Varios

‘Nature’ alerta del regreso de los dragones y se convoca en Chequia un curso de piloto de ‘chemtrails’

El 1 de abril siempre da juego. La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) ha anunciado hoy que experimentos hechos en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC)  “han confirmado la existencia de La Fuerza”. La explicación que da uno de sus expertos, Ben Kenobi, de la Universidad de Mos Eisley (Tatooine), es la siguiente: “La Fuerza es lo que da a un físico de partículas sus poderes. Es un campo de energía creado por todas las cosas vivas. Nos rodea y nos penetra, mantiene unida la galaxia”. Por si alguien tiene dudas, en la web del organismo europeo, pueden verse imágenes del bibliotecario Tullio Basaglia y el físico teórico Valerio Rossetti demostrando sus poderes.

Anuncio del curso de operador de 'chemtrails' publicado en la web del CATC con motivo del 1 de abril.Los conspiranoicos están de enhorabuena. El Centro Checo de Adiestramiento para la Aviación (CATC) ha anunciado la celebración de un Curso de Operador de Chemtrails, financiado por el Nuevo Orden Mundial y para el que sólo se exige haber superado la Educación Secundaria. Dirigido a quien “le guste manipular a la gente y el clima”, incluye en su apartado teórico la preparación para hacer frente al interés del público y para mantener secretos, y en el práctico 30 horas de difusión de sustancias químicas en el simulador y otras 200 en el mundo real bajo supervisión. El curso es gratis, el empleo está garantizado y el nuevo piloto tendrá la oportunidad de “trabajar en un entorno multicultural (extraterrestres, klingons, etc.)”, además de que disfrutará de “frecuentes viajes de negocios a través de la Puerta Estelar“.

Por su parte, la revista Nature advierte en un artículo de la vuelta de los dragones. Andrew J. Hamilton, de la Universidad de Melbourne, Robert M. May, de la de Oxford, y Edward K. Waters, de la de Notre Dame Australia, aseguran que las pruebas demuestran que “los dragones ya no pueden ser tratados como criaturas de leyenda y fantasía, y que los efectos antropogénicos sobre el clima mundial allanan, inadvertidamente, el camino para el resurgimiento de estas bestias”. Según estos investigadores, hubo un tiempo en que “la Humanidad en su conjunto era plenamente consciente de la existencia de dragones y todos los demás seres mágicos”, y los echadores de fuego presentes en todas las culturas -achacan sus pequeñas diferencias a la especiación- volverán a levantar el vuelo en cuanto la Tierra se caliente lo suficiente.

Por favor, que alguien avise a Enrique de Vicente de que tanto el hallazgo del CERN como el curso de piloto de chemtrails y el artículo de Nature sobre los dragones son inocentadas propias de la fecha. No sean malos, que luego va diciendo por ahí que Bill Gates, George Soros y el Ejército de Estados Unidos están detrás de la epidemia de ébola, que el accidente de tren de Santiago de Compostela del 24 de julio de 2013, en el que murieron 79 personas, lo causó “el incremento de la radiación cósmica que llega a la Tierra” y que “la Tierra podrá participar en uno o dos siglos en la confederación cósmica”. Tengan en cuenta que el 1 de abril de 1848, dos niñas estadounidenses gastaron una broma a su crédula madre y nació el espiritismo moderno.

Larga vida y prosperidad, señor Spock; adiós, Leonard Nimoy

Leonard Nimoy, como Spock, haciendo el saludo vulcano.Leonard Nimoy nos ha dejado hace unas horas, a los 83 años, víctima de una enfermedad pulmonar. Actor, director, escritor, cantante y fotógrafo, permanecerá vivo en la memoria de generaciones como el señor Spock, el extraterrestre lógico que ponía sensatez en la multirracial tripulación de la nave estelar Enterprise, en la serie de televisión Star trek. Es un día triste para quienes amamos la ciencia y la aventura, y todavía vemos en Star trek una serie que rompió tabús y llegó, a mediados de los años 60, hasta donde nadie ha llegado jamás. No en vano, Gene Roddenberry construyó tramas en las que se trasladaban a un entorno de aventuras espaciales problemas a los que se enfrentaba la sociedad estadounidense de aquella época, desde el racismo hasta la guerra, y que la ciencia ficción permitió tratar abiertamente sin que los bienpensantes de turno se escandalizaran.

