Es una roca, responde la NASA a una demanda por ocultar la existencia de un organismo vivo en Marte

Una roca es una roca. Es lo que ha venido a responder la NASA a la demanda judicial interpuesta la semana pasada por Rhawn Joseph contra ella por ocultar pruebas de vida en Marte. Partidario de la panspermia y autor de un libro, Astrobiology: the origins of life and the death of darwinism (2011), en el que sostiene que “la evolución de la vida estaba genéticamente predeterminada y precodificada”, el demandante, que de formación es neuropsicólogo, ha hecho todas sus contribuciones astrobiológicas en la página web del Journal of Cosmology, que se presenta como una revista seria, pero es una especie de Más Allá de científicos chiflados. Se trata del mismo sitio en el cual, en septiembre, un grupo de investigadores británicos publicó el descubrimiento de microbios alienígenas en la atmósfera terrestre, un hallazgo del que nunca más se ha sabido, ni se sabrá.

La piedra con forma de donut, visible en la foto de la derecha, no aparecía doce días antes en imágenes del lugar. Fotos: NASA.Joseph demandó a la NASA en un tribunal californiano el lunes de la semana pasada porque, en su opinión, la piedra que fotografió Opportunity al borde del cráter Endeavour el 8 de enero, y que no estaba allí el 26 de diciembre, es un ser vivo. Steve Squyres, científico jefe de la misión, y su equipo manejan dos posibles hipótesis para la roca misteriosa: que saliera por los aires hasta el lugar por el impacto de un meteorito o que una de las ruedas del todoterreno la pisara y saliera despedida. El demandante considera que “la explicación de la NASA es extravagante, absurda, ignorante y poco más que pensamiento mágico. Una roca o un meteoro no crece en tamaño. Una roca es incapaz de moverse por su propia voluntad”.

Según el astrobiólogo aficionado, lo que se ve en la foto tomada el 8 de enero es un ser vivo. Asegura  que “reconoció de inmediato la estructura en forma de cuenco” como algo parecido a un hongo, “un organismo compuesto que consiste en colonias de líquenes y cianobacterias, y que en la Tierra se conoce como Apothecium“. Y reclama a la agencia que lo fotografíe al detalle. “La negativa a sacar fotos cercanas desde varios ángulos, la negativa a tomar imágenes microsópicas de la muestra, la negativa a hacer públicas fotos en alta resolución, es algo inexplicable, imprudentemente negligente y extraño. Cualquier adulto inteligente, adolescente , niño, chimpancé, mono, perro e incluso roedor con un mínimo de curiosidad se acercaría, investigaría y examinaría de cerca una estructura en forma de cuenco que aparece a pocos metros delante de él cuando doce días antes no estaba ahí. Pero no la NASA y su equipo del todoterreno, que se han negado a tomar hasta un primer plano “.

Isla Pináculo, del tamaño de un puño y la apariencia de un donut relleno, intriga a los científicos, además de por su origen, por su composición. “Es muy rica en azufre y en magnesio, y tiene el doble de manganeso que cualquier otra piedra que hayamos analizado en Marte. No sabemos lo que todo esto significa. Estamos completamente confundidos, y todo el mundo en el equipo está discutiendo y peleando sobre ello. ¡Estamos pasándolo de maravilla!”, dijo Squyres hace dos semanas. De lo que no tienen dudas los investigadores es de que es una piedra, como ha dejado claro Bob Jacobs, portavoz de la NASA, en una breve declaración hecha a la revista Popular Science:

“Se trata de un asunto legal en curso y estamos limitados en lo que podemos discutir sobre él. Sin embargo, la NASA ha estado compartiendo públicamente la investigación en curso sobre la roca llamada Isla Pináculo desde que publicó las imágenes del todoterreno de exploración de Marte Opportunity a principios de este mes [se refiere a enero]. La roca, que la NASA está estudiando para entender mejor su composición química, fue también objeto de amplia discusión durante una conferencia de prensa en televisión de la NASA el 22 de enero. Como hacemos con todas nuestras misiones de investigación científica, la NASA continuará discutiendo los nuevos datos respecto a la roca, y otras imágenes e información según vaya disponiendo de nuevos datos”.

La piedra es una piedra. Excepto para Rhawn Joseph y, posiblemente, Enrique de Vicente.