Astrología y adivinación

Amanda Berry vio en la tele cómo la vidente Sylvia Browne convencía a su madre de que había muerto

Amanda Berry, una de las tres jóvenes secuestradas durante diez años en Cleveland por Ariel Castro, quien las sometió a todo tipo de abusos, vio en la tele cómo, diecinueve meses después del rapto, la vidente Sylvia Browne convencía a su madre de que había muerto y, por consiguiente, tenía que dejar de buscarla. La joven intentó que su captor le dejara decirle a su madre que estaba viva -nada más-, pero éste lo impidió y la muchacha vio como su madre se derrumbaba por su fe en la adivina. Lo cuenta en un libro, Hope: a memoir of survival in Cleveland (Esperanza: una biografía de supervivencia en Cleveland), que acaba de publicar y ha escrito con su compañera de torturas Gina DeJesus.

Amanda Berry, en un programa de televisión.Ariel Castro secuestró a Amanda Berry cuando iba a casa el 21 de abril de 2003, un día antes de su decimoséptimo cumpleaños. El 17 de noviembre de 2004, Louwana Miller, madre de la entonces niña desaparecida, acudió a The Montel Williams Show, un programa de la CBS del cual Sylvia Browne era colaboradora habitual. En un momento, la mujer preguntó a la vidente si su hija estaba viva. La bruja le respondió: “No está viva, cariño. Y te voy a decir por qué, aquí vamos de nuevo: tu hija no es de las que no llamarían por teléfono”.

“¿Qué? ¿Por qué ha dicho eso?”, anotó entonces Amanda en su diario. La joven estaba en su cautiverio ante el televisor y no podía dar crédito a lo que veía: su madre destrozada por la revelación de la vidente. “Estoy llorando y gritando a la tele. ¡No estoy muerta! ¡Estoy viva y estoy aquí!”, escribió. Y añadió: “Ella es un fraude. Ahora mi pobre madre va a pensar que estoy muerta porque confía en Sylvia. Esto va a destrozarla. Tiene que ignorar lo que le ha dicho y seguir creyendo que estoy viva y luchando porque vuelva a casa. Si no lo hace, ¿cómo voy a tener esperanza?”. Según cuenta Bo Gardiner, la muchacha escribió una carta a su madre diciéndole que no creyera a la vidente, se la enseñó a Ariel Castro para demostrar que no daba ninguna pista sobre su paradero y le pidió que la enviara, pero éste la rompió. Día después, el 5 de diciembre de 2014, Amanda volvió a ver a su madre en la tele y comprobó que mujer se había derrumbado. “Todo por Sylvia Browne, que es un fraude. Ella puso un cuchillo en el corazón de mi madre porque era bueno para sus índices de audiencia en televisión”, escribió en su diario.

Cartel de unas actuaciones de Sylvia Browne en Las Vegas.“Por favor, no me malinterpreten. No quiero creerlo. Quiero tener esperanza, pero, después de año y medio, ¿qué más queda por hacer? Parece que es verdad. Mi hija siempre llamaría a casa”, declaró la angustiada madre al Cleveland Plain Dealer al día siguiente de la revelación de Browne. Louwana Miller falleció en 2006 a causa de un fallo cardiaco y, según MSN News, su familia dijo entonces que las palabras de la vidente habían hecho que muriera con “el corazón roto”, creyendo que su hija había muerto. Sin embargo, el 7 de mayo de 2013, Amanda, una hija de ella y dos compañeras de cautiverio lograron escapar de su torturador, y Browne enmudeció en las redes sociales. Dio la callada por respuesta cuando se le pidieron explicaciones. La bruja murió el 20 de noviembre de 2013 a los 77 años, cuando había predicho en 2003, en una entrevista en televisión con Larry King, que iba a vivir hasta los 88 años. Montel Williams, el conductor del programa cuya complicidad con la charlatana tanto hizo sufrir a Amanda y su madre, pidió perdón vagamente a la joven hace unos días por las declaraciones de Browne en su programa.

A cuántas personas más habrá hecho daño el dúo Williams-Browne es algo que no podemos saber. Lo que sí sabemos ahora es el terrible dolor y la angustia que ambos produjeron a madre e hija. La confianza en los poderes de Browne y su infinita crueldad mataron a Louwana Miller, y de rebote infligieron un sufrimiento añadido a su hija. Son los peligros de creer.

