Los astrónomos de la Universidad de Alicante exigen al Rectorado que suspenda la jornada astrológica

Los astrónomos de la Universidad de Alicante, con quienes me puse en contacto al enterarme de que dicho centro va a acoger el sábado una jornada sobre astrología, acaban de publicar en su web el siguiente comunicado de rechazo a la celebración de este acto de promoción de lo que consideran, acertadamente, “una superchería destinada a explotar la ingenuidad de los incautos”.

La Universidad de Alicante acoge en sus espacios de la Sede Universitaria en la capital una jornada astrológica, promovida por una denominada Sociedad Española de Astrología (SEA)

Como profesores e investigadores de la Universidad de Alicante que desarrollamos nuestra labor en distintos campos de la Astronomía y la Astrofísica, nos resulta decepcionante e indignante que nuestra Universidad acoja en su seno unas actividades anticientíficas, que nada tienen que ver con la cultura o el arte, las ciencias o la tecnología. Hace muchos siglos que la astrología no se considera una ciencia, sino una superchería destinada a explotar la ingenuidad de los incautos. Los astrólogos no tienen más relación con el conocimiento y la Astronomía que los curanderos con la Medicina.

Nadie pone en duda el derecho de cada uno de expresar libremente sus supersticiones, creencias o aficiones, o el de de reunirse y discutir sobre ello. Pero no corresponde a una Universidad el albergar estos eventos. Es más, al hacerlo, daña sus propios intereses.

La comunidad de astrónomos de la Universidad de Alicante lleva adelante, desde hace más de una década, una actividad de divulgación científica seria, constante y gratuita, con el fin de hacer llegar a la sociedad los conocimientos científicos más actualizados en Astronomía. Dando espacio y voz a actividades que fomentan la ignorancia y la superstición y presentándolas en términos de igualdad con la labor divulgativa de sus propios profesores, la Universidad falta a sus principios estatutarios y crea en la sociedad una sensación de desconcierto, que deshace en gran parte el camino que algunos hemos intentado recorrer hacia la difusión del conocimiento.

Los astrónomos de la Universidad de Alicante rechazan decididamente este tipo de eventos y reclaman al Rectorado que cese de acogerlos, ahora y en el futuro. Si bien es admisible que se cometan errores o que existan confusiones, es precisamente en esos casos cuando la universidad debe dejar clara su posición, como institución generadora y difusora de conocimiento, desmarcándose públicamente de cualquier asociación con la pseudociencia.

En Alicante, a 30 de setiembre de 2010,

Adriano Campo Bagatin, profesor titular de Física Aplicada.
Carlos González Fernández, investigador en Astrofísica.
Ana González Galán, doctoranda en Astrofísica.
Amparo Marco Tobarra, profesora titular de Física Aplicada.
Silvia Martínez Núñez, investigadora en Astrofísica.
Juan Antonio Miralles Torres, catedrático de Astronomía y Astrofísica.
Ignacio Negueruela Díez, profesor titular de Astronomía y Astrofísica.
José Antonio Pons Botella, profesor titular de Astronomía y Astrofísica.
Marisol Riquelme Carbonell, doctoranda en Astrofísica.
Francesc Vilardell Sallés, investigador en Astrofísica.