Ateísmo

¿Apoyaría con su dinero publicidad laicista en autobuses?

Hay quienes pensamos que ya es hora de que se acometa de una vez en nuestro país la separación entre Iglesia y Estado, de que el presidente del Gobierno y sus ministros dejen de prometer sus cargos ante la Biblia y el crucifijo, de que no se pague con dinero público el adoctrinamiento en ningún credo, de que no haya símbolos religiosos en los centros educativos que pagamos todos… Como recuerda Fernando Savater en su libro Saliendo al paso (2008), “el laicismo no persigue a los creyentes (esas persecuciones siempre se hacen por motivos religiosos, incluido un ateísmo elevado a dogma inquisitorial), sino que da campo abierto a todas las creencias por igual, pero en la conciencia de cada cual. Naturalmente no reprime que esa conciencia se manifieste de modo público, pero exige que sea a título privado y no con respaldo gubernamental”.

Creo que, si nos lo proponemos, podemos ver pronto un campaña laicista en autobuses en España. Y no soy el único. ¿Y usted? ¿Apoyaría con su dinero una iniciativa de este tipo? ¿Se le ocurre algún eslogan que reivindique que nos dejen de imponer dioses y que cada uno crea en lo que quiera? Toda idea será bienvenida y, si quieren dar su opinión, pueden hacerlo a través de esta encuesta promovida por Pablo Laguna Sánchez, de Granada Laica, además de en los comentarios de esta anotación.

El autobús ateo inglés.

Los ateos salen del armario

El autobús ateo inglés.

“Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida”. Este eslogan podrá leerse a partir de enero en muchos autobuses urbanos de Londres y, posiblemente, de otras ciudades de Reino Unido. La iniciativa pretende, en principio, contrarrestar los anuncios religiosos en el transporte público británico. Es una idea de la periodista Ariane Sherine, y cuenta con el apoyo de la Asociación Humanista Británica y del biólogo Richard Dawkins, el más firme defensor actual de la Teoría de la Evolución.Sherine iba andando al trabajo el 19 de junio pasado cuando se cruzaron en su camino dos autobuses urbanos con un mismo mensaje publicitario: “Cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la Tierra? (Lucas 18, 8)”- y una dirección de Internet. Cuando visitó la web, no se encontró con la respuesta, sino con otra cita bíblica que amenaza a quienes no sigan la palabra de Jesús con un tormento eterno. La periodista se quejó ante las autoridades locales y, como no consiguió nada, se interesó por las tarifas publicitarias. Al día siguiente, lanzó en su blog de The Guardian la idea de poner en los autobuses un anuncio amable en favor del ateísmo y el 21 de octubre empezó la recogida de fondos.

Su objetivo era recaudar 6.860 euros con los que encartelar 30 autocares durante cuatro semanas en enero, pero los ateos británicos han desbordado las previsiones más optimistas: el jueves pasado se habían recaudado ya más de 143.000 euros. Así que los anuncios invadirán otros medios de transporte y otras ciudades. “Nuestro mensaje es divertido, pero tiene un fondo serio: los ateos queremos un país, una escuela y un gobierno laicos. El importante apoyo que ha recibido nuestra campaña demuestra que muchas personas están de acuerdo con estas ideas”, ha indicado Sherine. Dawkins también lo tiene claro: “Esta campaña de mensajes alternativos en los autobuses de Londres hará a la gente pensar, y pensar es anatema para la religión”.

Publicado originalmente en el diario El Correo.

Yahoo! reabre ‘Cyberateos’

Yahoo! ha reabierto la lista de correo de la Unión de Cyberateos, de cuyo cierre injustificado di noticia el 9 de marzo. Durante un mes, he estado al corriente de las negociaciones entre ambas partes, pero, antes de publicar nada, he preferido esperar a que llegaran a alguna parte, que tampoco era cuestión de convertir la historia en un culebrón. Sé desde hace semanas que el origen del conflicto fue la inclusión en el foro de la polémica obra del fotógrado José Antonio Montoya, y que Carlos Grima, coordinador de la lista, se había comprometido a retirarlas para que ésta pudiera reabrirse -al menos, temporalmente- y recuperar el material almacenado en ella desde septiembre de 1999. Grima ha hecho público hoy un comunicado de prensa en el que informa oficialmente de ambos aspectos.

Varias cosas han quedado claras para mí:

1. Que Yahoo! tenía razón en lo que se refiere a la existencia en el foro ateo de material que violaba las Condiciones de Servicio, al margen de lo que uno piense sobre la calidad artística de la obra de Montoya y de las convicciones religiosas de cada uno.

2. Que Yahoo! se precipitó a la hora de borrar la lista sin atender antes a las explicaciones de sus gestores. Esa política -no hay que olvidarlo- deja a los responsables de foros indefensos ante posibles usuarios malintencionados.

3. Que, vistas las pruebas y la actitud de Yahoo!, achacar a la compañía censura ideológica en el cierre de lista de correo de la Unión de Cyberateos parece fuera de lugar.

4. Que, si la historia no hubiera recibido el eco que ha recibido y Grima no hubiera contado con el asesoramiento legal pertinente, Yahoo! no habría dado explicaciones de ningún tipo más allá de su primer comunicado.

5. Que la única manera de garantizar la libertad e independencia total en Internet pasa por pagar un servidor propio, para evitar posibles atropellos fundamentados en las claúsulas abusivas que se incluyen en servicios como Yahoo!Groups y que convierten a las compañías en juez y parte, sin que tengan que dar explicaciones a nadie.

La Unión de Cyberateos continúa, de momento, en el refugio temporal para su foro de debate de GoogleGroups, a la espera de lo que decidan sus socios sobre su vuelta o no a Yahoo!Groups.