La niña fantasma de Wem: un espectro de cortar y pegar

La foto del fantasma de Wem tomada por Tony O'Rahilly.

Una de las mejores fotos de fantasmas es la tomada durante el incendio del Ayuntamiento de Wem, en Shropshire (Reino Unido), el 19 de noviembre de 1995, según los expertos en lo paranormal. Se ve en ella a una niña asomada a una puerta del edificio en llamas. Un vecino, Tony O’Rahilly, hizo la foto desde la calle con una máquina equipada con un teleobjetivo de 200 milímetros y no vio nada extraño al disparar, sino que descubrió la silueta tras el revelado. El hombre mandó la imagen a la Asociación para el Estudio de los Fenómenos Extraños (ASSAP), que la mandó, junto con el negativo, a Vernon Harrison, ex presidente de la Real Sociedad Fotográfica, quien concluyó que “el negativo es un sencillo trabajo en blanco y no muestra signos de haber sido manipulado”. Harrison, escéptico, creía que la imagen podía deberse a una ilusión óptica. Años después, expertos del Museo Nacional de los Medios descubrieron en la cara de la niña unas líneas horizontales que no existen en el resto de la imagen y que apuntan a un trucaje.

La postal de Wem de 1922 de la que O'Rahilly recortó la silueta de la niña que presentó luego como un fantasma.Ahora, Brian Lear, un vecino de Shrewsbury, ha resuelto definitivamente el enigma gracias a una postal de una calle de Wem de 1922 en la que se ve a la niña del incendio de 1995, según informaba ayer el diario Shropshire Star. Basta echar una mitrada a ambas imágenes para comprobar que la expresión, el tocado y el vestido de la niña de carne y hueso de principios de siglo son idénticos a los del fantasma del incendio. O’Rahilly, que murió en 2005 y decía ser el autor de la imagen espectral, habría recortado de la postal la silueta de la niña, la habría pegado en una foto del incendio y luego habría fotografiado el conjunto. Habrá que ver cómo se toman la historia los expertos en lo paranormal, que identifican la figura de 1995 con Jane Churm, a la que se considera autora accidental a los 14 años del Gran Incendio de Wem, que el 3 de marzo de 1677 destruyó casi totalmente la localidad. ¿Dirán que la figura entre las llamas es el espectro de la niña de la postal?, ¿que lo que se ve en la imagen de 1922 no es una niña real, sino el fantasma de Jane Churm?…

El caso de la falsa niña fantasma de Wem recuerda al de las niñas fantasma del cementerio de Navalperal de Pinares (Ávila) que Iker Jiménez presentó en su web en mayo en 2005 en más que sospechosa coincidencia con la campaña de promoción de su primera novela, Camposanto. Decía entonces el periodista esotérico que, “después de un año de estudios minuciosos” por parte de expertos en fotografía, no había explicación al caso. Cuando poco después el periodista científico y fotógrafo Mauricio-José Schwarz, miembro del Círculo Escéptico, tuvo aceso al archivo digital de la imagen, le bastaron unos segundos para comprobar que éste había sido manipulado con un programa de tratamiento de imágenes. Shwarz y otros críticos concluyeron que la fot se había obtenido insertando en ella una de época de tres niñas y, cuando en marzo de 2006, se organizó una búsqueda a través de Internet para localizar de dónde se habían recortado las pequeñas, Jiménez dijo haber descubierto el fraude y anunció en su programa de la Cadena SER que había localizado la foto de la que se habían recortado las niñas. Una vez más, el director de Cuarto Milenio se veía obligado a admitir la falsedad de un misterio que había promovido en radio y televisión. Y es que es tan fácil fabricar fotos de fantasmas