Uno de los nuevos ángeles de una catedral holandesa recibe órdenes de Dios por el teléfono móvil

El ángel del móvil, en el centro, rodeado por sus rediseñados hermanos y hermanas. Foto: Ton Mooy.

Cuando acaben en la catedral de San Juan de Bolduque (Holanda) las obras de restauración que comenzaron en 1998, el templo católico tendrá entre sus esculturas un ángel hablando por teléfono móvil con Dios, según informa DutchNews.nl y me ha confirmado el creador de la figura, Ton Mooy. “Al principio, propusé que ella [es un ángel femenino] llevara motores a reacción y falda corta; pero eso dejaría a la vista sus piernas desnudas y los motores serían difíciles de ver desde abajo”, explica el artista. Aunque los responsables del templo rechazaron esa idea, aceptaron que la figura usara un móvil para hablar con Dios. “La idea es que los ángeles tienen tareas que hacer y reciben órdenes de arriba, así que ahora no tienen que volar de vuelta [al Cielo] para recibir nuevas órdenes, sino que usan el móvil”. La estatua se encuentra, en la actualidad, en el taller del Mooy, “de pie entre unos pocos de sus rediseñados hermanos y hermanas”, y su móvil no tiene nada más que un botón porque sólo sirve para conectar con Dios.

El ángel del móvil de la catedral católica de Bolduque. Foto: Ton Mooy.Al incoporar un elemento tan claramente ajeno a un templo construido entre los siglos XIII y XVI, el escultor holandés sigue una tradición según la cual los artistas que trabajan en una restauración como ésta incorporan a la obra original elementos de su época. Uno de ellos, por ejemplo, es el astronauta de la catedral nueva de Salamanca, mutilado en septiembre pasado y que, de vez en cuando, algún amante de lo paranormal atribuye a la visita de seres de otros mundos durante la construcción del edificio, entre los siglos XVI y XVIII, cuando en realidad data de 1992. Más difícil resultaría dar con una explicación extraterrestre al escudo del Athletic de Bilbao de la iglesia de Santa María la Mayor de Trujillo, esculpido en 1972 por el artesano Antonio Serván, seguidor de los leones de San Mamés.

La de ahora es la tercera restauración desde mediados del XIX de la catedral de San Juan de Bolduque, que comenzó a construirse en 1220. Visto lo ocurrido con el astronauta salmantino, puede que algún día un españolito vea el ángel del móvil de Bolduque en su emplazamiento definitivo y crea que esos dispositivos existían en la época en la que se levantaron las grandes catedrales europeas. La ESO es capaz de eso y de mucho más.