Cerrado por abducción

Cerrado por abducción.

Después de diez años y medio, necesito tomarme un descanso mental y recuperar fuerzas para ver, entre otras cosas, si soy capaz de sacar adelante otros proyectos. Seguiré escribiendo sobre pensamiento crítico y pseudociencia, pero -a no ser que cambie mucho la situación en unos días, cosa improbable- no aquí ni con la periodicidad habitual en los últimos años.  Ha sido una decisión difícil, a la que he estado dando vueltas desde hace meses. Puede que este blog resucite en unas semanas o meses; puede que no. Muchas gracias por su atención y tengan cuidado ahí fuera. Les echaré de menos.