Raelianas semidesnudas se manifestarán el domingo en EE UU por el derecho a ir en ‘topless’ por la calle

Decenas de adeptas de la secta raeliana se manifestarán el domingo semidesnudas en nueve ciudades estadounidenses para reclamar que las mujeres puedan ir en topless por la calle, algo que estos adoradores de los extraterrestres consideran un derecho constitucional equiparable al de voto. Precisamente, la protestase celebra desde hace cuatro años por estas fechas porque fue el 26 de agosto de 1920 cuando se aprobó en EE UU el derecho al sufragio femenino.La celebración del Día del Topless, como se conoce la movilización, es el acto central de la campaña raeliana Go Topless, que persigue que las mujeres tengan los mismos derechos que los hombres a la hora de ir desnudas de cintura para arriba. “Si los hombres pueden ir en topless, las mujeres deben tener el mismo derecho constitucional o los hombres también tienen que ser obligados a usar algo que oculte sus pechos”, ha sentenciado Raël, Claude Vorlhon antes de su revelación extraterrestre. “Obligaremos a los hombres a cubrirse legalmente si las mujeres no podemos ir desnudas”, dice la sacerdotisa raeliana Nadine Gary, directora de esta campaña y, en su momento, portavoz de Clonaid, la firma de clonación humana de la secta.

Al grito de “¡Libera tu pecho! ¡Libera tu mente!”, las raelianas llevan desde 2007 manifestándose por estas fechas en algunas ciudades, siempre rodeadas de numerosos fotógrafos y cámaras de televisión, que es lo que, al fin y al cabo, busca la secta. Ellas, desnudas de cintura para arriba con pezones de látex que cubren los auténticos para evitar que las arresten y las multen. Los hombres que las apoyan, con la parte superior de un bikini puesta. Todos los adeptos, defendiendo que no hay de que avergonzarse en el cuerpo humano porque éste fue creado por los dioses extraterrestres. “Ellos nos crearon científicamente a su imagen y semejanza mediante la ingeniería genética. ¿Cómo puede un cuerpo, una obra maestra, percibirse con vergüenza?”, dice Gary.

El Día del Topless es una protesta que, como todo lo que hace la secta de cara la público, lo único que persigue es publicidad gratuita, por mucho que los raelianos digan que van a presentar una petición al presidente Obama para que, si las mujeres tienen que llevar el pecho cubierto, los hombres también lo hagan. No duden de que nuestras televisiones, siempre tan atentas a noticias de interés humano, cubrirán el acto del domingo con detalladas imágenes.

Falsa clonación humana

Raël, junto a una maqueta del ovni que dice haber visitado en 1973.Claude Vorilhon nació en 1946 y fue periodista deportivo más hasta 1973, año en el que fue llamado por los alienígenas a tareas más elevadas. Raël, así se hace llamar desde entonces, se considera un emisario de los extraterrestres. Afirma que los humanos somos el producto de experimentos genéticos de seres de otros mundos y tiene entre sus principales objetivos la construcción de una embajada alienígena en la Tierra.

Los raelianos intentaron en 1995 conseguir permiso del Gobierno de Israel para construir la embajada extraterrestre en Jerusalén y, para evitar suspicacias, hasta lavaron la cara a su símbolo original, un estrella de David con una esvástica en su interior que podía herir sensibilidades. No obtuvieron las autorizaciones necesarias para la edificación de la primera legación de otro mundo y, cuando se anunció en 1997 el nacimiento de la oveja Dolly, fueron los primeros en decir que se habían embarcado en la carrera por la clonación humana.

El autoproclamado profeta heredero de Moisés y Mahoma creó entonces la compañía Clonaid y empezó a vender la clonación como la posibilidad de resucitar seres queridos al módico precio de 200.000 euros. La secta anunció en diciembre de 2002 el nacimiento de un bebé clonado, aunque hasta hoy nunca ha demostrado que fuera otra cosa que un intento de acaparar portadas. Tras la muerte de Michael Jackson, Raël dijo en agosto del año pasado que la secta disponía de material genético y de permiso del cantante para clonarlo. Los raelianos quieren abrir una Ovnilandia en Las Vegas y consideran que estamos viviendo la edad del Apocalipsis desde las explosiones atómicas de Hiroshima y Nagasaki.