbula, los ojos eran muy inclinados y no se podían ver pupilas en ellos”, ha explicado el teniente coronel retirado Richard French, presentado en algunos medios como “uno de los investigadores principales del llamado Proyecto Libro Azul“. Igual usted también lo ha leído por ahí. ¿Sabe qué hay de cierto en toda esta historia? Nada. Pero retrocedamos trece años.

El Club Nacional de Prensa de Washington acogió el 9 de mayo de 2001 un montaje digno de Expediente X. Un grupo de ufólogos, denominado Proyecto Revelación, convocó a los medios de comunicación para hacerles “importantes revelaciones sobre la realidad del fenómeno ovni”. En el estrado, un veintena de exfuncionarios del Gobierno estadounidense, algunos de ellos militares; en el patio de butacas, representantes de los principales periódicos y de una docena de cadenas de televisión, a la espera de pruebas. “Es el fin de la infancia de la especie humana. Ha llegado la hora de que nos convirtamos en adultos maduros entre las civilizaciones cósmicas que están ahí fuera”, anunció Steven Greer, exmédico de urgencias y director del grupo. Sus acompañantes contaron entonces las típicas visiones de platillos volantes habituales desde 1947. Eludieron cualquier referencia a secuestros o a encuentros sexuales con los visitantes; pero la conspiración estaba allí. De hecho, sólo se echó en falta a El Fumador, el oscuro personaje que hacía la vida imposible en la televisión a Mulder y Scully.

Greer, como muchos de sus colegas, creía que los testimonios expuestos -no se presentó otra cosa- “demuestran, de una vez por todas, que no estamos solos”. Ni siquiera en la Tierra. “Por lo menos desde los años 40, y quizá desde los 30, ha habido vehículos espaciales de origen extraterrestre que fueron derribados, ocupados y estudiados”, dijo el entonces director del Proyecto revelación. Uno de sus compañeros fue más allá. Clifford Stone, sargento retirado, dijo que hay catalogados nada menos que 57 tipos de alienígenas y aseguró haber visto a los malheridos tripulantes de esas naves, que tienen debilidad por accidentarse en EE UU, cuyo Gobierno oculta la verdad al mundo. Uno de esos aparatos sería el que se estrelló en Roswell, Nuevo México, en 1947. Greer indicó que, del estudio de éste y otros platillos siniestrados, EE UU y Reino Unido han obtenido grandes frutos. Nada nuevo. A mediados de los años 90, el ufólogo español -ahora, novelista- Javier Sierra ya aseguraba que el transistor se desarrolló a partir de la tecnología del ovni de Roswell.

Una “feliz banda de lunáticos”

La rueda de prensa de mayo de 2001 en Washington “demostró, sin sombra de duda, que realmente hay gente que cree en los ovnis”, apuntaba al día siguiente irónicamente Joel Achenbach, que cubrió el acto para The Washington Post. La representación de hace tres semanas en el Club de la Prensa de Washington imitó el formato de las comparecencias ante una comisión del Congreso y contó con su propio plantel de congresistas, lo que no significa que merezca mayor crédito que una rueda de prensa. De hecho, Parapolitical tituló la crónica previa: “Ufo carnival returns to National Press Club” (El carnaval ovni vuelve al Club Nacional de Prensa). Y añadía que más importante que el tema del encuentro era “el hecho de que se trata de la primera reunión de los congresistas estadounidenses más chiflados que han existido. Según el Grupo Investigación Paradigma, que forma parte de la red mundial de exopolítica, realizarán una simulación de audiencia para “lograr lo que el Congreso de EE UU no ha hecho durante 45 años”, obligar a la Casa Blanca a que admita de una vez que nos visitan extraterrestres.

El excoronel Billie F. Woodard lleva en la frente un cristal que dice que procede de Lemuria y funciona como una especie de tercer ojo. Foto: 'Daily News'.

