‘Saber vivir’ y la pseudociencia: el problema son los expertos

Mariló Montero, con un limón en su programa.TVE acaba de mandar un comunicado en el que la dirección de Saber vivir, espacio del programa La mañana de La 1, admite que erró al recomendar Mariló Montero el olor del limón como medio para la prevención del cáncer. “Saber vivir no puede ni debe aconsejar la práctica de la aromaterapia como vía para la prevención del cáncer, ni de cualquier otra técnica o terapia que no esté avalada por las organizaciones médicas del ámbito de la oncología en nuestro país”, dice la nota, emitida a raíz de que la Organización Médica Colegial (OMC) pidió hace unos días a TVE que conmine a Montero a “que se abstenga en lo sucesivo de hacer afirmaciones banales en asuntos relacionados con la salud”.

Los responsables de TVE aseguran que “todos los consejos o recomendaciones de carácter médico o sanitario son prescritos siempre por los médicos del programa, tanto los que participan en directo en el plató como los que intervienen grabados en vídeo” y que “todos los médicos participantes están debidamente titulados y con acreditada experiencia clínica. Cuando corresponde, por la naturaleza del contenido, los mensajes sanitarios son complementados por otros profesionales también titulados como farmacéuticos, fisioterapeutas, dietistas o psicólogos clínicos, entre otros especialistas”. Tras ello, dicen que la noticia “sobre el aroma de cítrico y su posible efecto en células tumorales de laboratorio” estaba “basada en un estudio desarrollado y publicado por la Universidad del Ruhr (Alemania)”, e intentan justificar su falta de rigor. “Su titular periodístico [el de las noticias de salud] puede resultar más o menos llamativo, pero es nuestro deber profesional abordarla con rigor y permitir que sean los médicos quienes ofrezcan el correspondiente consejo o recomendación en el ámbito de la educación sanitaria. Es literalmente la función que tienen y cumplen los médicos de Saber vivir desde la primera emisión de este espacio de salud”, que, recuerdan, lleva diecinueve temporadas en antena.

Muy bonito, pero no va a servir para nada porque el problema son los expertos de cabecera de La mañana de La 1, entre quienes hay farmacéuticos homeópatas -un oxímoron en toda regla- como Pilar León y, por lo visto, médicos simpatizantes de tonterías varias. Porque el episodio del olor de limón y el cáncer no es un episodio aislado en Saber vivir, un espacio en el cual se suele recomendar al público que recurra a la homeopatía, la acupuntura, la osteopatía y otras prácticas de efectividad nunca demostrada. Así, por ejemplo, el 2 de enero Gualberto Díaz, homeópata y director medico de Laboratorios Boiron, y León promocionaron en la homeopatía contra los catarros y la gripe. ¿Díaz está titulado? Seguramente, sí. ¿León? También. No dudo de que lo estén todos los asesores médicos de Saber vivir, pero es que la titulación, en contra de lo que mantienen los responsables del programa, no garantiza nada.

La idoneidad de un experto no depende de su título académico. Se puede ser matemático y geocentrista; historiador y dar credito a los relatos de astronautas en el Antigüedad; físico y espiritista; periodista científico y tragarse las trolas de los llamados periodistas del misterio; farmacéutico, como Pilar León, y vender que la homeopatía funciona. Si uno tiene buenos asesores, podrá hacer un buen trabajo. Si los tiene malos, como es el caso de La mañana, hará siempre un mal trabajo.

Comunicado de TVE

En Saber vivir, uno de los espacios de salud de Televisión Española, todos los consejos o recomendaciones de carácter médico o sanitario son prescritos siempre por los médicos del programa, tanto los que participan en directo en el plató como los que intervienen grabados en vídeo.

Todos los médicos participantes están debidamente titulados y con acreditada experiencia clínica. Cuando corresponde, por la naturaleza del contenido, los mensajes sanitarios son complementados por otros profesionales también titulados como farmacéuticos, fisioterapeutas, dietistas o psicólogos clínicos, entre otros especialistas.

Los consejos o recomendaciones relativos al cáncer obedecen al mismo criterio que todas las demás enfermedades. Son los médicos quienes ofrecen cualquier tipo de consejo o recomendación para la prevención y el tratamiento del cáncer, de acuerdo con lo científicamente establecido por las principales organizaciones y sociedades médicas en el ámbito de la oncología.

En ese sentido, Saber vivir no puede ni debe aconsejar la práctica de la aromaterapia como vía para la prevención del cáncer, ni de cualquier otra técnica o terapia que no esté avalada por las organizaciones médicas del ámbito de la oncología en nuestro país.

Se hace necesario aclarar este hecho tras la difusión en Saber vivir de una noticia sobre el aroma de cítrico y su posible efecto en células tumorales de laboratorio, basada en un estudio desarrollado y publicado por la Universidad del Ruhr (Alemania).

En sus diecinueve temporadas en antena, Saber vivir, que se emite dentro de La mañana, ha difundido más de 8.000 noticias de salud. La mayoría de ellas proceden (como es el caso) de investigaciones, proyectos o ensayos realizados por universidades, instituciones o sociedades científicas. Su titular periodístico puede resultar más o menos llamativo, pero es nuestro deber profesional abordarla con rigor y permitir que sean los médicos quienes ofrezcan el correspondiente consejo o recomendación en el ámbito de la educación sanitaria. Es literalmente la función que tienen y cumplen los médicos de Saber vivir desde la primera emisión de este espacio de salud.

Saber vivir agradece el especial interés social e institucional que recientemente ha despertado su labor informativa. Es una llamada de atención que nos recuerda la necesidad de informar siempre con el mayor rigor posible. Así se ha venido haciendo en las 4.000 emisiones en antena que va a cumplir el espacio. Y como prueba de su cumplimiento, Saber vivir ha sido reconocido hasta la fecha con más de 60 premios otorgados por las más importantes instituciones médicas y científicas de España.

Saber vivir agradece la confianza depositada por la sociedad en este espacio de RTVE, y reitera una vez más su firme voluntad de continuar empleando el medio televisivo para la noble misión de informar y formar a la población en un estilo de vida más saludable, y poniendo a disposición de los médicos este canal de comunicación para que puedan seguir difundiendo sus mejores logros profesionales en beneficio de todos los ciudadanos.