Les dejo -creo que merece la pena- con la declaración que ha hecho Barack Obama con motivo la muerte de Leonard Nimoy.

Larga vida y prosperidad, señor Spock.

Declaración del presidente sobre el fallecimiento de Leonard Nimoy

Mucho antes de que ser nerd molara, existía Leonard Nimoy. Leonard fue un amante toda la vida de las artes y las humanidades, un partidario de las ciencias, generoso con su talento y su tiempo. Y, por supuesto, Leonard fue Spock. Frío, lógico, de orejas grandes y ecuánime, el centro de la visión optimista e incluyente del futuro de la Humanidad de Star trek.

Quería a Spock.

En 2007, tuve la oportunidad de conocer a Leonard en persona. Era lógico saludarlo con el saludo vulcano, el signo universal de “Larga vida y prosperidad”. Y, después de 83 años en este planeta -y de visitas a muchos otros-, está claro Leonard Nimoy hizo justo eso. Michelle y yo nos unimos a su familia, amigos y el sinnúmero de seguidores que le echa de menos tan cariñosamente hoy.

El papa Francisco se quita la careta y aboga por limitar la libertad de expresión frente a la religión

El papa Francisco, durante su visita a Varginha (Brasil) en julio de 2013. Foto: Tânia Rêgo - Agência Brasil.El sistemáticamente jaleado papa Francisco dijo ayer que la libertad de expresión debe limitarse cuando se trata de la religión y, aunque puntualizó que “matar en nombre de Dios es una aberración”, sentenció que no ha lugar a la burla de la fe, que hacerlo es una provocación y que al que caiga en ella no debería extrañarle sufrir en sus carnes la reacción indignada de los fieles. Recurrió para decirlo a un simil: “Si el doctor Gasbarri, que es un gran amigo, dice una grosería contra mi mamá, le espera un puñetazo”.

“En cuanto a la libertad de expresión: cada persona no sólo tiene la libertad, sino la obligación de decir lo que piensa para apoyar el bien común (…) Pero sin ofender, porque es cierto que no se puede reaccionar con violencia, pero si el doctor Gasbarri [organizador de los viajes papales], que es un gran amigo, dice una grosería contra mi mamá, le espera un puñetazo. No se puede provocar, no se puede insultar la fe de los demás. (…) Hay mucha gente que habla mal, que se burla de la religión de los demás. Estas personas provocan y puede suceder lo que le sucedería al doctor Gasbarri si dijera algo contra mi mamá. Hay un límite, cada religión tiene dignidad, cada religión que respete la vida humana, la persona humana… Yo no puedo burlarme de ella. Y este es límite. Puse este ejemplo del límite para decir que en la libertad de expresión hay límites como en el ejemplo de mi mamá”, dijo el Papa, según recoge El País.

El jefe de la Iglesia católica sostiene que la religión tiene que estar por encima de la libertad de expresión. Es lógico desde su punto de vista, y antiilustrado y antidemocrático desde el mío. “El debate, la sátira, el humor y la expresión artística deben disfrutar de un alto grado de libertad de expresión y el recurso a la exageración no ha de ser visto como una provocación”, advertía en 2006 el Consejo de Europa tras la reacción fanática que siguió en el mundo islámico a la publicación de caricaturas sobre Mahoma por el diario danés Jyllands-Posten y del intento de censura vaticana a la película El código Da Vinci. La religión es tan criticable y mofable como cualquier otra idea u opinión. En las sociedades democráticas, los límites a la libertad de expresión los establece la legislación civil, nunca los creyentes, y la blasfemia no es un delito, aunque sea un pecado para los fieles del credo correspondiente. Por eso, en España nuestros legisladores deberían cambiar el artículo 525.1 de Código Penal, que dice: “Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican”. La ley no está para proteger ideas ni ceremonias, sean religiosas o no, ni divinidades, sino a las personas. Claro que en un país donde el Gobierno concede condecoraciones policiales a una Virgen