¿Cómo puede un medio llamar chiflados a ilustres congresistas? Porque en todas partes cuecen habas, no sólo en España, donde tenemos exministras de Sanidad y expresidentes autonómicos que han usado la pulsera Power Balance y la actual ministra de Trabajo, Fátima Báñez, se  encomienda a la Virgen del Rocío para “salir de la crisis y volver al crecimiento”. Segun Parapolitical, los seis excongresistas de ese comité ovni forman una “feliz banda de lunáticos”. Uno de ellos, el republicano Roscoe Bartlett, cree que el fallecido Sun Myong Moon, líder de la secta Moon, era El Mesías; y otro, el demócrata Mikel Gravel, está en bancarrota y se busca la vida como puede, incluyendo encuentros de negadores del Holocausto y partidarios de que el 11-S fue un autoataque. Si los que escuchaban -cobró cada excongresista 20.000 dólares limpios- no parecen muy cuerdos, los que testificaban forman parte de la ufología más disparatadas. Individuos con historial académico inventados, ufólogos como Nick Pope y Stanton Friedman, el omnipresente Greer -impulsor del fraude del extraterrestre de Atacama- y exmilitares como Billie F. Woodard, quien lleva en la frente un cristal que dice que procede de Lemuria y funciona como una especie de tercer ojo.

Es en ese entorno en el que se dan las declaraciones del teniente coronel Richard French a Lee Speigel, colaborador de The Huffington Post. El exmilitar asegura que a principios de los años 50 era investigador del Proyecto Libro Azul, el más famoso de los programas secretos de investigación ovni de las Fuerzas Aérea. “Su trabajo consistía en desmentir falsos avistamientos de ovnis”, explica Speigel. Un día, viajó hasta Terranova porque les habían informado de la presencia de dos platillos sumergidos a poca profundidad cerca de la costa de San Juan. Una vez en el lugar,  vio las naves – de unos 6 metros de diámetro- y a dos enanos cabezones flotando cerca de ellas, según él, haciendo reparaciones. Minutos después, los platillos salieron disparados hacia el cielo. Esto es lo que nos han contado en algunos medios.

Un fraude llamado Richard French

Richard French.Lo que no nos ha dicho ninguno, y recuerda el escéptico Robert Sheaffer, es que Lee Speigel es un veterano periodista esotérico que, a finales de los años 70,  ayudó a Eric Gairy, primer ministro de la isla de Grenada, a proponer ante la Asamblea General de la ONU la creación de una agencia multinacional que estudiara el fenómeno ovni. La iniciativa, de la que alardea en su perfil de The Huffington Post y en la que participaron los ufólogos Joseph Allen Hynek y Jacques Vallée, fracasó. Pero fue sólo una muesca en la larga carrera esotérica de Speigel, quien entre 1978 y 1986 presentó más de 1.500 programas dedicados a los ovnis en la NBC Radio. Así que la fuente periodística de la historia del exinvestigador del Proyecto Libro Azul es tan fiable como un Juan José Benítez, Iker Jiménez o Bruno Cardeñosa cualquiera. Pero eso no es todo.

Sheaffer también recuerda que el famoso autor paranormal John A. Keel cita a French en las primeras su clásico The mothman prophecies (Las profecías del hombre polilla, 1975), y no precisamente para bien. “Richard French era un impostor, uno más de los muchos que recorrieron estados Unidos en 1967″, dice después de explicar que se hacía pasar por investigador de las Fuerzas Aéreas, pero iba de paisanos, en un coche normal y corriente, y sin ninguna credencial que acreditara que fuera militar. Cierto es que Keel deja caer que podía tratarse de un hombre de negro, pero eso forma parte del juego que siempre se trajo este escritor. La realidad -y puede comprobarla cualquiera- es que, si se busca Richard French en los archivos del Proyecto Libro Azul, no existe ninguna referencia al personaje, mientras que hay 248 a Hynek y 19 a Vallée, por citar a dos ufólogos famosos.