Un zahorí en el Colegio de Enfermería de Vizcaya

Anuncio de la conferencia del zahorí Aitor López en la sede del Colegio de Enfemería de Vizcaya.El zahorí Aitor López hablará de Geobiología como medicina del hábitat el martes en el Colegio de Enfermería de Vizcaya (c/ Rodríguez Arias, 6; 48008 Bilbao). “La geobiología -explica el conferenciante en la convocatoria del acto, que es sólo para asociados- es la disciplina que estudia la interacción entre un lugar y un ser vivo, sea una persona, un animal o una planta. Se analizan las corrientes de agua subterránea, las fallas geológicas, los cruces de líneas Hartmann etc., así como la contaminación electromagnética, y sus posibles efectos sobre el bienestar y la salud. También se abordan detalles como el color de las paredes, la forma de las estancias y objetos de la casa… La herramienta principal de detección de alteraciones o geopatías es la radiestesia o sensibilidad corporal, así como los aparatos eléctricos para la medición electromagnética”.  El anuncio incluye una foto de los útiles que usa López en su trabajo: varillas metálicas de rabdomante.

Un zahorí es alguien que asegura tener el don de localizar en el subsuelo desde agua hasta metales preciosos y, a veces, de diagnosticar enfermedades, así como de detectar variaciones en una energía que únicamente él capta. También se les conoce como rabdomantes, radiestesistas y geobiólogos, denominación esta última con la que intentan rodearse de un halo científico. Sus útiles pueden ser palos con forma de Y, varillas metálicas o pendulos cuyo movimiento indicaría la presencia de lo que buscan. Ningún zahorí ha demostrado nunca en condiciones controladas hacer lo que dice hacer desde que, en la segunda mitad del siglo XVIII, se empezó a someter a prueba a los practicantes de esta arte ardivinatoria. Estamos ante un fenómeno tan digno de crédito como la güija, que ha costado muchísimas de vidas en Irak, donde militares y policías han utilizado durante años varillas de zahorí, disfrazadas de alta tecnología, para detectar bombas con el resultado previsible: decenas de explosiones que podían haberse evitado con el uso de perros adiestrados en los controles de seguridad. Las varillas de zahorí funcionan por el mismo principio que la güija, el llamado efecto ideomotor, que hace que nuestras creencias y expectativas se reflejen en movimientos musculares inconscientes y da lugar a otros fenómenos prodigiosos.

Un zahorí, en una ilustración del libro 'Histoire critique des pratiques superstitieuses', de Pierre Le Brun.“La práctica continuada de la radiestesia (sensibilidad del cuerpo) para testar casas y negocios, el estudio de ciencias como la geobiología y el arte del feng shui, y la intensa y dilatada experiencia profesional han ampliado mi bagaje a la hora de tratar situaciones muy diversas y ofrecer soluciones efectivas. Desde hace un tiempo a esta parte, además, utilizo la Kabbalah terapéutica, para profundizar en mi labor de armonización y de creación de bienestar, pues conecto con mecanismos internos que rige nuestra alma”, explica en su web López, quien se presenta como geobiólogo armonizador y cabalista. Por supuesto, como cualquier otro adivino -desde el tarotista televisivo nocturno hasta el grafólogo que selecciona personal para empresarios ignorantes-, este zahorí vizcaíno tampoco ha demostrado nunca sus poderes y todo lo que dice carece de sentido, como cuando habla de las líneas Hartmann. Nadie que no sea zahorí cree en esas líneas de emisiones energéticas, descubiertas a mediados del siglo pasado por el radiestesista alemán Ernst Hartmann, y de contaminación electromagnética sólo hablan quienes explotan el miedo a las ondas para vender a incautos asesorias ambientales, defensa legal y todo tipo de inútiles cachivaches para protegerles de una amenaza que sólo existe en sus mentes,

El lector de Magonia que me ha enviado la información del Colegio de Enfermería de Vizcaya no podía creérselo; yo tampoco. Que, a estas alturas del siglo XXI, una organización de profesionales de la salud haga entre sus asociados publicidad de brujería resulta descorazonador. Igual dentro de poco asistimos en los servicios de urgencias de los hospitales vascos a algo parecido a lo que se ve en este vídeo de That Mitchell and Webb Look, el programa de humor que tuvieron David Mitchell y Robert Webb en la BBC entre 2006 y 2010:

Una estrella de la televisión estadounidense pide perdón por los disparates de una médium once años después

