Encubrimiento gubernamental

Rusia admite que el espectacular ovni noruego era un misil intercontinental

Imagen del ovni observado ayer al norte de Noruega. Foto: Reuters.

El Ministerio de Defensa ruso acaba de admitir que el espectáculo celeste visto en Noruega a primera hora la mañana de ayer se debió al lanzamiento fallido de un misil intercontinental Bulavá desde el submarino nuclear Dmitri Donskói. “Se ha establecido que las dos primeras etapas del cohete funcionaron normalmente, pero en la etapa siguiente, la tercera, se produjo un fallo técnico”, señala un comunicado oficial del que se ha hecho eco la Efe. La agencia española de noticias añade que, según datos no oficiales citados por Interfax, de los anteriores once lanzamientos de prueba de este tipo de misiles, seis resultaron fallidos. El más famoso avistamiento ovni en los cielos de España, el ocurrido en Canarias al anochecer del 5 de marzo de 1979, también se debió al lanzamiento de un misil, esta vez desde un submarino estadounidense. El ovni de Canarias fue visto por miles de personas.

El Ministerio de Defensa británico cierra su oficina de investigación ovni después de 60 años

Página de la investigación de un caso ovni del Ministerio de Defensa británico.La línea telefónica y el buzón de correo electrónico del Ministerio de Defensa (MoD) británico para recibir información de avistamientos de ovnis han dejado de funcionar. El MoD ha cerrado su oficina de investigación de platillos volantes, abierta en 1950 y que desde entonces ha estudiado más de 11.000 casos, porque esa tarea no conlleva ningún beneficio y seguir con ella “supondría un uso inadecuado de los recursos de defensa”. “El MoD no tiene una opinión sobre la existencia o no de vida extraterrestre. Sin embargo, en más de cincuenta años, ningún informe ovni ha revelado prueba alguna de una amenaza potencial para Reino Unido”, dice la nota oficial, en la que se indica que continuará el proceso de desclasificación de antiguos expedientes. Según informa The Daily Telegraph, la oficina tenía un presupuesto anual de 50.000 libras (53.500 euros). Un portavoz del MoD ha indicado que los recursos del departamento tienen que centrarse “en la principal prioridad: el frente en Afganistán” y que las estaciones de radar y los cazas de la RAF pueden hacer frente a cualquier amenaza en el espacio aéreo británico.

La desclasificación ovni en Reino Unido, en Punto Radio Bilbao

Almudena Cacho, Ricardo Campo y yo hablamos el 22 de octubre en Protagonistas Bizkaia, en Punto Radio Bilbao, de la desclasificación de documentación sobre ovnis en Reino Unido, en la tercera entrega del espacio que la emisora de Vocento dedica semanalmente al pensamiento crítico.

¿Por qué a los medios no les interesa saber qué era el ovni que casi chocó contra un avión de Alitalia?

¿Qué cree que era el ovni que estuvo a punto de chocar contra un avión de Alitalia el 21 de abril de 1991 sobre Reino Unido, según la documentación secreta hecha pública ayer por el Ministerio de Defensa (MoD)  británico? Fue la primera pregunta que hice a varios expertos con los que hablé del asunto horas después de que las agencias de prensa rebotaran la noticia por todo el mundo. Dos de los consultados me dieron una respuesta; otros dos prefirieron no pronunciarse hasta disponer de más información que la divulgada por los medios.

Primero hablé con Ricardo Campo, estudioso del mito extraterrestre y compañero del Círculo Escéptico. Me dijo que creía que el objeto misterioso cuadraba “a primera vista mejor con un posible bólido, un meteoro, que con un misil, que tendría que haber sido visto por mucha más gente desde tierra”. Un par de horas después, recibí respuesta de David Clarke, también experto en el análisis de sucesos ovni y asesor del MoD en el proceso de desclasificación. Le había preguntado: “¿Tiene alguna hipótesis sobre lo que pudo ser el objeto?” (no cité en ningún momento la opción del bólido). “Existe la posibilidad de que fuera un bólido diurno, un trozo de roca del espacio quemándose en la atmósfera. Algo así habría parecido a los pilotos un objeto alargado, con la forma de un misil”, me explicó. Y añadió en respuesta otra de mis preguntas: “No he investigado el caso directamente. Lo que se de él se basa en los documentos del MoD. Pero mi colega Jenny Randles buscó posibles explicaciones en su momento y llegó a la misma conclusión”.

La noticia, en la web de Yahoo!.Clarke me explicó, además, que no podía considerarse este suceso como inexplicable, porque la investigación oficial “se centró principalmente en la posibilidad de que el ovni fuera un ingenio militar, un misil o posiblemente un globo. No pidieron la ayuda de meteorólogos y astrónomos que podían haberles ayudado a identificarlo”. Y volvió a repetir que el MoD se desentendió del suceso una vez descartada la amenaza para la seguridad nacional: “Cerró el caso cuando eliminó la posibilidad de que el ovni fuera una aeronave o un misil extranjero. Es lo habitual en la política de defensa de Reino Unido”

En las últimas horas, he visto cómo varios informativos de televisión extranjeros y españoles se han hecho eco de la noticia. Han destacado lo intrigante del encuentro del avión de Alitalia y han dado por hecho que no se tiene ni idea de cuál fue la causa del avistamiento. Han hablado con Clarke, pero no le han preguntado qué cree que pudo ser el misterioso misil visto por los tripulantes del avión de Alitalia. Así, hemos oído cosas como que estamos ante un ovni oficial, cuando que el objeto no se identificara en su día se debe a un proceso de investigación que no perseguía saber de qué se trataba, sino solo descartar que fuera una amenaza militar. Lo más llamativo y preocupante, sin embargo, es que ninguno de los colegas que he leído, escuchado o visto ha hecho una simple pregunta a Clarke u otro experto: ¿qué cree que fue? Será que no les interesa saberlo.

Ovnis y secretos gubernamentales, en Punto Radio Bilbao

Irantzu Ibáñez y yo hablamos el 4 de junio en Protagonistas Bizkaia, en Punto Radio Bilbao, de ovnis y secretos gubernamentales, a raíz de la apertura de los archivos ovni británicos, en la trigésimo segunda entrega de la temporada 2007-2008 del espacio que la emisora de Vocento dedica semanalmente al escepticismo.