Cienciología se disfraza de atea y racionalista para captar adeptos a través de MTV España

Cienciología ha optado por disfrazarse de atea y racionalista para captar adeptos. Un anuncio que se ve desde hace semanas en MTV España, y que se estrenó en Estados Unidos durante un descanso de la Super Bowl el 3 de febrero, presenta la secta creada por el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard como una alternativa “para los curiosos, para los que hacen preguntas, para los buscadores del conocimiento”. “Eres poderoso más allá de toda medida, y lo que te da energía no es la magia o el misticismo, sino el conocimiento”, sentencia el spot, dirigido a “los rebeldes, los artistas, los librepensadores y los innovadores”. El chirrido se produce al final, justo antes de revelarse que quien está detrás del anuncio es la Cienciología. “Porque, en el eterno debate de las respuestas, lo único que es verdad es lo que es verdad para ti”, se dice justo antes de que aparezca el logo de la secta.

Ese “lo que es verdad para ti” deja claro que todo lo dicho hasta ese momento -un mensaje que suscribiríamos la mayoría de los ateos, escépticos y librepensadores- es mentira, pero es posible que mucha gente no repare en ello. Lo que pretende el emisor no es que renuncies a “la magia o el misticismo” en general, sino a los de otros credos para creer en los suyos. Si no, el futuro adepto no podría abrazar uno de los principios fundamentales de la Cienciología, que, hace 75 millones de años, el dictador galáctico Xenu trajo a la Tierra a miles de millones de personas, las puso alrededor de volcanes, las exterminó con bombas de hidrógeno y las almas de aquellos muertos todavía crean el caos en el mundo actual.

Hay una versión atea pirata de este anuncio en la que la voz en off se ha alterado, concluye diciendo que, “en el eterno debate de las respuestas, lo único que es verdad es el poder de la lógica”, y se sobreimpresiona después: “Nosotros vamos un dios más allá. Ateísmo”. Ésta fue la primera que vi, a raíz de un mensaje de un usuario de Twitter entusiasmado con lo que creía una campaña de publicidad de los ateos estadounidenses. Me mosqueó el cambio de voz de la frase final y, buscando, buscando, di con el anuncio original de la secta de Hubbard. Ahora, en España, en sus pantallas gracias a la MTV. Incluyo aquí el original estadounidense subtitulado por mí.