‘El archivo del misterio’: la Atlántida

La Atlántida ha estado de moda desde que a finales del siglo XIX el congresista estadounidense Ignatius Donnelly propuso, en Atlantis: the antediluvian world (Atlántida: el mundo antediluviano, 1883), que los refugiados del continente perdido fueron los padres de la civilización a ambos lados del Atlántico. La idea, apoyada en la existencia de pirámides en Egipto y Mesoamérica, prendió y se ha transmitido desde entonces de generación en generación.

La historia de la Atlántida, a la que dedicamos la sexta entrega de El archivo del misterio de Órbita Laika (La 2), la contó por primera por el filósofo griego Platón (429-347 antes de Cristo) en dos de sus diálogos, Timeo y Critias. Según ella, hace 11.000 años, un gran imperio, situado más allá del Estrecho de Gibraltar y bendecido por los dioses, se corrompió e intentó conquistar el Mediterráneo. Derrotaron a casi todos los pueblos ribereños cuando un puñado de griegos les venció y, como castigo a la soberbia de los atlantes, Zeus hundió su isla continente en el mar de la noche a la mañana. Originalmente localizada por Platón en el Atlántico, la Atlántida se ha ubicado posteriormente en la Antártida, Groenlandia, los Andes, Doñana, las islas Canarias, el mar Egeo… y casi no hay año en el que no se monte una expedición en su búsqueda.

Hipotética recreación de la Atlántida. Autora: Leire Fernández.El mito atlante es tan potente que ha sobrevivido más de 2.300 años sin necesidad de un iglesia y un clero. Hoy sabemos que hace 11.000 años -cuando el filósofo griego sitúa la acción- no existía Atenas ni había ningún imperio. Ninguno. Además, no hay ningún mecanismo geológico que haga factible la desaparición de un continente en unas horas y los continentes actuales son los que había entonces, sin que haya en la geología terrestre un hueco para uno más misteriosamente desaparecido. No hubo ninguna Atlántida fuera de la mente de Platón, quien posiblemente se inspiró en el mundo que le rodeaba -la estructura anillada de los núcleos urbanos de Tartessos, las Guerras Médicas, el hundimiento de la ciudad Helike…- para la historia con fines moralizares en la que los atenienses, sus paisanos, salvan a la Humanidad.

La pervivencia del mito atlante es tal que está en el origen de uno de los grandes fenómenos de la cultura pop contemporánea. Hace mucho, mucho tiempo… en un sitio muy, muy lejano, un malvado imperio intentó someter a todos los humanos, pero cayó derrotado por un puñado de hombres libres. Sí, lo ha adivinado, como apunta el arqueólogo Ken Feder, de la Universidad Central del Estado de Connecticut, la historia de la Atlántida es la de La guerra de las galaxias.