Esto es lo que pasa cuando se araña la superficie de la historia del teniente coronel Richard French y sus marcianos cabezones. Ah, y no le den importancia a una bobada porque se diga en el Club Nacional de Prensa de Washington, porque esa entidad alquila sus instalaciones.

La verdad sobre el ‘extraterrestre de Atacama’ y el caso de Roswell, en Hala Bedi Irratia

Koldo Alzola y yo hablamos el jueves en Suelta la Olla, en Hala Bedi Irratia, del extraterrestre de Atacama y del caso de Roswell, en la primera de mis colaboraciones quincenales del curso 2012-2013 en esa radio, intervenciones que también emiten Tas Tas-Bilbao, Eguzki-Pamplona, Uhinak (Ayala), Txapa (Bergara), Eztanda (Sakana), Arraio (Zarautz), Zintzilik (Orereta), Itxungi (Arrasate) y Kkinzona (Urretxu-Zumarraga).

El forense vasco Francisco Etxeberria dictaminó en 2007 que el ‘extraterrestre de Atacama’ es un feto humano

La criatura que va a protagonizar el nuevo fraude de la autopsia del marciano es, en realidad, un feto humano momificado, según un estudio realizado en 2007 por Francisco Etxeberria, profesor de Medicina Legal y Forense de la Universidad del País Vasco (UPV), presidente de la Sociedad de Ciencias de Aranzadi, secretario de la Asociación Española de Paleopatología y subdirector del Instituto Vasco de Criminología. Sin embargo, Telecinco ha presentado hoy en sus informativos al ser como un pequeño alienígena y ha llegado a decir que su ADN no es humano, algo de lo que me he enterado gracias a Gustavo Vázquez, miembro del Círculo Escéptico. Es lo que se sostiene en Sirius, un documental que se estrena en Los Ángeles el 22 de abril, Steven Greer, un médico estadounidense que afirma que “hay civilizaciones extraterrestres que están queriendo tomar contacto con nosotros de forma pacífica, pero aún no ha habido nadie que haya contestado. Los extraterrestres nos llaman, pero nadie contesta”. Activo exopolítico, dice que a los humanos nos crearon en un laboratorio alienígena.

Imagen de la autopsia al 'extraterrestre de Atacama'.

Conocido en Chile como el Extraterrestre de La Noria -por la localidad en la cual se encontró-, el Feto, Cochayuyo y el Alien nortino, estamos ante un humanoide cabezón de unos 15 centímetros de altura. Fue desenterrado en el invierno de 2003 por el saqueador de yacimientos arqueológicos Óscar Muñoz en el antiguo poblado de La Noria, en el desierto de Atacama. Poco después, se lo enseñó a un joven fotógrafo y empezó el negocio. “Según Mario Pizarro, representante de Aion (una organización ufológica) en la zona norte, hay gente que está dispuesta a pagar hasta 80 millones de pesos (unos 113.000 euros) por la criatura. Asimismo, el propietario del esqueleto cobra 500.000 pesos (860 euros) por permitir tomarle una foto y 750.000 por dos imágenes”, contaba Camilo Aravena Arriagada en el diario La Estrella de Iquique el 19 octubre de 2003. El periodista indicaba que un científico le había dicho que se trataba de un feto humano.

La cabeza del supuesto extraterrestre de Atacama.Eso mismo sospechaba entonces el ufólogo chileno Rodrigo Fuenzalida, quien no pasaba por alto que la criatura había sido desenterrada en las inmediaciones de un cementerio y bajo tierra había estado envuelta en una tela blanca. “Tras observar de cerca la pequeña figura, logré apreciar algo que parecen ser restos del cordón umbilical, y es notorio un fuerte golpe en la zona parietal izquierda, que pudo haber desencajado el cráneo dándole la forma tan sorprendente que presenta actualmente. Este tema responde más a un enigma al que deberán dar respuesta profesionales del área de la medicina o la biología, ya que no se trata de un caso ufológico ni tiene relación alguna con seres extraterrestres”.

