‘El peligro de creer’ ya está en las librerías

Portada de 'El peligro de creer', de Luis Alfonso Gámez.Después de casi dos años de trabajo, hoy sale a la venta El peligro de creer, publicado por Léeme Libros y prologado por Jose A. Pérez Ledo. Son más de 200 páginas en las que expongo cómo los médiums, médicos alternativos y otros nos engañan, nos sacan el dinero y juegan contra nuestros sentimientos y salud. Hay médiums, parapsicólogos, zahorís, grafólogos, homeópatas, videntes, telepredicadores, quiroprácticos… y muchas víctimas de sus desmanes. Y también aparecen en escena grandes magos y hombres de ciencia.

El peligro de creer está lleno de vueltas y revueltas, de saltos temporales, de conexiones que a primera vista pueden parecer extrañas, pero luego no lo son tanto. Hay en él muchas pequeñas grandes historias no porque las cuente yo, sino porque estaban ahí esperándome. También hay episodios de sobra conocidos, como el del origen del espiritismo moderno. Todos los interesados en estos temas hemos oído hablar alguna vez del caso de las hermanas Fox y, sin embargo, en cuanto profundizas en lo publicado, afloran contradicciones y vacíos. Fue el capítulo que más quebraderos de cabeza me produjo porque, para documentarme como creía que debía, tuve que consultar obras de las propias fundadoras del movimiento espiritista, de sus familiares y de sus primeros seguidores para intentar ofrecer un relato lo más fiel posible a los hechos. Por si alguien quiere profundizar en todo lo que cuento de éste y otros casos, el libro incluye numerosas referencias bibliográficas, con la dirección de la versión digital de la fuente si se da el caso.

No ha sido fácil escribir El peligro de creer. Me puse a ello sólo con una idea de cuál tenía que ser el punto de partida y cuál iba a ser el destino, y decidí dejar que el propio texto me indicara qué desviación tomar en cada momento. Gracias a eso, escribirlo ha sido un viaje apasionante en el que he aprendido mucho, leído sobre asuntos y personajes que nunca me habían interesado y han resultado apasionantes, y enriquecido mi biblioteca, aunque también ha supuesto un gran desgaste. Por fortuna, quedan lejos las noches y los fines de semana obsesionado con la búsqueda de un dato o cómo insertar una historia en el relato sin que chirriara, pero cercano el momento en que puse el punto final y sentí que había llegado a la meta. Luego vino la incertidumbre. ¿Lo que había escrito merecía la pena?

Mandé fragmentos y el original entero a un reducido número de personas cuyo juicio y sinceridad aprecio. Quería saber si el libro era interesante, y que me dijeran si algo les sonaba mal y si echaban en falta alguna cosa. Sus aportaciones, las de quienes me ayudaron en la búsqueda de material y las posteriores de José Antonio Menor, mi editor, han mejorado el original considerablemente. Y la ilustración de cubierta de Marta Bellvehí ha sido la guinda. Ahora, ustedes tienen la palabra. Además de en su librería habitual, pueden conseguir El peligro de creer en Léeme Libros, con los gastos de envío gratis para España, y en Amazon. Si lo hacen, espero que les guste tanto como yo he disfrutado escribiéndolo.

Para que vayan abriendo boca, pueden echar un ojo al dossier de prensa.

Luis Alfonso Gámez (2015): El peligro de creer. Prologado por Jose A. Pérez Ledo. Léeme Libros. Madrid. 224 páginas.