La libertad de expresión “no debe restringirse más para responder a la creciente sensibilidad de algunos grupos religiosos”, dice la resolución del Consejo de Europa de 2006. “La legislación internacional sobre los derechos humanos no puede ni debe proteger a las religiones en sí, pero protege y debe hacerlo a los individuos y grupos de la discriminación, la violencia y la hostilidad sobre la base de su religión. Las creencias religiosas, las ideas y los sistemas no deben estar exentos de discusión, debate e incluso fuertes críticas, ya sea de comentaristas internos o externos”, coincidía la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) en marzo de 2011. Francisco, por fin, se ha quitado la careta de progresismo y aperturismo que tantas simpatías le ha ganado, sorprendentemente, incluso entre no creyentes. Una reacción así ante el atentado contra la revista satírica Charlie Hebdo era de esperar: aunque entre ellos no puedan verse, los líderes religiosos siempre hacen piña contra los ateos y contra el humor.

Mi respuesta rápida a Bergoglio y a todos los que piensan como él es la viñeta adjunta. La ha tuiteado hace unas horas la comunidad Think Atheist. La leyenda dice: “La evolución no te puso sobre dos pies sólo para que te arrastres por el polvo otra vez ante una fantasía. ¡Piensa por ti mismo!”.

Evolución y religión.

Todos somos ‘Charlie Hebdo’: blasfemar es un derecho

Je suis Charlie.Al menos doce personas han muerto hoy asesinadas en un ataque terrorista islámico contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo, objetivo del fanatismo musulmán desde que publicó en 2006 unas caricaturas de Mahoma que los seguidores de ese profeta consideraron injuriosas e incitadoras del odio. Los criminales han entrado en las oficinas parisinas de la publicación al grito de “¡Alá es grande!” y la han emprendido a tiros contra los periodistas en una nueva demostración del grave peligro que corre en Europa la libertad a manos de la intolerancia religiosa. Mi más sentido pésame a los familiares de las víctimas.

Poner en solfa creencias, sean cuales sean, es una conquista de la Ilustración que hemos de reivindicar hoy más que nunca. Y blasfemar es un derecho, no un delito. “Sólo hay una excepción razonable a la protección ilimitada del discurso: cuando alguien incita directamente a los crímenes de odio. Pero en este punto las religiones tienen un historial realmente malo”, recordaba en septiembre de 2010 el filósofo Massimo Pigliucci. La blasfemia sólo la considera tal un creyente cuando se dirige contra su religión, no cuando el blanco es otra. A los cienciólogos no les gusta que se demuestre la irracionalidad de las ideas de L. Ron Hubbard; ni a muchos cristianos que se tache al dios del Antiguo Testamento de iracundo, caprichoso y despreciable; ni a los musulmanes que se dibuje a Mahoma con una bomba por turbante. ¿Y qué? Que se aguanten. La crítica a todas las ideas, incluidas las religiosas, es un derecho al que nunca debemos renunciar.

El 28 de junio de 2006, Después de la reacción fanática que siguió en el mundo islámico a la publicación de unas caricaturas sobre Mahoma por el diario danés Jyllands-Posten y del intento de censura vaticana a la película El código Da Vincila Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó una resolución que alertaba de que la libertad de expresión “no debe restringirse más para responder a la creciente sensibilidad de algunos grupos religiosos”. El texto -aprobado por 98 votos a favor, 7 en contra y 3 abstenciones- recordaba “que no puede haber una sociedad democrática sin el derecho fundamental a la libertad de expresión”, que ésta incluye “el debate abierto sobre la religión y las creencias”, y que “el debate, la sátira, el humor y la expresión artística deben disfrutar de un alto grado de libertad de expresión y el recurso a la exageración no ha de ser visto como una provocación”.

Todos somos Charlie Hebdo.

‘National Geographic’ ofrece un descuento del 40% a los lectores de ‘Magonia’

national-geographic-ofertaCon motivo de su 125º aniversario, la revista National Geographic quiere que los lectores de Magonia se beneficien de una promoción especial. Quien se suscriba a la revista desde este blog obtendrá un 40% de descuento (24,95 euros en vez de 42, por 12 números), y recibirá de regalo dos biografías de Isaac Newton y Albert Einstein, la agenda y el calendario de 2015. Además, se convertirá en miembro de pleno derecho de la Sociedad Geográfica Nacional de Estados Unidos y podrá participar en futuras promociones exclusivas, e indirectamente ayudará a mantener Magonia.

Para disfrutar de esta oferta, sólo tiene que seguir este enlace.