La disculpa de Montel Williams a Amanda Berry que el primero publicó en Facebook.El presentador de televisión Montel Williams ha pedido perdón once años después a Amanda Berry, una de las mujeres secuestradas en Cleveland cuando eran niñas y sometidas a abusos por Ariel Castro durante una década, por las declaraciones que hizo en 2004 en su programa de la CBS la vidente Sylvia Browne. Poco después de la desaparición de la muchacha, Browne le dijo a Louwana Miller, la madre de la entonces niña, en The Montel Williams Show: “No está viva, cariño”. Y añadió: “Tu hija no es de las que no llamarían por teléfono”. La adivina era una colaboradora fija del programa. Su anuncio hundió a la desesperada madre, que falleció dos años después a causa de un fallo cardiaco y, según MSN News, su familia dijo entonces que la revelación de la vidente había hecho que muriera con “el corazón roto”.

El 7 de mayo de 2013, Amanda, una hija de ella y dos compañeras de cautiverio lograron escapar de su torturador, y la vidente enmudeció en las redes sociales. No tuvo el coraje de responder a quienes le pidieron cuentas. Browne, que había predicho en 2003, en una entrevista en televisión con Larry King, que iba a vivir hasta los 88 años, murió el 20 de noviembre de 2013 a los 77 años.

El miércoles pasado, tras ver a Amanda Berry en una entrevista en la ABC, Montel Williams, el anfitrión televisivo de Sylvia Browne, escribió en Facebook:

Vi la entrevista increíblemente valiente de Amanda Berry anoche. Fue una entrevista hecha con una increíble dignidad y aplomo que se erige como un poderoso ejemplo del poder del espíritu humano para superar incluso las más grandes atrocidades. Siento si cualquier cosa que se dijo en mi programa le causó dolor, y me agradaría que fuera un error. Amanda Berry es una joven fuerte cuyo valor debe inspirarnos a todos.

Tarde, Montel Williams. Demasiado tarde. Dar cobertura mediática a una estafadora como Sylvia Browne era una indecencia incluso antes del caso de Amanda Berry y pedir disculpas sin reconocer abiertamente la culpa al servir de altavoz a sus mentiras es quedarse a medias. También fue asqueroso en España presentar a un joven no identificado que murió arrollado por el tren en 1998 como un viajero del tiempo. Lo hizo Iker Jiménez durante nueve años años en su libro Enigmas sin resolver y en Cuarto milenio, donde el forense José Cabrera llegó a decir que el rostro deformado de la víctima -le había pasado por encima el tren, recuerden- revelaba que podía tratarse de un deficiente psíquico que había vivido encerrado durante años. “Todo esto -dijo respecto a un retrato robot- da la sensación de que es un retraso mental congénito”. Por supuesto, ningún tripulante de la nave del misterio se disculpó públicamente ante la familia del joven agraviado después de que, en octubre de 2008, fue finalmente identificado como un muchacho de 22 años, normal y corriente, que preparaba unas oposiciones cuando desapareció.

La resurrección de Carlos Jesús

El alter ego de platilina del vidente y alienígena Carlso Jesús.

El esperpento de Carlos Jesús resucita ahora en el cine en forma de muñeco de plastilina animado en Pos eso, una película escrita por Sam y Rubén Ontiveros, cuenta hoy Oskar Belategui en El Correo. Carlos Cabello Rey -ése es su nombre real- decía que dos entidades, Micael y Crístofer, compartían su cuerpo y que era vidente, reencarnación de Jesucristo y sanador espiritual, además de haber viajado a varios mundo, entre ellos, Raticulín. Sevillano y residente en Dos Hermanas, se hizo famoso en la España de los años 90 gracias a sus apariciones en Al ataque, el programa de Alfonso Arús en Antena 3, donde fue objeto de mofa continua.

Carlos Jesús llegó a ser tan popular que hasta los que no vimos nunca ese programa supimos de su existencia. Desgraciadamente, el chiflado del plnaeta Raticulín no fue sino la avanzadilla de la invasión de monstruos que han invadido ciertas cadenas y han hecho que la televisión sea, en algunos casos, más caja tonta que nunca. Pos eso, una comedia de acción satánica en plastilina”, está dirigida a los fans de lo fantástico, pero también se adentra en el submundo de la telebasura, que al director de la película, Sam, le “da más miedo que el demonio”.