El estudio del espécimen

El forense Francisco Etxeberria examinó el espécimen el 24 de febrero de 2007 por encargo de Ramón Navia-Osorio Villar y Jaume Ametller Viñamata, del Instituto de Investigación y Estudios Exobiológicos, una veterana organización ufológica española que acabó adquiriendo la criatura. El científico concluyó en el informe que se trata de un “cuerpo momificado con todas las características humanas propias de un feto. El cuerpo tiene una longitud de 14 centímetros y presenta todas estructuras y conexiones anatómicas normales en cabeza tronco y extremidades. En toda la superficie corporal muestra el tegumento propio de la piel que consolida las estructuras de partes blandas y los huesos”.

El forense vasco Francisco Etxeberria. Foto: Mikel Fraile.“En su conjunto, la proporcionalidad de las estructuras anatómicas (esqueléticas y de partes blandas), el grado de desarrollo de cada uno de los huesos y su configuración macroscópica, permiten interpretar, fuera de toda duda, que se trata de un feto humano momificado completamente normal. La longitud de las clavículas es de unos 15 milímetros y la de los fémures de unos 20 milímetros. Tanto por la longitud total del cuerpo como por las longitudes de estos huesos, se puede estimar que se trata de un feto con una edad de gestación próxima a las 15 semanas”, dictaminó Etxeberria. Y añadió que, “con el nivel de análisis realizado, no nos resulta posible establecer si este feto momificado es resultado de un aborto espontáneo o provocado” ni era posible precisar su antigüedad.

A Navia-Osorio, sin embargo, no le convenció el dictamen del experto. “No tenemos pruebas concluyentes que determinen la naturaleza del espécimen. En este proceso, las personas más indicadas para saber si es o no feto son las madres que han tenido hijos, pues a todas a las que hemos preguntado han dicho que es imposible que eso sea un feto. Me fío más de las madres, que de aquellos otros que por miedo dicen lo que no piensan. Y así, poco a poco, se va escribiendo la historia, naturalmente toda falsa”, escribió en un artículo publicado en la revista Espacio Compartido (Nº 50). El razonamiento sobre las madres es puro delirio. Lo más sorprendente, sin embargo, es que el texto incluía el informe de Etxeberria, que es concluyente. “Es un disparate”, me ha comentado el forense vasco hoy después de ver lo que están contando las televisiones de medio mundo. Ahora mismo, el científico está en Chile para intentar aclarar la muerte de Pablo Neruda.

En las próximas semanas, Steven Greer venderá su montaje a medio mundo, como en 1995 hizo el productor televisivo Ray Santilli con la infame autopsia de Roswell. ¡Están avisados!

Informe médico pericial

Francisco Etxeberria Gabilondo, Doctor en Medicina, Profesor Titular de Medicina Legal y Forense de la Universidad del País Vasco, Médico Especialista en Medicina Legal y Forense, Especialista en Antropología Forense por la Universidad Complutense de Madrid, Médico Colegiado en Guipúzcoa nº 3538, elabora el siguiente informe médico pericial a solicitud de D. Ramón Navia-Osorio Villar y D. Jaume Ametller Viñamata del Instituto de Investigación y Estudios Exobiológicos en relación a una momia encontrada en el expoblado minero de La Noria, región I de Chile presentada en forma de poster al VI Congreso Mundial de Estudios sobre Momias celebrado en Teguise, Lanzarote (España).

Operaciones practicadas

  • Estudio de la documentación aportada al Congreso, en la que se describe el lugar de procedencia, las características del hallazgo y dos fotografías del espécimen (Foto 1).

  • Inspección directa del espécimen efectuada el día 24 de los corrientes.

Valoración

Se trata del cuerpo momificado con todas las características humanas propias de un feto. El cuerpo tiene una longitud de 14 centímetros y presenta todas estructuras y conexiones anatómicas normales en cabeza tronco y extremidades. En toda la superficie corporal muestra el tegumento propio de la piel que consolida las estructuras de partes blandas y los huesos.

En las regiones articulares la coloración es más oscura así como en general en aquellos lugares en los cuales predominan las partes blandas que se encuentran resecadas y retraídas.

