La Junta y los oncólogos andaluces premian a practicantes de reiki, flores de Bach y homeopatía contra el cáncer

Proyecto Mariposa.

La Junta de Andalucía y la Sociedad Andaluza de Cancerología (SAC) han premiado a una asociación, Proyecto Mariposa, que fomenta el uso del reiki, las flores de Bach, la acupuntura, la osteopatía, la homeopatía, la hidroterapia de colon, la biodanza, la terapia sacrocraneal y otras pseudoterapias en el tratamiento de esa enfermedad. El Gobierno de Susana Díaz y los oncólogos  la región consideran que la entidad impulsa iniciativas que contribuyen “a una mejor difusión, comunicación y conocimiento de la enfermedad por parte de pacientes, familiares de personas afectadas por cáncer y población general”, y por eso la han galardonado en la primera edición de unos premios que reconocen “iniciativas, tanto individuales como colectivas, en el marco de la comunicación que fomenten acciones positivas en la prevención, detección y afrontamiento del cáncer en Andalucía”.

Proyecto Mariposa se define como “un grupo multidisciplinario de profesionales de la salud” que parten del “convencimiento de que, para poder lograr la curación del cáncer, se necesita realizar un tratamiento integral del cuerpo y la mente” mediante prácticas como las citadas. Dicen que en el pasado contaron con el apoyo económico de La Caixa y que ahora les respalda la Junta de Andalucía. Están abiertos “a todas las personas que ven en el cáncer una oportunidad de cambio en sus vidas. Nuestros pilares básicos de actuación son terapias médicas, nutrición, medicina naturista, acupuntura, homeopatía, flores de Bach, intervenciones cuerpo-mente, relajación, meditación, visualizaciones, autocuración, grupos de autoapoyo, manipulaciones corporales (quiromasaje, osteopatía, shiatsu), terapias energéticas (Qi-gong, bioenergética) y cuidados corporales (estética y peluquería)”. Y su web acoge todo tipo de bobadas pseudocientíficas, incluidas la bioenergética y la geopatía,

Nadie duda de que el buen ambiente y trato psicológico son beneficiosos para cualquier enfermo, incluidos los oncológicos. Eso es una cosa y otra, que las instituciones y organizaciones científicas hagan creer a los ciudadanos que pseudomedicinas como las citadas resultan efectivas en sí mismas. El reiki, la homeopatía y las otras terapias que fomenta Proyecto Mariposa son tan poderosas en la lucha contra el cáncer como la oración al dios que sea. Es una irresponsabilidad y una frivolidad por parte de los gobernantes y los médicos alimentar la idea de que unos pases mágicos -eso es el reiki- y el agua con azúcar pueden tener algún efecto terapéutico contra el cáncer. Ni siquiera complementario. Los responsables politicos que han abierto las puertas de la sanidad pública a estas pseudoterapias -como pasa en muchas comunidades autónomas, no sólo en Andalucía- malgastan recursos económicos y humanos en la formacion de personal sanitario en prácticas curanderiles, y los colegios médicos y de enfermería son cómplices con su silencio, y a veces apoyo expreso, de que se engañe a los pacientes de cáncer hablándoles de energías magicas y otras paparruchas.

Los premios de la Junta de Andalucía y la SAC se entregaron en Sevilla el 3 de febrero, víspera del Día Mundial del Cáncer, en el marco del II Encuentro del Foro de Pacientes con Cáncer. Además de enfermos y de ONG, en el jurado que ha otorgado el galardón a Proyecto Mariposa estaban representados la SAC, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, y el Plan Integral de Oncología de Andalucía, lo que demuestra hasta qué punto se ha infiltrado el pensamiento mágico en la sanidad y el gobierno de esa región.