Juzguen ustedes mismos el caso de Carlos Jesús a partir de este vídeo que reúne las entrevistas que le hizo Javier Cárdenas y que luego se despiezaron para su emisión en Al ataque:

Rodrigo Rato y la pitonista que le vaticinó que sería presidente del Gobierno

Primera página de 'El Mundo' con Rodrigo Rato y Leonor Alazraki.“En un momento cercano o lejano, no puedo precisarle más, tendrá lugar un momento político en el que se postulará como presidente del Gobierno”, le auguró la tarotista y astróloga Leonor Alazraki a Rodrigo Rato en su tienda esotérica del barrio madrileño de Chueca el 4 de marzo de 2004. La foto del entonces vicepresidente del Gobierno (1996-2004) con la bruja echándole las cartas fue una de las imágenes de la campaña a unas elecciones generales que al perdió el PP por su nefasta gestión de los atentados del 11-M, a la que seguirían años de conspiranoia popular alimentados desde cierto sector de la prensa. Naturalmente, la bruja no previó ni la masacre de Madrid, ni la derrota en las urnas del partido conservador, ni la crisis económica que nos venía encima, ni nada de nada.

Vi la escena en los informativos de Telecinco y, al día siguiente, El Mundo llevaba a portada al político y la vidente con el siguiente titular: “Ahora vivimos un ‘impasse’, habrá un miomento político en que usted será presidente”. Lucía Méndez contaba así el diálogo entre Alazraki y Rato:

-“Revuélvalas”, le dijo Leonor, algo alterada por el revuelo de escoltas, cámaras y fotógrafos.

-“Estoy revolviendo regular”.

-“Revuélvalas otra vez y haga tres montones”.

-“A ver qué me sale, porque soy un poco supersticioso”, respondió él medio en broma medio en serio.

La mujer puso las cartas boca arriba y empezó a interpretarlas:

-“Son cartas de mucha fuerza. Tiene usted mucha gente a su favor, muchos votantes. La rueda de la fortuna está aquí. Todo lo que haga en la economía saldrá adelante. Sale la templanza, la abundancia, la alegría”.

En este punto, Leonor Alazraki hizo una pausa valorativa.

-“Aquí, mire, entre la fuerza y el juicio, le digo que habrá un momento político en España en el que usted será postulado presidente del Gobierno”.

Rodrigo Rato escucha las predicciones de la tarotista Leonor Alazraki. Foto: Efe.El candidato se quedó a cuadros. Lógico, cuando pocos meses antes José María Aznar había designado a su heredero: Mariano Rajoy, el otro vicepresidente. Por si acaso quedaba alguna duda, la pitonisa se reafirmaba diciendo: “Es que están aquí. Están todas las cartas: los laureles del triunfo, el Papa como símbolo de poder, la Justicia a su lado… Están todas. Ahora estamos en un periodo de impasse, un poco detenido, pero no hay duda de que habrá un momento político, cercano o lejano, no puedo precisar, en el que usted será postulado presidente del Gobierno”. Cuando Rato advirtió de que el tarot se podía equivocar, ella replicó: “Es poco probable”.

Once años después, los éxitos de Rato se cuestionan en todos los frentes, incluido el judicial. El milagro económico español, del que hasta hace poco Mariano Rajoy, Esperanza Aguirre y otros le consideraban artífice, fue consecuencia de una burbuja inmobiliaria cuyas consecuencias estamos pagando caras. Gracias a la política, nuestro protagonista fue director gerente del Fondo Monetario Internacional (2004-2007), que abandonó inesperadamente vayan ustedes a saber por qué, y presidente de Caja Madrid -luego Bankia- (2010-2012), entidad que en su época y la de su antecesor, Miguel Blesa, cometió todo tipo de tropelías y nos ha acabado costando a los españoles más de 23.000 millones de euros. No parece que Rato tenga, precisamente, muchas papeletas para ser presidente del Gobierno.

No nos olvidemos de Leonor Alazraki, quien nunca ha demostrado tener más poder que el de embaucar a incautos. La que, durante años, fue vidente de cabecera de Iñaki Gabilondo en Hoy por hoy predijo en 2004 a Rato éxitos económicos y que llegaría a La Moncloa. Y ahí está, muerto políticamente. Sí, vale, al ver las cartas de la tirada, la bruja también destacó que la Justicia estaba “a su lado”, pero se refería a que estaba de parte del político popular, no pidiéndole cuentas. Rato vuelve ahora a las portadas de todos los periódicos, como poco antes de la última debacle electoral del PP que Alazraki tampoco intuyó. Aunque no sean supersticiosos en el partido de Rajoy, yo que ellos estaría muy, muy preocupado.