La Academia de la Flota Estelar funciona ya en Hawai

El puente de mando de la 'Enterprise', en la primera película de 'Star trek' de J.J. Abrams.

El equivalente en el mundo real a la Academia de la Flota Estelar de Star Trek funciona ya en Hawai, según Michael Salla, fundador del Instituto de Exopolítica, entidad cuyo objetivo es concienciar al público de la presencia extraterrestre entre nosotros, preparar a la Humanidad para el contacto abierto con los visitantes de otros mundos y poner las bases de una relación pacífica con nuestros vecinos cósmicos. “La exopolítica se define como el estudio político de los actores e instituciones relacionados con la vida extraterrestre”, explica el experto, quien añade que este mes saldrán los primeros graduados de su academia de película, donde ya ha comenzado a impartirse un curso de Diplomacia Galáctica, a cargo de él mismo y del jurista sudafricano Manuel Lamiroy.

Salla era investigador en el Centro para la Paz Global de la Universidad Americana hasta que comenzó a dedicarse a la exopolítica, lo que provocó su salida del organismo. Será uno de los participantes en la Cumbre Europea de Exopolítica 2009, que se celebrará en Sitges el 25 y 26 de julio y donde se presentarán, según sus promotores, las pruebas de la presencia extraterrestre entre nosotros. Además del fundador del Instituto Exopolítica, intervendrán personajes como Steven Greer, quien decía en una reciente entrevista en El Periódicoque “hay civilizaciones extraterrestres que están queriendo tomar contacto con nosotros de forma pacífica, pero aún no ha habido nadie que haya contestado. Los extraterrestres nos llaman, pero nadie contesta. Es como si el teléfono hubiera estado sonando durante 60 años y no hubiera habido nadie capaz de descolgarlo”.

¿El fin de la infancia?

El diario catalán presentaba erróneamente a Greer como “uno de los máximos especialistas en ovnis”. Es, en realidad, el líder del conspiranoico Proyecto Revelación. En mayo de 2001, anunció en Washington que estábamos entonces ante “el fin de la infancia de la especie humana. Ha llegado la hora de que nos convirtamos en adultos maduros entre las civilizaciones cósmicas que están ahí fuera”. Ocho años después, tiene más seguidores que se creen sus cuentos de encubrimiento gubernamental, historias llenas de alienígenas cabezones destripados en salas de autopsias y platillos estrellados.

Otro de los participantes en el encuentro español será Stephen Bassett, presidente del Grupo de Investigación del Paradigma y del Comité de Acción Política sobre el Fenómeno Extraterrestre (X-PPAC), quien decía hace unos días que el Gobierno estadounidense tiene en su poder platillos volantes y que su tecnología podría liberarnos de la tiranía del petróleo y, al mismo tiempo, solucionar el problema del calentamiento global. Ya lo adelantaba Greer en El Periódico: “Los científicos que colaboran conmigo han llegado a la conclusión de que los ovnis no usan ni gasolina ni energía nuclear, exactamente de lo que hablaba Tesla cuando dijo que el Universo está rebosante de energía electromagnética”.

Todos estos expertos y más hablarán durante dos días en Sitges de lo que les preocupa en un encuentro al que la entrada cuesta entre 100 y 150 euros, y al que me gustaría asistir para levantar acta de lo que se diga. Promete ser memorable. Imagínense escuchar en directo a alguno de los profesores de la Academia de la Flota Estelar de Salla, hablando de cómo tenemos que relacionarnos con nuestros hermanos cósmicos ferengi, de los riesgos de un primer contacto con los borg, de las ventajas de la tecnología vulcana… Sólo de pensarlo…