Las pirámides se construyeron para almacenar grano, dice un candidato republicano a la Casa Blanca

Ben carson. Foto: Gage Skidmore.Ben Carson, neurocirujano jubilado y candidato republicano a la Casa Blanca, cree que las pirámides de Egipto las construyó el patriarca bíblico José, hijo de Jacob, como almacenes de grano. Lo dijo en 1998 en una conferencia en una conferencia en la Universidad Andrews, adscrita a los Adventistas del Séptimo Día, y se ha reafirmado ahora en eso y en que algunos arqueólogos sostienen que las pirámides se levantaron con la ayuda de extraterrestres.

La charla de Carson en la Universidad Andrews ha vuelto a ser actualidad después de que BuzzFeed rescató el miércoles el vídeo de la conferencia. “Mi teoría es que José construyó las pirámides para almacenar grano”, decía en 1998 el entonces médico en activo. José fue uno de los doce hijos de Jacob, según el Génesis, y un personaje legendario, según los historiadores. Carson añadió en su intervención  que “varios científicos han dicho: «Bueno, ya sabes que vinieron extraterrestres con en un conocimiento especial y así se hicieron». Pero no es necesario ningún extraterretre cuando Dios está contigo”. Tras la publicación del viejo vídeo, Carson se reafirmó en sus disparates en la CBS. “Todavía lo creo. Sí”, dijo.

¿Qué sentido tiene una construcción maciza para almacenar algo? Ninguno. ¿Qué pruebas históricas hay de que las pirámides las construyera José? Ninguna. ¿Qué pruebas hay de la existencia de José y de esclavos judios en Egipto? Ninguna. Lo que los arqueólogos saben, y hay que subrayar el saben, es que las pirámides se diseñaron como tumbas y que las levantaron los antiguos egipcios. No hay ningún historiador ni arqueólogo que sostenga que se hicieran con la ayuda de seres de otros mundos. Eso es lo que dicen vendedores de misterios como Erich von Däniken, Juan José Benítez y Giorgio Tsoukalos, por citar tres autoridades en piramidiotologia.

‘La Contra’, con los ‘piramidiotas’

Entrevista en 'La Vanguardia' al 'piramidiota' Miquel Pérez-Sánchez.Casi en coincidencia con la recuperación de las disparatadas ideas del candidato republicano adventista, La Contra de La Vanguardia volvió a hacer publicidad el sábado –por segunda vez en tres años– a Miguel Pérez-Sánchez, un arquitecto barcelonés que dice que la Gran Pirámide estuvo coronada por una esfera, que se levantó en conmemoración del primer milenio del Diluvio Universal, que es “una especie de enciclopedia del saber de su tiempo” y que la altura de la estructura fue, original e intencionadamente, una milmillonésima parte de la distancia entre la Tierra y el Sol, entre otars muchas tonterías. El egiptólogo José Miguel Parra, autor del libro Las pirámides: historia, mito y realidad (2001), considera que la tesis de Pérez-Sánchez “no tiene desperdicio en cuanto a la cantidad de tonterías y sinsentidos que contiene, casi ninguno de los cuales es original, por cierto”. “No da ni una. No hay nada de cierto en lo que dice Miquel Pérez-Sánchez”, coincide la también egiptóloga Mara Castillo Mallén.

El arquitecto catalán ha reunido su colección de absurdos, equiparables a los de Carson, en su obra La Gran Pirámide, clau secreta del passat, por la que, presentada como tesis, obtuvo en 2012 un doctorado cum laude por la Universidad de Politécnica de Cataluña (UPC). La web en la que Pérez-Sánchez vende en español y troceada en diez volúmenes su tesis está subvencionada por el Ministerio de Cultura. En abril, la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y el Ateneo de esa ciudad apadrinaron la presentación de la obra en la capital de España y, en mayo, el pseudohistoriador hizo lo propio en Sevilla en la Casa de la Ciencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). ¿Caben mayores insultos a la ciencia, a la cultura?