Ciencia ficción

‘El archivo del misterio’: los extraterrestres

Los extraterrestres de la mayoría de la ciencia ficción suelen ser humanos porque, si no, es muy difícil que protagonicen historias nos interesen. Llevar al Otro al espacio y presentarlo con orejas puntiagudas, piel verde o más pelo que el bigfoot es un recurso dramático, y los aficionados lo entendemos como tal. Pero una cosa es disfrutar con una novela de aventuras o un episodio de Star trek y otra admitir, en el mundo real, que los visitantes de otros planetas sean siempre humanoides extraterrestres, como ha defendido la ufología desde sus orígenes, como expliqué en la duodécima y última entrega de El archivo del misterio de Órbita Laika (La 2),

Las clasificaciones de los tripulantes de los ovnis que publicaban en los años 70 las revistas de ufología -incluidas las más serias- son visualmente una delicia y una demostración de ingenuidad supina. Los visitantes son enanos y gigantes, bellos y horrendos, melenudos y sin pelo, con dos ojos y cíclopes, de apariencia juvenil y anciana, llevan escafandra o van a cara descubierta; pero todos, absolutamente todos, son humanoides. Tienen una cabeza -con ojos, nariz, oídos y boca-, dos brazos -con sus manos y sus dedos-, dos piernas… Y en algunos casos hasta han llegado a copular con los humanos.

En aquella época, Los marcianos de Tim Burton no dejaron títere con cabeza en 'Mars attacks'.nadie se paraba a pensar dentro de la ufología en que el ser humano es el producto de un proceso evolutivo de miles de millones de años, que estamos aquí por casualidad, y que en otro planeta la evolución seguramente habrá seguido caminos muy diferentes. Por no hablar de que nuestro planeta es, desde la perspectiva ufológica, una especie de Benidorm cósmico, con alienígenas de todos los sitios viniendo de visita. Si la vida inteligente fuera algo raro en el Universo, sería ilógica tanta variedad de visitantes; si fuera algo común, nada tendría la Tierra de especial para llamar la atención tanto forastero. Los marcianos -entiéndase como sinónimo de extraterrestres- empezaron siendo hombrecillos verdes posiblemente como hijos del folclore medieval y del Barsoom de Edgar Rice Burroughs; ahora son enanos cabezones grises debido al influjo de la televisión y el cine.

Su apariencia humana es la mejor prueba de que los tripulantes de los ovnis se han escapado de nuestros sueños, como las hadas y los dioses.

Larga vida y prosperidad, señor Spock; adiós, Leonard Nimoy

Leonard Nimoy, como Spock, haciendo el saludo vulcano.Leonard Nimoy nos ha dejado hace unas horas, a los 83 años, víctima de una enfermedad pulmonar. Actor, director, escritor, cantante y fotógrafo, permanecerá vivo en la memoria de generaciones como el señor Spock, el extraterrestre lógico que ponía sensatez en la multirracial tripulación de la nave estelar Enterprise, en la serie de televisión Star trek. Es un día triste para quienes amamos la ciencia y la aventura, y todavía vemos en Star trek una serie que rompió tabús y llegó, a mediados de los años 60, hasta donde nadie ha llegado jamás. No en vano, Gene Roddenberry construyó tramas en las que se trasladaban a un entorno de aventuras espaciales problemas a los que se enfrentaba la sociedad estadounidense de aquella época, desde el racismo hasta la guerra, y que la ciencia ficción permitió tratar abiertamente sin que los bienpensantes de turno se escandalizaran.

Les dejo -creo que merece la pena- con la declaración que ha hecho Barack Obama con motivo la muerte de Leonard Nimoy.

Larga vida y prosperidad, señor Spock.

Declaración del presidente sobre el fallecimiento de Leonard Nimoy

Mucho antes de que ser nerd molara, existía Leonard Nimoy. Leonard fue un amante toda la vida de las artes y las humanidades, un partidario de las ciencias, generoso con su talento y su tiempo. Y, por supuesto, Leonard fue Spock. Frío, lógico, de orejas grandes y ecuánime, el centro de la visión optimista e incluyente del futuro de la Humanidad de Star trek.

Quería a Spock.

En 2007, tuve la oportunidad de conocer a Leonard en persona. Era lógico saludarlo con el saludo vulcano, el signo universal de “Larga vida y prosperidad”. Y, después de 83 años en este planeta -y de visitas a muchos otros-, está claro Leonard Nimoy hizo justo eso. Michelle y yo nos unimos a su familia, amigos y el sinnúmero de seguidores que le echa de menos tan cariñosamente hoy.

Cine de ciencia ficción y platillos volantes, en Hala Bedi Irratia

Javi Urkiza y yo hablamos el jueves en Suelta la Olla, en Hala Bedi Irratia, de cine de ciencia ficción y platillos volantes, en la décima entrega del curso 2013-2014 de Gámez Over, intervenciones que también emiten Eguzki-Pamplona, Uhinak (Ayala), Txapa (Bergara), Eztanda (Sakana), Arraio (Zarautz), Zintzilik (Orereta), Itxungi (Arrasate), Kkinzona (Urretxu-Zumarraga) y Txindurri Irratia (Lautada).

Platillos volantes y ciencia ficción, mañana en el trigésimo cuarto ‘Enigmas y Birras’ de Bilbao

Cartel anunciador del trigésimo cuarto 'Enigmas y Birras’ de Bilbao, dedicado a los ovnis y la ciencia ficción.“Ovnis y ciencia fición” es el título de la charla que dará el médico Ricardo Manzanaro en el trigésimo cuarto encuentro Enigmas y Birras de Bilbao, que se celebrará mañana en el restaurante KZ (Alameda San Mamés, 6) a partir de las 18 horas.

Como la mayoría de los aficionados a la ciencia ficción, Manzanaro se ha encontrado muchas veces con que, cuando confiesa su pasión por el genéro, le comentan: “¿Novelas de ovnis y esas cosas?”. “Es frecuente que se asocien los ovnis con la ciencia ficción. Es algo de lo que estoy cansado”, reconoce el presidente de la Asociación Vasca de Ciencia-Ficción, Fantasía y Terror (TerBi) y organizador de la tertulia mensual de aficionados de Bilbao, que tiene casi 20 años de vida.

“Casi todos los escritores de ciencia ficción han sido críticos con la creencia en ovnis, aunque algunos la han usado como recurso. Ya en 1939, el británico Eric Frank Russell se inspiró en las locuras de Charles Fort para su novela Barrera siniestra“, puntualiza Manzanaro, quien también lleva el blog Noticias de Ciencia Ficción. En su intervención, hablará de la opinión que los platillos volantes han merecido a algunos grandes autores y de cómo ha tratado la literatura y el cine de ciencia ficción el fenómeno ovni desde las invasiones marcianas clásicas hasta ahora.

Dense por invitados al trigésimo cuarto Enigmas y Birras de Bilbao organizado por el Círculo Escéptico y programado por Luis Miguel Ortega. La entrada es gratis, aunque cada asistente se compromete a hacer, al menos, una consumición como agradecimiento a los propietarios del establecimiento por la cesión de local.