Estreno columna en español en la web del Comité para la Investigación Escéptica, antiguo CSICOP

Logotipo del Comité para la Investigación Escéptica (CSI).¡Paparruchas! es el nombre de la columna mensual que firmo a partir de hoy en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI). Jamás se me había pasado por la cabeza la posibilidad de publicar en español en el sitio de la organización más importante del mundo dedicada al análisis crítico de los llamados fenómenos paranormales y, cuando Barry Karr, director ejecutivo de la entidad, me lo propuso hace unas semanas, me sentí inmensamente halagado. No dude ni un segundo en aceptar. Considero un honor publicar en una web tan prestigiosa porque me ayudará a llegar a más gente y al CSI, al hacerlo en español, a extender su mensaje, que comparto desde que me supe de su existencia hace casi 30 años, entre la creciente comunidad hispanohablante de Estados Unidos.

Así como el tema de la primera colaboración lo tuve claro pronto, para el título de la columna me bloqueé y tuve que pedir ayuda a través de Twitter y Facebook. “Dándole vueltas a un nombre para una nueva columna dedicada al escepticismo y el pensamiento crítico. Se admiten, y agradecen, ideas”, escribí el 8 de octubre a las 16.54 horas. En minutos, tuve ante mí una veintena de posibles títulos entre los que elegir. A todos los que respondieron a mi llamada de socorro, muchas gracias. Elegí al final ¡Paparruchas!, idea del ingeniero de software Jaime Buelta, porque una paparrucha es, según el Diccionario de la Lengua Española, una “noticia falsa y desatinada de un suceso, esparcida entre el vulgo” o “una tontería, estupidez, cosa insustancial y desatinada”, acepciones que encajan perfectamente con el grueso de los temas de este blog, que son sobre los que girará la columna.

La primera entrega de ¡Paparruchas! se titula “Historia Sagrada”. Es una breve reflexión sobre los presuntos descubrimientos vinculados con hechos del Antiguo Testamento que tanto entusiasman a muchos periodistas y medios. Pueden leerla en la web del CSI y comentarla aquí.