En la región abdominal se evidencia la existencia de una porción de cordón umbilical.

El cráneo se muestra aplastado lateralmente y presenta todas las estructuras entre las que se identifican las fontanelas lambdática y frontal.

En su conjunto, la proporcionalidad de las estructuras anatómicas (esqueléticas y de partes blandas), el grado de desarrollo de cada uno de los huesos y su configuración macroscópica, permiten interpretar, fuera de toda duda, que se trata de un feto humano momificado completamente normal.

La longitud de las clavículas es de unos 15 milímetros y la de los fémures de unos 20 milímetros. Tanto por la longitud total del cuerpo como por las longitudes de estos huesos, se puede estimar que se trata de un feto con una edad de gestación próxima a las 15 semanas.

Con respecto a la data del espécimen hay que considerar que existen zonas de tejido muy oscuras que contrastan con otras de color parduzco y por ello parece razonable estimar que no se trata de una momificación muy antigua entendiendo por ello varios centenares de años.

En cuanto a la momificación resulta sencillo explicar este proceso si tenemos presente que los fetos no tienen flora bacteriana en el tubo digestivo que es donde se inicia la putrefacción de los cadáveres, unido a la circunstancia de la pérdida de sangre como consecuencia de no haber mantenido ninguna precaución con el cordón umbilical. De este modo, la hipovolemia habría favorecido el proceso de conservación del cadáver.

A lo anterior cabe añadir otros factores externos de carácter medioambiental y climático como son la sequedad y alta temperatura que caracterizan el lugar del hallazgo que además de favorecer la momificación, aseguran su posterior conservación.

Conclusiones

1.- Se trata de un feto momificado de unas 15 semanas de gestación.

2.- Con el nivel de análisis realizado no nos resulta posible establecer si este feto momificado es resultado de un aborto espontáneo o provocado.

3.- Con el nivel de análisis realizado no nos resulta posible precisar la data del mismo aunque creemos que es más posible que su cronología sea reciente y contemporánea.

La criatura de La Noria.

Fotografía tomada del póster presentado al VI Congreso Mundial de Estudios sobre momias celebrado en Teguise, Lanzarote (España). Ramón Navia-Osorio Villar y Jaume Ametller Viñamata.

Fdo. Dr. Fco. Etxeberria Gabilondo.

En Donostia, a 28 de febrero de 2007.

Sánchez Gordillo participa mañana en un congreso de astrólogos y sanadores espirituales en Sevilla

Juan Manuel Sánchez Gordillo, durante una marcha obrera del Sindicato Andaluz de Trabajadores. Foto: Al-Bayyani.Ya no hay dudas que valgan, no aparece un “pendiente de confirmar” junto al nombre del alcalde de Marinaleda en el programa del  XIII Congreso Ciencia y Espíritu. Juan Manuel Sánchez Gordillo participará mañana a las 12.30 horas en el encuentro de astrólogos, conspiranoicos, sanadores espirituales e iluminados varios que se celebrará en Sevilla este fin de semana, según consta en el programa definitivo.

El líder campesino andaluz sigue así los pasos de la monja antivacunas, Teresa Forcades, quien en noviembre de 2009 intervino en el II Congreso Ciencia y Espíritu. Organiza  estos encuentros por Miguel Celades, un sujeto que cree, entre otras cosas, que los seres humanos fuimos creados en laboratorios extraterrestres y que Estados Unidos provoca terremotos mediante el proyecto HAARP, y ha hecho un negocio de montar jornadas en las que se difunden ésas y otras bobadas.

Forcades compartió hace tres años escenario en Barcelona con negadores del sidaexopolíticos, defensores de que el 11-S fue un autoatentado de EE UU, creyentes en la Tierra hueca y miembros de la llamada Red Jedi Española. Sánchez Gordillo se codeará en Sevilla con expertos en la vida después de la vida, la psicoastrología, el reiki, la canalización de energía, las flores de Bach, la alquimia, el feng shui y otros timos. Su charla se titulará: “Juan Manuel Sánchez Gordillo (alcalde de Marinaleda), un ejemplo a seguir”.

