Los dragones existieron porque la Biblia habla de ellos, dice un creacionista

Los dragones no son seres mitológicos. Existieron. Es lo que sostiene Darek Isaacs, autor de Dragons or dinosaurs? Creation or evolution? (¿Dragones o dinosaurios? ¿Creación o evolución? 2010), libro que defiende que humanos y dinosaurios coexistieron, así como que la narración bíblica de la Creación es un relato histórico. “Todo lo que hacemos lo tenemos que medir por la palabra de Dios. Es lo que creo. Por lo tanto, tenemos que ir a la Biblia, y la Biblia habla de dragones”, ha dicho en una entrevista para el programa de televisión Creation Today (La Creación hoy), del ministerio fundamentalista del mismo nombre.

Isaacs es un creacionista de la Tierra joven -cree que nuestro planeta tiene unos 6.000 años- y preside Watchmen 33, una organización que considera que el libro sagrado del cristianismo es la fuente de todo conocimiento. Así que, como en el Antiguo y Nuevo Testamento se habla de dragones, estos seres existieron. Según él, Dios compara en el Libro del Apocalipsis a Satán con un dragón porque “los humanos de hace 2.000 años sabían lo peligrosos que eran los dragones”, sus “mayores enemigos”, y así iban a entender lo peligroso que es el Diablo.