El termómetro supersticioso de Pamplona: no marca 13 grados, sino 12 + 1

El termómetro de Pamplona que marca 12 +1 grados, en vez de 13.Para un termómetro público de Pamplona no existen los 13º C. Cuando la temperatura es ésa, indica que hace 12 + 1. Pude comprobarlo el viernes a las 22.52 horas en el cruce de las avenidas de Navarra y San Jorge. Iba en el coche y, para cuando me di cuenta de que el 12 + 1 se refería a la temperatura, apenas tuve tiempo de coger el móvil y sacar la foto. De ahí que sea tan mala. Segundos después, mi acompañante consultó cuál era la temperatura que hacía en esos momentos en la capital navarra: 13º C.

Ayer me puse en contacto con la Corporación Europea de Mobiliario Urbano (CEMUSA), la empresa que explota los termómetros-reloj de Pamplona. Quien me atendió se sorprendió tanto como yo. No se lo podía creer y se comprometió a consultar a los técnicos. Hoy me ha dicho que es “un problema de CPU; ésa es la explicación”, y que un técnico va a arreglar el termómetro supersticioso. “Suena muy raro. Eso es que han programado el termómetro así. ¿Quién lo ha hecho? Igual un cachondo o… Tiene que haber sido intencionado. Si tu termómetro digital de casa se avería, no te pone 12 + 1. Ahí hay inteligencia humana detrás”, me ha dicho entre risas un compañero informático del Círculo Escéptico que no ha visto la foto.

Foto que demuestra el fallo del termómetro pamplonés. Foto: Juan López.Tras publicar lo anterior, me ha escrito Juan López, un escéptico pamplonés que ha explicado el misterio y me ha sacado de mi error. “Llevo varias semanas observando que el termómetro que hay en el cruce entre las avenidas de Navarra y de San Jorge muestra un error al visualizar los datos en la pantalla: la mitad izquierda de la pantalla funciona bien, pero en la mitad derecha se vuelve a mostrar lo que aparece en la parte izquierda. Como prueba, adjunto una fotografía que he tomado a las 15.06 horas (temperatura 24º C). Como ves, no tiene nada que ver con el número 13”. Posiblemente, si le hubiera mandado mi foto a mi amigo informático, también hubiera dado él con el fallo o yo mismo si no hubiera estado tan segado a ver triscaidecafobia donde no la hay. El termómetro supersticioso sólo estaba en mi cabeza. Mea culpa.