‘Nature’ alerta del regreso de los dragones y se convoca en Chequia un curso de piloto de ‘chemtrails’

El 1 de abril siempre da juego. La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) ha anunciado hoy que experimentos hechos en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC)  “han confirmado la existencia de La Fuerza”. La explicación que da uno de sus expertos, Ben Kenobi, de la Universidad de Mos Eisley (Tatooine), es la siguiente: “La Fuerza es lo que da a un físico de partículas sus poderes. Es un campo de energía creado por todas las cosas vivas. Nos rodea y nos penetra, mantiene unida la galaxia”. Por si alguien tiene dudas, en la web del organismo europeo, pueden verse imágenes del bibliotecario Tullio Basaglia y el físico teórico Valerio Rossetti demostrando sus poderes.

Anuncio del curso de operador de 'chemtrails' publicado en la web del CATC con motivo del 1 de abril.Los conspiranoicos están de enhorabuena. El Centro Checo de Adiestramiento para la Aviación (CATC) ha anunciado la celebración de un Curso de Operador de Chemtrails, financiado por el Nuevo Orden Mundial y para el que sólo se exige haber superado la Educación Secundaria. Dirigido a quien “le guste manipular a la gente y el clima”, incluye en su apartado teórico la preparación para hacer frente al interés del público y para mantener secretos, y en el práctico 30 horas de difusión de sustancias químicas en el simulador y otras 200 en el mundo real bajo supervisión. El curso es gratis, el empleo está garantizado y el nuevo piloto tendrá la oportunidad de “trabajar en un entorno multicultural (extraterrestres, klingons, etc.)”, además de que disfrutará de “frecuentes viajes de negocios a través de la Puerta Estelar“.

Por su parte, la revista Nature advierte en un artículo de la vuelta de los dragones. Andrew J. Hamilton, de la Universidad de Melbourne, Robert M. May, de la de Oxford, y Edward K. Waters, de la de Notre Dame Australia, aseguran que las pruebas demuestran que “los dragones ya no pueden ser tratados como criaturas de leyenda y fantasía, y que los efectos antropogénicos sobre el clima mundial allanan, inadvertidamente, el camino para el resurgimiento de estas bestias”. Según estos investigadores, hubo un tiempo en que “la Humanidad en su conjunto era plenamente consciente de la existencia de dragones y todos los demás seres mágicos”, y los echadores de fuego presentes en todas las culturas -achacan sus pequeñas diferencias a la especiación- volverán a levantar el vuelo en cuanto la Tierra se caliente lo suficiente.

Por favor, que alguien avise a Enrique de Vicente de que tanto el hallazgo del CERN como el curso de piloto de chemtrails y el artículo de Nature sobre los dragones son inocentadas propias de la fecha. No sean malos, que luego va diciendo por ahí que Bill Gates, George Soros y el Ejército de Estados Unidos están detrás de la epidemia de ébola, que el accidente de tren de Santiago de Compostela del 24 de julio de 2013, en el que murieron 79 personas, lo causó “el incremento de la radiación cósmica que llega a la Tierra” y que “la Tierra podrá participar en uno o dos siglos en la confederación cósmica”. Tengan en cuenta que el 1 de abril de 1848, dos niñas estadounidenses gastaron una broma a su crédula madre y nació el espiritismo moderno.