Creacionismo

‘La evolución del mundo’, el frustrado documental didáctico de Ray Harryhausen

El mago de los efectos especiales Ray Harryhausen murió el martes a los 92 años. Hizo soñar a generaciones con bestias antediluvianas, como El monstruo de tiempos remotos (1953), y seres mitológicos, como la Medusa de Furia de titanes (1981). Sin embargo, le traigo aquí porque uno de sus grandes proyectos inacabados fue una historia de la vida en la Tierra, desde su aparición hasta la desaparición de los dinosaurios.

La película documental se iba a titular La evolución del mundo y empezó a trabajar en ella en 1938, con sólo 18 años. Tenía fines didácticos y esperaba que se usara en las escuelas. Fabricó un tiranosaurio, un tricerátops, un brontosaurio y un pterodáctilo, entre otros animales, y empezó a hacer experimentos con fondos mates. Por desgracia, en 1940 se estrenó Fantasía. Tras verla, el joven Harryhausen tiró la toalla, convencido de que nunca podría igualar lo plasmado en La consagración de la primavera, que abarcaba el mismo periodo temporal que su documental: acababa con la extinción de los dinosaurios después de que Disney renunciara a trasladar a la pantalla la evolución de los mamíferos y la aparición del ser humano, por miedo a la reacción de los creacionistas.

Hasta nosotros ha llegado una pequeña parte del metraje original de La evolución del mundo, cinta de la cual la Fundación Ray y Diana Harryhausen conserva un modelo de mamut y los armazones del tiranosaurio, el brontosaurio y el pterodáctilo. El siguiente vídeo, como indica el artista en él, sirve para que nos hagamos una idea de lo ambicioso de su proyecto.

La Universidad del País Vasco desautoriza al profesor que dice que la Tierra es el centro del Universo

La Universidad el País Vasco ha desautorizado científicamente a Juan Carlos Gorostizaga, profesor de matemáticas de la Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas Navales y coautor, junto con el matemático Milenko Bernadic, de un libro recientemente publicado en el que afirman que la Tierra es el centro del Universo. Los directores de todos los departamentos que imparten fisica en la UPV suscriben hoy una declaración que dice :

“Ante la reciente publicación de un libro titulado Sin embargo no se mueve”, en el que aparece como coautor Juan Carlos Gorostizaga, profesor de matemáticas en la Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas Navales, los directores de los departamentos de la Universidad del País Vasco abajo firmantes (departamentos todos ellos que imparten asignaturas de física) desean manifestar su más absoluto desacuerdo con el pronunciamiento que se realiza en dicha obra, contrario a la evidencia científica. La opinión reflejada en ese libro no es compartida por los profesores miembros de estos departamentos ni por el conjunto de la comunidad científica”.

Los profesores Juan María Collantes Metola (Departamento de Electricidad y Electrónica),  Agustín Sánchez Lavega (Departamento de Física Aplicada I), Carlos Santamaría Salazar (Departamento de Física Aplicada II), Gotzon Madariaga Menéndez (Departamento de Física de la Materia Condensada), Ángel Alegría Loinaz (Departamento de Física de Materiales) y Alexander Feinstein Gotlinsky (Departamento de Física Teórica e Historia de la Ciencia) dejan así claro, por si a alguien le cupiera alguna duda, que las opiniones del profesor citado son anticientíficas, algo por lo que les felicito, y supone el desmarque de la universidad de las estrafalarias ideas del docente.

Gorostizaga, no sólo es geocentrista, sino también creacionista de la Tierra joven. Fundamentalista religioso, cree que “el Dios Uno y Trino creó la Tierra, el Universo y todo lo que éste contiene -incluido el hombre- desde la nada, hace unos 6.000 años” y considera históricos hechos como la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, y todos los demás narrados en el Antiguo Testamento. “La Tierra no se mueve, es decir, no orbita alrededor del Sol (es el Sol el que lo hace alrededor nuestro), ni tampoco rota sobre el eje Norte-Sur (es el firmamento como un todo el que lo hace)”, explicaba hace unas semanas  en su blog. Para él y su colega Bernadic, “todo el universo fue hecho para usted, por amor”.