Miembro de Izquierda Unida y parlamentario andaluz, el sindicalista está muy mal aconsejado o es un ignorante de tomo y lomo, o ambas cosas. Si no, no se entiende que haya aceptado ser la estrella de un circo pseudocientífico y conspiranoico como el XIII Congreso Ciencia y Espíritu. Cuando hace algo más de dos semanas publiqué aquí mismo que su nombre figuraba en el programa de tan demencial encuentro, lo hice después de hablar con el Ayuntamiento de Marinaleda, donde no me aclararon si Sánchez Gordillo iba a asistir o no al encuentro, ni me pusieron en contacto con él, a pesar de solicitarlo por teléfono y correo electrónico. Confiaba en que la publicación de la noticia sirviera para que el político andaluz no se prestara al juego de Celades y compañía. No ha sido así.

Salvo sorpresas de última hora, el líder campesino será la estrella de la excéntrica reunión sevillana, para mayor gloria de una IU bastante proclive a la charlatanería ecólatra y tecnofóbica.

Sánchez Gordillo, en el programa de un congreso de astrólogos, ‘conspiranoicos’ y sanadores espirituales

XIII Congreso Ciencia y Espiritu.Si la agenda o el sentido común no se lo impiden, Juan Manuel Sánchez Gordillo puede ser la estrella del XIII Congreso Ciencia y Espíritu, un encuentro de astrólogos, conspiranoicos, sanadores espirituales y otros dotados de poderes inexistentes que se celebrará en Sevilla el 22 y 23 de septiembre. Su asistencia está todavía pendiente de confirmación, según la web del congreso, y en el Ayuntamiento de Marinaleda no saben si el alcalde irá o no; pero su nombre y foto aparecen ya en el programa de las jornadas, puede también que sólo como gancho.

En el encuentro sevillano, habrá expertos en la vida después de la vida, la psicoastrología, el reiki, la canalización de energía, las flores de Bach, la alquimia, el feng shui y muchas patrañas más. ¿Qué pintaría en un sarao así el líder campesino andaluz? Ni idea. Por de pronto, sin su participación asegurada, la entrada anticipada cuesta 44 euros y, a partir del 20 de septiembre, 66 a cambio de los cuales te dan, además, 3 DVD de congresos anteriores. El acto se celebra el Albergue Inturjoven Sevilla, dependiente de la Consejería de Presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía y donde el alquiler de la sala que se usará cuesta oficialmente 300 euros al día.

Los delirios del organizador del  XIII Congreso Ciencia y Espíritu, Miguel Celades, están a la altura de los de Rafael Palacios, más conocido como Rafapal, y Luis Carlos Campos, tipos que parecen salidos de la mente de un enloquecido guionista de Hollywood. Si alguno de los tres fuera un personaje de ficción, a su creador se le tacharía de fantasioso. Alguien así no puede existir, dirían los críticos. Se confundirían. Celades cree que, “detrás de puertas cerradas, los científicos de todo el planeta están creando algunos monstruos más extraños y bizarros de lo que usted puede imaginar”; que Estados Unidos está provocando terremotos mediante el proyecto HAARP; que los seres humanos fuimos creados por alienígenas mediante ingeniería genética; que nos están envenenando con los chemtrails; que “el agua de mar no sólo es potable, sino que podría acabar con el hambre en el mundo”; que los Juegos Olímpicos son un ritual illuminati; que “la OMS ayudada por Bill Gates utilizará vacunas contra la polio para despoblar naciones subdesarrolladas”; y muchas otras cosas más.

Invéntese cualquier locura: Celades no sólo la dará por cierta, sino que, además, la propagará en sus delirantes blogs y, muy posiblemente, le invite a exponerla en uno de los múltiples, y rentables, congresos de majaras que organiza desde 2009 por toda España.