Famosa vidente estadounidense muere once años antes de lo que ella había predicho

Anuncio del crucero por el Caribe con Sylvia Browne al que la vidente ya no acudirá.La vida Sylvia Browne fue una sucesión de predicciones erróneas. La última vez que quedaron en evidencia sus inexistentes poderes fue ayer, cuando murió en un hospital de San José, California (Estados Unidos). Tenía 77 años y ella había predicho en 2003,  en una entrevista en televisión con Larry King,  que iba a vivir hasta los 88. De hecho, iba a ser la anfitriona de un crucero psíquico por el Caribe en marzo de 2014. “Me encanta ir de crucero con mis fans porque el tiempo que pasamos juntos es aún más íntimo y exclusivo que en mis actuaciones teatrales”, decía en la página web del viaje. Un fallo más en una larga y provechosa carrera dedicada a engañar a los más ingenuos, a veces con fatales consecuencias.

En 2004, Browne anunció en un programa de la televisión que Amanda Berry, una de las jóvenes rescatadas sanas y salvas en mayo pasado  en Ohio después de diez años de cautiverio, había muerto. “No está viva, cariño”, le soltó a Louwana Miller, madre de la entonces niña desaparecida, en The Montel Williams Show, programa de la CBS del cual la adivina era colaboradora. La abatida madre falleció en 2006 a causa de un fallo cardiaco y, según MSN News, su familia dijo entonces que la revelación de la vidente había hecho que muriera con “el corazón roto”.

La fallecida médium alardeaba de acertar “entre el 87% y el 90%” de las veces. Sin embargo, Ryan Shaffer y Agatha Jadwiszczok se tomaron en 2010 la molestia de revisar 115 casos criminales sobre los que Browne había hecho predicciones y descubrieron que no había acertado ni una. Las pruebas en contra de la afirmación de la adivina de que ayudaba a la Policía y a familiares de las víctimas resultaban tan “devastadoras” que los autores no podían entender “cómo alguien con un historial tan triste encabeza constantemente las listas de libros más vendidos”. A su éxito como escritora, Browne sumó una rentable carrera en la televisión -fue colaboradora en Larry King Live y The Montel Williams Show– y la radio, además de espectáculos teatrales similares a los de Anne Germain.

Creyente en la reencarnación y en que podía ver tanto vidas pasadas de sus clientes como el futuro, fue condenada en 1992 a un año de libertad vigilada y 200 horas de trabajo comunitario por fraude en inversiones. Anunció en su día que Brad Pitt y Jennifer Aniston tendrían un hijo, que Bill Clinton había sido calumniado en el caso Lewinsky y que Michael Jackson sería declarado culpable en un juicio por abuso sexual a un menor. Un error tras otro. Aceptó en 2001 el reto de La Fundación Educativa James Randi (JREF), que premia con un millón de dólares a quien demuestre tener poderes paranormales, pero nunca encontró tiempo para la prueba. El 16 de mayo de 2003,  Larry King le preguntó en la CNN: “¿Sabes cuándo vas a morir?”. “Sí, a los 88 años”, respondió ella. Se confundió por once años.