Pat Robertson dice que los tornados matan a la gente porque no reza lo suficiente

Pat Robertson, durante un acto religioso en Louisiana en febrero de 2006. Foto: Paparazzo.Pat Robertson es imbécil. Definitivamente. Por eso, a la menor oportunidad, suelta una estupidez. Hace dos años, tuvo la desvergüenza de achacar el terremoto de Haití a que los habitantes del país habían firmado un pacto con el Diablo para independizarse de Francia. “Te serviremos si nos liberas de los franceses”, aseguraba el muy cretino que habían propuesto a Satanás. Y, según él, el Diablo expulsó a los franceses y ésa es la causa de todos los males que sufren los haitianos desde entonces. Ahora, ha culpado de sus desgracias a las víctimas de la ola de tornados que ha arrasado la zona central de Estados Unidos. “Dios no envía tornados para hacer daño a la gente. Los llamamos actos divinos, pero no lo son”. La devastación y los cerca de 40 muertos han sido causados, en su opinión, por la falta de fe. Según este telepredicador, todo podía haberse evitado ¡si la gente hubiera rezado! “Dios creó un mundo en el que ciertas corrientes interfieren e interactúan con otras. Si suficientes personas estuvieran rezando, Él intervendría. Usted podría orar. Y Jesús calmaría la tormenta”. ¿Se puede ser más tonto?