¡Feliz Día de Darwin 2013!

Día de Darwin 2013.

La Biblioteca de Bidebarrieta de Bilbao (c/ Bidebarrieta, 4) acoge hoy dos conferencias dentro de los actos del Día de Darwin, en una iniciativa organizada por la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco (UPV) y el Círculo Escéptico, con el patrocinio del Ayuntamiento de Bilbao y el diario El Correo, y la colaboración del Aula Espazio Gela, el CIC bioGUNE y la Fundación Biofísica Bizkaia. El programa de la séptima edición de este encuentro celebrada en la capital vizcaína es el siguiente:

19.00: “Corredores”, por Juan Ignacio Pérez, catedrático de Fisiología y titular de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV.

19.45: “Darwin y la idea de progreso”, por Jordi Agustí, profesor investigador del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES).

20.30: Mesa redonda.

El programa inicial incluía una intervención de Ana Zubiaga, catedrática de Genética de la UPV, titulada “¿Un parque jurásico en el Gorbea?”. Sin embargo, la demora en un vuelo de larga distancia impedirá a la conferenciante estar esta tarde con nosotros. Los organizadores esperamos poder contar con su presencia el año que viene.

El profesor geocentrista de la UPV, y el peritaje caligráfico y la grafología, en Punto Radio Bizkaia

Patxi Herranz y yo hablamos el martes en Bizkaia y Punto, en Punto Radio Bizkaia, del profesor geocentrista de la Universidad del País Vasco, y del peritaje caligráfico y la grafología, en la decimoctava entrega del curso 2012-2013 de Magonia, mi espacio semanal dedicado al pensamiento crítico en la emisora de Vocento.

Un profesor de la Universidad del País Vasco afirma en un libro que la Tierra es el centro del Universo

El físico Juan Carlos Gorostizaga, profesor de matemáticas de la Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas Navales de la Universidad del País Vasco (UPV), y el matemático Milenko Bernadic, profesor de Secundaria, acaban de publicar Sin embargo no se mueve, un libro en el que defienden que la Tierra es el centro del Universo. El docente vasco no sólo es geocentrista, sino también creacionista de la Tierra joven. Cree que “el Dios Uno y Trino creó la Tierra, el Universo y todo lo que éste contiene -incluido el hombre- desde la nada, hace unos 6.000 años” y considera históricos hechos como la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, y todos los demás narrados en el Antiguo Testamento.

Portada de 'Sin embargo no se mueve', libro del físico Juan Carlos Gorostizaga y el matemático Milenko Bernadic.“El modelo geocéntrico de Tycho Brahe (ligeramente modificado) resulta cierto. Esta verdad, tan evidente y tan incómoda para determinados sectores no científicos sino cientificistas, tiene serias y directas consecuencias para la filosofía, ciencia moderna, y particularmente para la exégesis bíblica. Una lectura apasionada que le mantendrá en vilo hasta el final, un descubrimiento de lo que ya sabe, aunque no se lo pueda creer. Tal vez ahora le resulte algo más fácil o al menos sorprendentemente fresco: todo el universo fue hecho para usted, por amor”, se dice en la web donde los autores venden la obra, de cuya salida al mercado me he enterado a través de un conocido escéptico español. “La Tierra no se mueve, es decir, no orbita alrededor del Sol (es el Sol el que lo hace alrededor nuestro), ni tampoco rota sobre el eje Norte-Sur (es el firmamento como un todo el que lo hace)”, explica el físico vasco en su blog.

Gorostizaga imparte clases en la UPV, donde forma a los futuros marinos mercantes. Supongo que no hay modo de apartar de la docencia a alguien que ha sacado unas oposiciones y fomenta la anticiencia, porque, si no, no me explico que este físico siga de profesor en una universidad pública a pesar de que lleva años haciendo gala de su geocentrismo y creacionismo, de cosas como que, “hace unos 4.000-5.000 años, la Humanidad llegó a un nivel tal de degradación y corrupción que Dios tuvo que destruirla mediante un cataclismo global, el Diluvio Universal, del que únicamente se salvó Noé y su familia”.